Canada: Un miembro de la Asamblea Legislativa condena la sustracción de órganos por el PCCh

Michael Prue, miembro de la Asamblea legislativa de Ontario en Canadá recientemente subrayó en una entrevista que la comunidad internacional no podía más tolerarle la política de sustracción forzada de órganos aún vivos por el partido comunista chino (PCCh) y que las cosas deben cambiar.

Michael Prue, miembro de la Asamblea Legislativa de Ontario

El Sr. Prue recuerda que tenía 15 años cuando oyó el primer trasplante de corazón en el mundo, lo que había encontrado verdaderamente extraordinario en la época.


No obstante anotó que "justo porque la ciencia permitió trasplantes de alguien que hubiera muerto o en vida no significa que todo el mundo debería ser autorizado a sustraer un órgano sobre una persona viva sin su consentimiento. ¡Es terrible, verdaderamente terrible! ".

Y agregó: "En Canadá animamos a la gente a donar sus órganos después de su muerte. No los tomamos sobre personas vivas y no los tomamos tampoco sobre presos condenados a muerte que son obligados a firmar un formulario para esto les guste o no. Ante todo, no ejecutamos a la gente para tomar sus órganos. Así que me parece despreciable si tal cosa ocurre realmente [en China]

El Sr. Prue declaró no tener ninguna confianza en las declaraciones del PCCh que aseguraban que no hay sustracción de órganos en China.

Sé que el gobierno chino continúa diciendo que esto no se efectúa. Pero soy muy escéptico en cuanto a esta declaración porque la autoridad principal que dijo que no tomaban órganos sobre presos condenados, dijo hoy poner fin a esta práctica ( en dos años). Así que primero negó y luego dijo que iba a parar, así que sé lo que pasa.

También subrayó el modo en el que la gente en Canadá ve el problema. Los canadienses basados en su experiencia y con arreglo a lo que leyeron piensan que la sustracción de órganos se efectúa en China.

Desde el 2006 El abogado de los derechos humanos David Matas y el antiguo secretario de " Estado (Asia Pacífico) de Canadá; David Kilgour investigó sobre el problema de la sustracción de órganos en China. El resultado de su encuesta los hizo creer que decenas de millares de practicantes del Falun Gong fueron víctimas de la sustracción forzada de órganos.

El régimen chino no puede eludir la cuestión de la sustracción de órganos
El Sr. Prue tomó nota de que, aunque el PCCh quiere ser visto de manera positiva en la comunidad internacional, todavía tiene mucho que hacer en el campo de los derechos humanos.

"China quiere ser reconocida por sus numerosos cumplimientos - pero no pueden ser reconocidos por todas las cosas maravillosas - no reconocidos, por todas las cosas que hacen y no son tan maravilloso como la extracción de órganos en personas vivas".

China debe determinar quiénes son y dónde quieren ir, por lo que la presión sobre ellos comienza a tener un efecto, porque el gobierno chino quiere ser capaz de ir a cualquier país del mundo y decir que respetan los derechos humanos.

"El gobierno chino dice que esto no se efectúa (las sustracciones de órganos) entonces deje entrar a los investigadores, dejen hablar a la gente común y a las familias de los que murieron en prisión y descubrir lo que pasó con sus seres queridos y si pudieron ver sus cuerpos después de la muerte".

Observó: "ofrezco mis propios órganos. Tengo un acuerdo que a mi muerte pueden tomar todo lo que quieren para ayudar a salvar la vida de alguien. ¡Pero no quiero que me los tomen antes de que haya muerto! Es el problema, es el problema que se pone aquí".

Y agregó: "Tomar los órganos [de los practicantes de Falun Gong] mientras aún están vivos y asesinados por sus órganos es horrible!".

"La esperanza de un cambio en China "
"Creo que los grandes cambios son posibles, y probablemente también en China. Esto es posible si el mundo hace presión. Y con el gobierno chino que quiere ser un actor principal en las situaciones de la vida, van a tener que permitir que la gente tenga la libertad, y ésta es una de las cosas que pondrán presión sobre ellos. No se puede menospreciar a la gente, ellos tienen derecho a la libertad".

Dijo que el desarrollo de una comunicación instantánea (vía correo electrónico, TV, teléfonos móviles, etc.), le había permitido a la gente "descubrir las cosas muy rápidamente", pues "va a ser cada vez más difícil para los gobiernos totalitarios de toda naturaleza de ponérselo a la gente por más tiempo. Pienso que es una buena cosa, una cosa muy buena".

El Sr. Prue habló sobre lo que ha sucedido recientemente con la Primavera Árabe. "La gente en todas partes fueron aplastados por los años de dictadura en todos los países árabes se han levantado en ira y volvió la democracia. Tal vez no sea lo más democrático, libre y abierto para nosotros [en Occidente], sino como un primer paso, cosas asombrosas han sucedido este año. Pienso que el mismo género de cosas asombrosas van a producirse en China, pronto. Cuando la libertad llegue a China esto será verdaderamente formidable.

"Creo que cuando la gente descubra que su gobierno ha hecho cosas malas será una oportunidad para que digan: ¡No! y a no permitir que eso vuelva a suceder
".

"Cuando la Unión Soviética se derrumbó, y cuando la gente descubrió lo que su gobierno hacía, esto fue un verdadero problema para el Partido comunista soviético".

El gobierno chino ha sido capaz de ignorar el tema de la sustracción de órganos en el pasado, pero ya no puede ignorar por más tiempo, porque el mundo es un lugar pequeño, y si quieren asistir a más conferencias mundiales y hacer cosas, entonces van a deber demostrar que respetan y protegen los derechos humanos, que respetan la democracia y la libertad. Y esto va a producirse. Esto va a llegar.

El Sr. Prue dijo que cuando él era joven, vio en la televisión "que había machetes resquebrajando el Muro de Berlín".

Fui allí en el verano siguiente, vi el muro de Berlín ... Me quedé en ambos lados miré y me puse a llorar porque no creía lo que veía, sé que nunca se va repetir. No me esperaba ver la primavera árabe y el apartheid acabarse en África del Sur. "Creo firmemente en la bondad de la gente china. Creo que un día, como he dicho, vamos a ver un resurgimiento de los derechos humanos en China y las elecciones libres, esas cosas".

Concluyó: "¡ciertamente, si un país como la India, qué tiene casi tanta población como China, puede tener elecciones libres y partidos y permitirle a la gente decir aquello en lo que piensan, entonces China puede hacerlo también!".

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.