Italia: Una reunión de practicantes de Falun Gong tuvo lugar en Rimini

El 29 y 30 de diciembre, los practicantes de Falun Gong italianos, celebraron una reunión nacional para estudiar el Fa y compartir experiencias en un hotel en la costa de Rimini. La anterior reunión fue en agosto en un lugar de las colinas toscanas; ésta era la segunda vez en un año que los practicantes se reunían a nivel nacional.


Cada jornada comenzaba con una práctica de grupo, aprovechando así la oportunidad de corregir algunas imperfecciones en los movimientos de los cinco ejercicios.

Entre los practicantes asistentes había también practicantes nuevos chinos e italianos. El estudio del FA estuvo dedicado a la lectura de Escrituras Esenciales para mayor avance I y II.

En el momento del intercambio de experiencias, los estudiantes nuevos, especialmente aquellos que no asistieron a la sesión anterior, compartieron cómo habían conocido Dafa y lo que esto había aportado a sus vidas. Cada historia era diferente y conmovedora; algunos practicantes lo conocieron porque se lo había aconsejado su médico; otros, tuvieron su primera práctica en un campo de olivo; otros, escucharon increíbles historias contadas por amigos o familiares. Aunque los motivos eran bien diferentes, todos coinciden en la importancia de cómo Dafa se instaló rápidamente en sus vidas y los cambios positivos que observaron tanto a nivel personal como familiar.

Un practicante en particular, compartió su experiencia familiar, haciendo hincapié en cómo la propaganda maléfica del partido comunista chino (PCCh) había echado raíces fuera de las fronteras de China. Algunos estudiantes chinos de la escuela donde enseñaba su esposa, cambiaron completamente su actitud e incluso se volvieron algo hostiles en el aprendizaje, después que supieron que su esposo practicaba Falun Dafa. Esto, inicialmente fue un choque para la joven profesora pero conociendo a otros practicantes y comprobando su bondad, vio que sólo eran personas que se asimilaban a los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

Durante estos dos días, los practicantes compartieron cada momento del día, aprendiendo a conocerse y desarrollando una confianza mutua, lo cual ha brindado numerosas oportunidades para el intercambio de experiencias de cultivación personal y experiencias de clarificación de la verdad en diversos proyectos. La reunión cara a cara ha promovido una mayor cohesión y ha aumentado la comprensión de la importancia de armonizarse en un cuerpo unido con el fin de cooperar mejor y ayudar a Shifu en su misión histórica de salvar seres.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.