Mis familiares cambiaron después de mirarme hacia adentro y ponerlos a ellos primero

Mis suegros me dieron a conocer Falun Dafa, pero lo hicieron después que comenzó la persecución. Muchos de los miembros de mi familia se volvieron en mi contra después que fui a Beijing para apelar por justicia a favor de Falun Dafa. Pero ellos cambiaron después que descubrí mi apego fundamental, el egoísmo. Todos ellos ahora reconocen a Dafa y me apoyan.

1. Obteniendo el Fa
Vi la foto de Shifu cuando estuve en casa de mi esposo, en 1998. Mi suegro era asistente en un sitio de práctica. Mi suegra también era practicante de Falun Dafa, por eso ella se recuperó de una cirugía cerebral. Quedó en buen estado de salud.

Aunque mi marido no practicaba, sabía que Falun Dafa era bueno debido a sus padres.

Un día, en su casa leí varias páginas del libro "Zhuan Falun". Me interesó y yo quise saber más acerca de Falun Dafa. Me dieron todos los libros de Dafa y un video de los ejercicios. Empecé a practicar después de leer los libros y ver el video.

2. Validando el Fa en Beijing
Después que comenzó la persecución en 1999, yo estaba decidida a seguir cultivando en Falun Dafa. Las mentiras rampantes de la propaganda no me podían engañar. Sólo estuve preocupada de que los practicantes ya no serían capaces de reunirse para estudiar el Fa y hacer los ejercicios.

En el 2000, fui sola a Beijing a apelar por la justicia a favor de Falun Dafa porque los demás no estuvieron disponibles a venir conmigo. Mi familia y otros practicantes se preocuparon por mí cuando se enteraron que había salido sola.

La persecución en aquellos días era muy mala. La policía local y los guardias de seguridad de la empresa interceptaron a practicantes en su camino a Beijing y les pusieron en campos de trabajo y prisiones. Masanjia, el campo de trabajos forzados se hizo famoso por torturar horriblemente a los practicantes.

En la Plaza Tiananmen desplegué una pancarta de Falun Dafa y grité: "¡Falun Dafa es bueno!" Fui arrestada y detenida durante varios días. Me puse en huelga de hambre y exigí mi liberación incondicional. Fui liberada tres días más tarde y regresé a casa.

Practicantes locales quedaron sorprendidos por mi regreso. Ellos fueron testigos del poder de Dafa y la energía positiva de los pensamientos rectos.

Para ayudar a la gente, les enseñaba la verdad sobre Falun Dafa, con otro practicante establecimos un centro de producción de materiales. Luego nuestra cultivación entró en una nueva etapa.

3. Mi familia se volvió contra mí
Los miembros de mi familia estaban aterrorizados. Ellos me vigilaban de cerca para que no volviera a Beijing. Mi suegra renunció a la práctica e incluso me pidió que no practicara. Ella dijo que iba a afectar a otros familiares a causa de la implicación del partido comunista chino (PCCh).

Mi marido rebuscaba en mis maletas y otras pertenencias personales. Cuando encontraba algún material de Dafa, me insultaba.

También mi suegro estaba asustado. Él trajo de vuelta a casa, cajas llenas de libros del Partido que yo había tratado de eliminarlas. Todos ellos trataron de persuadirme para que viera "claramente" la situación.

Mi padre tenía miedo a morir y su presión arterial subió. Él utilizó su salud para presionarme para que renunciara a Dafa.

Mi madre culpaba a mi suegra por haberme presentado a Falun Dafa.

De repente, parecía que las fuerzas del mal en otras dimensiones se volvieron locas. Sentí mucha presión y me pregunté ¿Qué debo hacer? Me sentía sola.

4. Mire hacia mi interior y mi familia cambió
Shifu nos pide que miremos hacia adentro. Encontré mi problema, yo no pensaba si mi familia podía soportar la presión del mundo exterior. Sólo mostré mi determinación de cultivarme en Dafa, pero no era considerada.

Mis suegros solían practicar Falun Dafa, mientras no supieron la verdad. A ellos no les aclaré la verdad en detalle. Mis padres se preocuparon que volviera a Beijing.

Yo fui egoísta porque sólo consideraba mi propia cultivación y no consideré sus sentimientos. Esa fue una gran omisión. Tuve que cultivarme lejos de egoísmos y ser considerada con ellos. Tenía que encontrar dónde estaba sus problemas y de acuerdo a eso aclararles la verdad.

Expliqué a mi marido en detalle de cómo se organizó la autoinmolación en la Plaza Tiananmen. Él entendió y empezó a apoyarme. Se preocupaba por mi seguridad, por eso iba conmigo para distribuir materiales informativos. Él renunció al PCCh y ayudó a que otros también lo dejaran.

Les expliqué la verdad a mis suegros. A veces ellos no me escuchaban, así que envié pensamientos rectos para eliminar los factores perversos detrás de ellos. Continué hablándoles de los hechos.

Puse un DVD con Los "Nueve comentarios sobre el partido comunista chino" a mi madre para que lo viera. Ella entendió después de escuchar el primer comentario. Ella renunció al PCCh, e incluso, al hacerlo tuvo el coraje de usar su nombre verdadero.

En una comida familiar en casa de mis suegros, mi marido insultó y calumnió a Dafa. Me quedé tranquila y envié pensamientos rectos en mi corazón. Me dijo que se iba a divorciar de mí y se fue.

Esto parece haber sido un verdadero punto de inflexión.

Mi familia me elogió por mi paciencia y culpó a mi marido. Les dije a mis suegros que no estaba enojada con él porque estaba controlado por el mal en otras dimensiones.

Varios días más tarde nuevamente volvió a comportarse bien conmigo, como si nada hubiera pasado. Este fin de semana nuevamente fuimos a casa de mis suegros. Estuvieron de acuerdo en renunciar al PCCh.

Así que no era tan difícil a persuadir a la gente a que renunciara al PCCh. Cuando estaba en el Fa y mostraba la belleza de Dafa, la gente naturalmente renunció al PCCh. Fue el poder de Dafa. Me tomó unos cuantos años para darme cuenta de eso. ¡Gracias, Shifu!

A mis suegros les di un MP4 con la música de los ejercicios y libros electrónicos de Dafa en él. Quedaron contentos de tenerlo. Me dijeron que hacen la meditación sentada durante una hora todos los días. Mi padre renunció al PCCh.

La luz del Fa ahora brilla en mi familia. Cuando mis familiares no practicantes se encuentran en peligro dicen, "Falun Dafa es bueno, Verdad-Benevolencia-Tolerancia es bueno". Shifu les protege en todo momento.

Debido a que cambié mi forma de pensar, mi familia cambió. Todavía tengo muchos defectos y tengo que abandonar muchos apegos. Voy a cultivarme con diligencia, hacer las tres cosas bien para ser digna de la misericordia y la salvación del Shifu y pueda cumplir con mis votos prehistóricos.

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2015/5/8/150054.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.