Madurando como cultivadora

¡Respetado Shifu! ¡Estimados compañeros practicantes!

Soy una practicante húngara. Comencé la cultivación de Falun Dafa en 2008, pero según mi entendimiento, sólo desde 2010 he sido una verdadera practicante.

Cuando recién encontré la práctica de cultivación en 2008, tenía 18 años de edad. Era una típica persona joven. Pensaba que las emociones eran muy importantes y sólo vivía para ellas. Tal como Shifu escribió en Zhuan Falun, Lección Cuarta:

"el hombre vive justamente por este qing: el qing de parientes, el qing entre hombre y mujer, el qing de padre y madre, el qing de sentimientos, el qing de amistad, el qing de hacer cosas en razón del vínculo".

La primera vez que leí Zhuan Falun entendí que era importante deshacerme del sentimentalismo, o no sería capaz de cultivarme. Shifu dice en Zhuan Falun, Lección Cuarta:

"Si este qing no se corta, no puedes cultivarte y refinarte".

Fui muy diligente y obtuve muchos entendimientos durante los primeros seis meses de mi práctica. Sabía en mi corazón que Dafa era bueno, que Dafa creó todo. Sentí el fashen de Shifu junto a mí ayudándome en mi camino. Pero no pude atravesar la prueba de la lujuria y según mis entendimientos actuales, fue debido a que no abandoné mis emociones humanas. No podía tomarlas con liviandad, las viejas fuerzas usaron esas brechas y casi me hicieron que dejara de cultivarme.

Aunque es muy difícil hablar sobre esto, años atrás prometí a Shifu que una vez que pudiera realmente abandonar y tomar ligeramente mis apegos al sentimentalismo y considerar la relación entre un hombre y una mujer como una Dafa dizi yo intentaría ayudar a otros jóvenes discípulos de Dafa compartiendo mi experiencia personal.

"….Empezamos la cultivación-refinamiento como personas comunes, el primer paso que tomamos es precisamente este paso crítico, y cada uno lo encontrará". (Zhuan Falun, Lección Sexta)

Los practicantes no pueden evadir esta prueba, pero yo no la pude pasar. Podía pasarla bastante bien en mis sueños, pero en esta dimensión no podía. Estaba desesperada por amar a alguien y ser amada. Era incapaz de poner absolutamente a Dafa primero.

Durante casi un año viví con un novio que no era practicante y ya casi no practicaba. Siempre supe que lo que hacía estaba errado y me sentía mal por eso.

Pero aún sentía la infinita compasión de Shifu. Con el ánimo de los compañeros practicantes, no dejé completamente el estudio del Fa y de hacer los ejercicios. A tiempo comencé a estudiar y a hacer más los ejercicios y llegó el punto de inflexión.

Otro practicante me dio los nuevos jingwen de Shifu y me pidió que los leyera. Lo recuerdo muy claramente. Cuando llegué a esta parte, rompí en llanto:

"quienes vinieron aquí para ser Dafa dizi: ¿qué promesa hiciste? ¿cumpliste esa promesa? ¿qué requirió el Señor Creador de ti? ¿Hiciste lo que el Señor Creador requirió? Si no cumpliste tu promesa original o no hiciste lo que el Señor Creador requirió, entonces no habrás completado lo que se supone que debías hacer y en efecto habrás engañado al Señor. Ya que entonces habrás traído pérdidas a la situación de tu área local de ese momento, al progreso de la rectificación del Fa y a los seres conscientes que no fueron salvados, y habrás dañado o arruinado diferentes niveles del cosmos, debes ser considerado responsable". (Enseñando el Fa en el Fahui internacional de Gran Nueva York 2009).

Leí ese párrafo y toda la conferencia una y otra vez. Sabía que tenía que avanzar y realmente regresar a la cultivación, ser una verdadera Dafa dizi. Fue difícil, porque sabía que era recto, pero estaba llena de temores. Temía estar sola, temía quedarme sola toda la vida, estaba con miedo de no poder pasar nunca la prueba de la lujuria.

Sacudí las cadenas del miedo tanto como pude y me mudé a un departamento que arrendamos junto con otras practicantes. Me ayudó verdaderamente que ellas estuvieran cerca durante ese tiempo. También le pedí ayuda a Shifu, si era posible, porque sentía que no podía deshacerme de mi sentimentalismo. Fue entonces que entendí esta frase de Lunyu:

"Si uno abre este campo, entonces tiene que cambiar los conceptos de la gente común desde la raíz…"

"Cambiar los conceptos de la gente común desde la raíz" ese era el primer paso. Cambiar mis pensamientos desde sus raíces. Paso a paso hice progresos. Entonces, por primera vez, sentí que me convertía en una cultivadora verdadera, dándome cuenta de mis responsabilidades y mi deber como una Dafa dizi.

Desde ahí en adelante comencé a hacer las tres cosas, trabajar en salvar seres conscientes. Poco después de eso vino a Hungría la Divine Land Marching Band. Ese fue nuestro primer gran evento. Fue un hito para los practicantes húngaros y, según mi entendimiento, también fue un hito para los seres conscientes húngaros.

Hasta hoy día me emociono cuando recuerdo entregar volantes frente a tantas manos que esperan recibirlos, las caras de las personas brillaban. Entonces, comprendí en mi corazón lo que Shifu dice que todos han venido por el Fa y sobre salvar seres conscientes.

Incluso aunque en ese periodo mis sentimientos eran muy fuertes, no podían desviarse. Sabía que sin importar lo fuerte que fuesen, yo seguiría el camino de la cultivación de Dafa, o, como está dicho en Zhuan Falun, Lección 6, "es una vida entera de cultivación-refinamiento".

Poco después, una nueva persona interesada en Falun Dafa se unió a nuestro grupo. Él había obtenido el volante durante la visita de la Marching Band y rápidamente percibió lo magnífico de Dafa. En pocos meses se convirtió en un diligente Dafa dizi.

Nos hicimos rápidamente amigos e intentamos hacer más cosas juntos para ayudar a Shifu en la rectificación del Fa. Aunque éramos muy jóvenes, sentimos que podíamos hacer más por Dafa si nos casábamos. Lo decidimos y pronto nos casamos. De eso hace tres años. Nuestra decisión de casarnos no estaba basada en emociones, sino en algo más noble.

Durante los tres últimos años de nuestro matrimonio hemos intentado poner lo máximo de nuestra parte para salvar seres conscientes. Comenzamos difundiendo un proyecto para elevar la consciencia sobre Dafa y sobre la persecución, primero con nuestra familia y amigos, personas que han sido parte integral de mi vida durante muchos años. Mi entendimiento es que ellos tienen una fuerte relación predestinada con Dafa, pero en el pasado, yo sentía que aunque ellos me escuchaban y pensaban que la persecución estaba mal, no podía llegar a sus corazones. Agradezco a Shifu muchas veces en mi corazón, porque ahora pude llegar a estas personas con este proyecto.

Entonces comencé a avanzar. Cuando miro dentro de mí, ahora veo la diferencia, por primera vez no me preocupo por si debo salvarlos, debo hacerlo simplemente con un corazón claro y tranquilo. Esta vez, ellos dijeron que sin dudas apoyarán el proyecto, declarando al mundo que ellos apoyan a Falun Gong y que quieren que la persecución se detenga.

Estoy tan agradecida de los arreglos de Shifu y estoy haciendo esfuerzos para cultivarme bien, para salvar tantos seres conscientes como sea posible.

Ese es solo mi limitado entendimiento actual. Por favor, si hay algo inapropiado, señalemelo benevolentemente.

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2015/4/23/149848.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.