Gao Zhisheng: El recientemente liberado abogado de DDHH presenta signos de tortura

Su esposa se pregunta por qué luce tan avejentado
 

(Noticias NTD)

La esposa del abogado de derechos humanos Gao Zhisheng rompió en llanto cuando vio una foto de él tomada esta semana en Beijing.

Gao fue secuestrado el 4 de febrero de 2009 por agentes de seguridad chinos y lo mantuvieron incomunicado hasta el 20 de enero de este año. El 7 de abril Associated Press (AP) informó que Gao había sido autorizado a regresar a su departamento en Beijing. Una foto de Gao acompañaba el informe de AP, la primera foto de Gao en libertad desde su última detención.

Geng He, la esposa de Gao, está viviendo en los Estados Unidos con sus dos hijos. En un diálogo con un periodista de New Tang Dynasty TV, Geng He contó que lloró mucho cuando vio por primera vez esa foto. Volvió a llorar mientras hablaba por teléfono con el periodista al describir la foto.

Según Geng He, en la foto parece como si Gao hubiera envejecido 20 años. Se refirió a la mirada de sus ojos, a su aspecto demacrado y a su cabello, que ahora es gris. Su aspecto le dio la impresión de que había envejecido de pronto. Ella se pregunta qué le habrán hecho durante este año pasado.

Según el informe de la AP, Gao decidió renunciar a criticar al régimen chino, y espera reunirse con su familia. La esposa de Gao y sus dos hijos huyeron de Beijing el 9 de enero de 2009, y después de cruzar a Tailandia emigraron a los Estados Unidos.

El rostro de Gao "deformado"
Según un informe de Radio Free Asia, el abogado de Beijing, Li Heping, visitó a Gao el 7 de abril. Li dijo que no había visto a Gao por uno o dos años.

Según Li, la cara de Gao presentaba cierta deformación. Li dijo que sintió que Gao debía haber experimentado un tremendo sufrimiento y Li supuso que había soportado tortura. De acuerdo con Li, cuando alguien pasa por condiciones muy duras, las expresiones faciales parecen distorsionarse.

La situación de Gao, según Li, no es algo que él pueda elegir. Gao le confió a Li que siempre y cuando no publicara artículos, tendría cierto grado de libertad.

Li dice que la situación de Gao se ve mejor que la última vez que Gao estuvo en Beijing. En aquel entonces, Gao estaba bajo arresto domiciliario, y se veían constantemente varios agentes de seguridad fuera e incluso dentro de su departamento. En este momento, Gao no tiene teléfono o conexión a Internet.

Li también contó que durante la reunión que mantuvieron, Gao tosía permanentemente. Gao le dijo que la tos empeoraba cuando intentaba ir a dormir. Él le dijo que visitó un médico por la persistente tos, pero que ésta no había mejorado.

También le dijo que a su regreso a Beijing estaba especialmente dolido por la ausencia de su familia y que no tiene planes por el momento de visitar los Estados Unidos y reunirse con ella. Es muy dudoso que el régimen le permita a Gao abandonar China a corto plazo.

Li también se enteró durante su charla con Gao que antes de regresar a Beijing, Gao fue a la provincia norteña de Shanxi a barrer tumbas. La norteña provincia de Shanxi es el lugar natal de Gao y barrer una tumba es una práctica tradicional china para honrar a los muertos.

Artículo original disponible en: http://www.lagranepoca.com/articles/2010/04/11/4466.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.