París (Francia): Una bienvenida oportunidad: Turistas chinos renuncian a la membresía del PCCh

"Ayudé a renunciar al PCCh ( partido comunista chino) a 28 turistas durante la última media hora", dijo la Sra. Xiao, que estaba parada frente a los almacenes Galerías Lafayette en París. La Sra. Xiao es voluntaria en el centro de servicio Global para renunciar al partido, una organización que expone la verdad sobre el PCCh y ayuda a las personas a renunciar a su membresía.

La Torre Eiffel y las galerías Lafayette, son los dos destinos principales para los turistas chinos en París y han adquirido una nueva importancia para estos visitantes. A través de los esfuerzos de los voluntarios del centro de servicio Global para renunciar al partido, estos atractivos turísticos se han convertido en los sitios donde los chinos tienen la oportunidad de conocer la verdadera historia del PCCh y los hechos sobre la persecución a Falun Gong, los cuales están encubiertos con propaganda comunista de China.

El año pasado, cientos de miles de turistas chinos visitaron los exhibición de pancartas que exponían los crímenes del PCCh, más la ayuda de practicantes de Falun Gong que ofrecen voluntariamente su tiempo en el centro de servicio, unos 30.000 renunciaron a su membresía en el partido comunista chino y sus organizaciones afiliadas.

Los practicantes de Falun Gong colocan pancartas informativas frente a la Torre Eiffel, para que los turistas chinos conozcan la brutal persecución a Falun Gong en China y para exponer los crímenes del malvado partido comunista chino

"Estamos viendo más gente de China este año que la que vimos en esta misma época el año pasado", señaló un practicante voluntario. "Muchos de ellos ya han oído hablar de la persecución y están hartos del partido comunista. Nuestro servicio les ofrece la oportunidad de alejarse de él.

"Después de leer nuestros folletos, algunas personas de China aprendieron a romper la barrera de la censura en Internet que sufre China. El otro día me encontré con un turista que me dijo que al día siguiente de recibir nuestro volante entró en el sitio web del centro de servicio para renuncias y publicó su renuncia inmediata. Incluso ayudó a su familia y amigos a publicar sus renuncias. Estaba muy agradecido por nuestros esfuerzos".

Un señor chino, de mediana edad, dijo a los practicantes: "Los funcionarios de alto rango del partido han robado billones de dólares de la gente y con el dinero han enviado a sus hijos al extranjero. Me siento avergonzado de ser parte del Partido corrupto. Ahora, me siento tan relajado después de anunciar mi renuncia en su stand. Muchas gracias".

Seis jóvenes de China estaban felices de ver el stand de los practicantes. Se acercaron y tomaron algunos folletos con información. "Anhelamos libertad y no nos gusta el partido comunista". Uno de ellos, dijo: "Sabemos bien sobre la persecución de Falun Gong en China. Es genial que puedan practicar Falun Gong libremente aquí". Seis de ellos renunciaron al partido.

A veces los practicantes encuentran a personas que se niegan a escuchar. Un día, la Sra. Jun, una voluntaria del centro de servicio, intentó hablar con un hombre joven que no quiso aceptar nada de ella.

"En China no hay acceso a la verdad. Aquí, podrás disfrutar de libertad de información", dijo la Sra. Jun.

"¿Cuántas ganas cada día por repartir volantes?" Preguntó el joven, refiriéndose a la popular creencia errónea de que los practicantes de Falun Gong son pagados por gobiernos extranjeros para hablar del PCCh y la persecución.

La Sra. Jun respondió: "Somos todos voluntarios. Soy una cultivadora de Verdad-Benevolencia-Tolerancia. Te digo estas cosas porque no quiero que te hundas con el partido. Es por tu propio bien. Dejar esta malvada organización le traerá un futuro brillante".

El joven hizo una pausa y escuchó más. La Sra. Jun le dijo que el partido se tendría que hacer responsable de todos los crímenes que ha cometido. "Como miembro, también compartirás responsabilidades porque cuando te uniste, hiciste un juramento para dedicarte al partido. Es por ello que te estoy pidiendo que renuncies".

"Lo que has dicho tiene sentido", respondió el joven, con mente clara . "Me gustaría renunciar al Partido. Por favor, ayúdame".

Él juntó y presionó sus palmas frente a su pecho en un gesto de respeto y agradeció a la Sra. Jun varias veces.

Versión en chino disponible en: http://www.minghui.org/mh/articles/2015/2/18/大陆游客巴黎喜三退-感谢法轮功(图)-304941.html

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2015/2/22/149063.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.