Anciano encarcelado, alimentado a la fuerza y maltratado, le niegan la libertad condicional médica repetidamente

El Sr. Sun Yuqiang, practicante de Falun Gong de 70 años, fue condenado a tres años de prisión. Ahora está detenido en la cárcel de Jindong. Durante su detención en el centro de detención de Canzhou y la prisión de Jindong, se declaró en huelga de hambre para protestar contra la detención ilegal.

Los funcionarios de la prisión violentamente lo forzaron a alimentarse y lo llevaron a un hospital con horrendas condiciones. Después de las bárbaras torturas, el Sr. Sun se veía demacrado y su salud se deterioró. Se le inflamó la garganta al tener un tubo naso-gástrico insertado por largos periodos de tiempo. Su vientre estaba hinchado. Los informantes dijeron que este anciano había sufrido atrofia espinocerebelosa. Sin embargo, funcionarios de la prisión continuaron torturando y en repetidas ocasiones los familiares hicieron las peticiones de libertad condicional médica.

Recreación de tortura: alimentación forzada

La hija del Sr. Sun, Sra. Xiuling, fue detenida en el camino a ver a su padre y llevada a la comisaría del ferrocarril de Tianjin. Ella protestó por su detención ilegal con una huelga de hambre y sufrió violentas alimentaciones forzadas, como resultado, ahora está en un estado crítico.

La familia engañada
Los guardias de la prisión de Jindong vieron que el Sr. Sun se encontraba en estado crítico después de su prolongada huelga de hambre. Le pidieron a su familia que lo persuadiera para que comiera y prometieron la libertad condicional médica tan pronto como empezara a comer. La familia del Sr. Sun creyó sus palabras y así lo hizo.

El Sr. Sun escuchó la recomendación de su familia y renunció a su huelga de hambre. Sin embargo, cuando su familia fue a recogerlo, los guardias dijeron que no habían hecho ninguna promesa de liberar al Sr. Sun.

La familia pidió ayuda a los funcionarios del Buró Jurídico local, al Comité Político y Legal y a la Oficina 610, pero los trataron de una manera brusca, abrupta y negaron la libertad condicional médica del Sr. Sun.

Reteniendo a un anciano en espantosas condiciones y negando repetidamente su libertad condicional médica
El mes pasado, los guardias de la prisión de Jindong informaron a la familia del Sr. Sun que él estaba infectado, tenía un caso grave de tuberculosis pulmonar y había sido enviado al hospital. La familia fue al hospital e inmediatamente vieron que el Sr. Sun Yuqiang estaba extremadamente bajo de peso y estaba hospitalizado en horribles condiciones.

Sus artículos de uso diario estaban sucios y eran insuficientes. Caía barro de su brazo cuando se tocaba. Era evidente que no se había bañado durante mucho tiempo. Su chaleco también estaba sucio y no había sido lavado. Aunque el lugar era llamado hospital, las condiciones estaban lejos de ser sanitarias. La habitacion del Sr. Sun no tenía ventilación y no tenía aire acondicionado. Era difícil respirar, incluso para las personas que estaban bien.

El Sr. Sun rechazó la medicina y las inyecciones e insistió en salir. Sus carceleros pidieron a su familia que le convenciera para que cooperara con el tratamiento médico, pero ellos exigieron indignados que debían permitirle regresar a casa.

Un pariente dijo: "queremos sacarlo y darle buen tratamiento médico. ¿Por qué lo está deteniendo todavía? ¿Quiere que esperemos hasta el final y llevarnos una persona muerta? Está en condición crítica. ¿Por qué no lo liberan?".

Creando "pruebas" para eludir la responsabilidad posterior
Los guardias de la cárcel, en repetidas ocasiones no sólo le negaron la libertad condicional médica al Sr. Sun, sino que también planearon cómo evitar su responsabilidad por su mala salud.

Cuando los familiares visitaron al Sr. Sun en el hospital, se dieron cuenta que había una cámara que estaba tomando fotografías en el estrado, junto a la cama. Parecía que sus carceleros podrían utilizar las imágenes como evidencia de haberle dado atención médica y le permitieron visitas a sus familiares.

El Sr. Sun dijo a su familia que a diario le tomaron huellas digitales en la cárcel, verificando que había recibido tratamiento médico, cuando en realidad no ocurría tal cosa.

El 24 de diciembre de 2012, el Sr. Sun Yuqiang, un agricultor de la villa Wanghaisi, condado de Cang, provincia de Hebei, fue arrestado por contarle a la gente la verdad sobre Falun Gong, el 24 de diciembre de 2012. Fue condenado a tres años de prisión en mayo de 2013. Él ha estado detenido en el Centro de Detención de Cangzou y ahora está encarcelado en la prisión de Jindong.

Versión en chino disponible en: http://www.minghui.org/mh/articles/2014/8/4/看看中共警察对孙玉强老人做了什么--295571.html

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2014/8/29/2734.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.