A pesar de la persecución, nunca aflojé

Mi hermana mayor nos visitó en agosto de 1997 y nos contó que nuestra madre era ahora una persona diferente. Con respecto a esto nos dijo que teníamos que dar las gracias a Falun Gong por su transformación.

También me dijo que todo las dolencias de nuestra madre habían desaparecido y que su temperamento había mejorado.

Cuando vi a mi madre, noté que ella efectivamente había cambiado, lucía y caminaba como una persona joven. De una persona que se pasó lamentando por su vida y que a menudo decía que prefería morir que vivir, ella se había convertido en esa persona vibrante.

Superando las interferencias
En marzo de 1998 mi madre me dio "Zhuan Falun", el libro principal de la práctica. Ella esperaba que me beneficiara de la práctica de Falun Gong dado que yo no era saludable.

Con tantos años de educación atea impartida por el partido comunista chino (PCCh), yo creía que los seres divinos eran cuentos de viejas. Por lo tanto, no pude reconocer cuán valioso era este libro. Sin embargo, de vez en cuando tenía ganas de leerlo, pero me encontraba con una interferencia en la forma de somnolencia que me impedía en cada intento que hacía para avanzar con la lectura.

Cuando se abrió un sitio de práctica en mi barrio, me entró más curiosidad y decidí ir a echar un vistazo. Ese día estudié el Fa y aprendí los ejercicios.

Algunos practicantes me dijeron que mi cualidad innata era buena porque al tercer día pude realizar la posición del loto doble durante 30 minutos. Así, parecía que el fundador de Falun Gong, a quien los practicantes llamaban Shifu, no había renunciado a mí y me había ayudado a convertirme en una practicante.

Al cabo de cuatro días de practicar Falun Gong, me desperté por la noche y vi a un Falun grande y colorido frente a mí que estaba rodeado por muchos Falun de oro más pequeños. Cuando desperté, sentí el cuerpo tan liviano y como que si todas mis dolencias hubieran desaparecido. No es extraño que mi madre continuara diciendome que aprendiera Falun Gong.

Shifu dice:

"una vez que la naturaleza fo emerge, sacude los mundos en las diez direcciones. Quienquiera que ve a esta persona quiere ayudarla, y la ayuda incondicionalmente. La Escuela Fo salva a la gente incondicionalmente, sin precio alguno, puede ayudarla sin ninguna condición; por lo tanto, nosotros podemos hacer muchas cosas por los estudiantes". (Lección 1 de Zhuan Falun)

Golpean a mi esposo
Mi esposo tenía también problemas de salud, siendo el peor de todos la artritis reumatoide que era bastante dolorosa. Sus síntomas empeoraron a pesar del tratamiento médico.

Después de haber visto los cambios en mí, mi esposo leyó Zhuan Falun de una sola vez. Después de eso nunca más tuvo síntomas de artritis reumatoide.

Antes de leer el libro, debido a sus problemas de salud, los médicos le habían sugerido que dejara de fumar y beber. Sin embargo, era demasiado adicto y simplemente no podía parar, pero después de leer Zhuan Falun, pudo hacerlo inmediatamente.

Cuando el PCCh inició la persecución a Falun Gong en 1999, mi esposo fue a Beijing para apelar por el derecho a practicarlo. Fue detenido y condenado a trabajos forzados; la policía lo golpeó hasta el punto de perder el conocimiento.

No importaba cuántas veces le pidieron renunciar a la práctica, él les decía que no lo haría, por lo que continuaban golpeándolo, deteniéndose cuando pensaban que podría morir. Lo liberaron y se fue a la casa pedaleando su bicicleta.

Retribución kármica inmediata
A pesar de la brutal persecución, mi esposo y yo nos negamos a renunciar a Falun Gong. En noviembre de 1999, alrededor de 20 practicantes locales y de fuera de la ciudad, yo incluida, decidimos enseñar los ejercicios de Falun Gong en una feria. A pesar de que nos prohibieron hacer los ejercicios, decidimos ignorar esto.

Varios coches de policía aparecieron y se detuvieron en un puente a unos 100 metros de distancia. Hablamos de la situación y decidimos que Verdad-Benevolencia-Tolerancia es el bien más grande y que nosotros no habíamos hecho nada malo. Continuamos, por tanto, la policía nos arrestó. Nos dimos cuenta más tarde que no habíamos entendido bien el Fa porque deberíamos habernos ido cuando todavía había tiempo de hacerlo.

Dos practicantes tenían a sus hijos con ellos, uno de un año de edad y el otro de tres. La policía confiscó todo nuestro dinero y luego nos torturaron tratando de averiguar quién nos había llevado allí. Luego nos dividieron en grupos y nos pusieron en varios patios.

Al día siguiente, un funcionario que parecía ser el líder se acercó a mí. Le dije que a nosotros, incluyendo los niños, no nos habían dado ni comida ni agua. Le pedí que nos devolvieran nuestras pertenencias y nos dejaran ir a casa, sarcásticamente me dijo que deberíamos pedir a nuestro Shifu que nos trajera alimentos.

En realidad él fue bastante irracional, gritaba y agitaba los brazos frenéticamente. Me agarró del pelo, me dio un puñetazo en la cara y me pateó. Le dije que de seguro le había ofendido con algo por lo que le pedí que volcara su ira sobre mí.

Inmediatamente sus manos se detuvieron en el aire; se quedó allí, congelado. Le vi las manos, las que lucían más oscuras y largas, casi como las manos de los fantasmas. El rostro también se le oscureció. Parecía impactado al verse las manos y luego me dijo que lo dejara en paz.

"¡El Shifu te estaba protegiendo!", me dijo un practicante. "Ese policía te golpeó en la cara y no tienes ningún moretón, pero esa parte de su rostro se oscureció. Él recibió retribución kármica inmediata por haberte golpeado".

Cuando volví a verle de nuevo, él había cambiado. "Después de salir, practica solo en casa si piensas que es bueno", me dijo. "No lo hagas en público. Sabes cómo es el PCCh, no se puede luchar contra este".

"Como le dije ayer, mi vida me la dio mi Shifu", le dije. "Sin Falun Gong, yo no sé lo que estaría haciendo ahora. Usted no sabe lo bueno que es ya que no lo practica. Si lo hiciera, creo que usted sería aún más firme que yo".

Beneficiada al leer Zhuan Falun
La novia de mi hijo, que finalmente se casó con él el día del cumpleaños de Shifu, solía tener problemas de estómago, sufría de fuertes dolores después de cada comida y pensaba que era extraño que no tuviéramos ningún medicamento en casa. Nos contó que su familia tenía un cajón lleno de medicinas en su casa. Antes de practicar Falun Gong, nosotros también teníamos una gran cantidad de medicinas.

Pensé que esta era la oportunidad perfecta para presentarle Falun Gong y decirle cómo me había beneficiado. Así que le expliqué que las publicaciones del PCCh sobre Falun Gong eran falsas y que las utilizaba para justificar la persecución. Ella se sorprendió por la maldad del PCCh e incluso accedió a renunciar.

Después de leer Zhuan Falun, no tuvo más dolor de estómago.

En el verano de 2008, ella y mi hijo tuvieron una niña. A nuestra nieta le encantaba ver Shen Yun y se sentaba a mirar el espectáculo entero cuando tenía un año de edad. A los dos años y medio, veía a menudo al Shifu y a un Falun girando con el tercer ojo y era capaz de recitar más de 50 poemas de Hong Yin. También solía hacer la meditación sentada durante más de 30 minutos.

Hay tantas historias que contar. Pero, al final, sabemos que todo lo que tenemos nos ha sido dado por el Shifu.

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2015/6/17/151114.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.