Cuju: 2.000 años de antiguo fútbol chino

De acuerdo con la FIFA, la más temprana forma de fútbol fue un invento chino.

Song Taizu jugando cuju con el primer ministro Zhao Pu. (Qian Xuan / Dominio Público)

Se remonta a unos 2.400 años; el antiguo juego chino cuju tiene similitudes claves con el moderno deporte, la pelota no se podía tocar con las manos o brazos, y los goles se marcaban pateando una pelota a través de dos palos. Así como en el fútbol contemporáneo, el cuju disfrutó de una popularidad masiva a escala profesional.

La primera mención de este deporte aparece en el texto "Zhan Guo Ce" del período de los Reinos Combatientes. Parece que se originó en el Estado oriental chino de Qi.

En los años de la dinastía Han (206 a. C.-220 d. C.), se le llamó cuju, mejor traducido como "patear la pelota". Los balones utilizados eran de cuero y estaban llenos de piel o cabello. Los textos de esta época adjudican la creación del juego al legendario emperador amarillo, o, quizá más realistamente, este resultó ser una creación de sus soldados buscando mejorar la destreza de sus piernas.

El juego fue muy popular durante muchos siglos, hasta el punto que se jugó profesionalmente tanto entre los plebeyos como en la corte imperial. Liu Bang, emperador fundador de la dinastía Han, fue un conocido entusiasta del cuju. Esto dio lugar a que se convirtiera en un deporte más altamente especializado. El palacio imperial incluyó una cancha dedicada al cuju, en la cual se enfrentaban los equipos profesionales de 12 jugadores.

Esta pintura de la dinastía Song muestra a unos niños jugando al cuju. (Su Hanchen / Dominio Público)

Otro emperador del período Han, el gran Wu Di, fue tan aficionado al cuju que le pedía de forma regular a sus asistentes que escribieran artículos sobre este deporte.

Un texto de la dinastía Han estableció las normas de este deporte e hizo una interpretación del cuju. La pelota redonda y la cancha cuadrada simbolizaban los conceptos taoístas tradicionales del yin y el yang. Comparándolo con el fútbol moderno, los arcos eran agujeros pequeños, tenían forma de luna y había seis de ellos en cada extremo de la cancha. Los 24 jugadores y sus capitanes elegían un árbitro antes del partido, que iba a mediar en base a la normativa y de acuerdo con las normas del juego justo.

Ya en la dinastía Han la popularidad del cuju había alcanzado niveles obsesivos. En el "Shiji", traducido como los Registros del Gran Historiador, se menciona el caso de Xiang Chu, quien siguió jugando al cuju a pesar de los consejos de su médico que le diagnosticó una hernia. El obstinado fanático finalmente murió de su enfermedad mientras jugaba su amado deporte.

El cuju disfrutó de creciente popularidad por más de una docena de siglos. En la última dinastía imperial de China, la dinastía Qing (1644-1911), el juego fue modificado para que pudiera ser jugado en pistas de patinaje.

Apogeo y decadencia
Durante las dinastías Tang y Song, el cuju fue disfrutado por hombres y mujeres, y por nobles y plebeyos. Un antiguo texto describe el espléndido escenario de un partido entre mujeres que involucraba a 153 personas. Las damas, que lucían ropa de cuatro colores de seda bordada y fajas, jugaban para una audiencia de decenas de miles.

En el siglo X, durante la dinastía Song, aparecieron clubes profesionales de cuju en muchas de las principales ciudades chinas. Cada uno de sus jugadores alcanzó fama y fortuna. Estas asociaciones son consideradas como los primeros clubes deportivos del mundo.

Esta imagen del siglo 15 muestra a los sirvientes de un prefecto jugando un partido de fútbol, o cuju. (Anónimo / Dominio Público)

Las asociaciones de cuju eran selectivas. Los jugadores no profesionales tenían que estudiar formalmente con expertos, y tenían que alcanzar un cierto nivel de dominio antes de ganar la aceptación de un club. Gao Qiu, un funcionario del gobierno del emperador Song Huizong, era conocido por sus excelentes habilidades en el cuju. Una liga de cuju, la Qiyun She, organizaba campeonatos anuales a nivel nacional.

El emperador Taizu de la dinastía Song fue conocido por su cuju de estilo libre, en el que hacía uso de la cabeza, los hombros, la espalda, el abdomen y las rodillas para controlar la pelota y mantenerla en el aire durante largos períodos de tiempo.

El cuju también fue descrito en una de las cuatro grandes novelas chinas, en "Los Proscritos del pantano". El oficial Gao Qiu es retratado como uno de los mayores oponentes en el juego del cuju, y se menciona como el Gran Mariscal de este deporte por decreto del emperador. Tanto durante el período de Song, como durante la dinastía Han, el cuju fue un espectáculo disfrutado de manera frecuente en la corte imperial.

El cuju cayó en decadencia durante la dinastía Ming (1368-1644). El juego empezó a ser asociado con los burdeles y la decadencia. Equipos de prostitutas organizaban y jugaban al cuju con el objetivo de atraer a más clientes; los funcionarios y los nobles descuidaron sus deberes de liderazgo para disfrutar del cuju y de otras formas de entretenimiento. Con el fin de reorganizar su administración, Zhu Yuanzhang, fundador emperador de la dinastía Ming, incluso prohibió el deporte. A medida que pasó el tiempo, el cuju sufrió de mala reputación y comenzó a pasar de moda. En los tiempos modernos, el cuju ya se había extinguido en China.

Aunque el cuju es una cosa del pasado chino, sobrevive en los altares japoneses donde se realiza una versión estilizada llamada kemari. El kemari fue introducido en Japón desde Asia continental hace más de 1.400 años durante el período de Asuka. A diferencia del cuju, no es para competir ni es profesional; el objetivo del juego es mantener la pelota en el aire durante el mayor tiempo posible. Incluso en los siglos XIX y XX, cuando Japón sufrió una extensa modernización, el deporte recibió el apoyo del emperador y los nobles, que ayudaron a preservar esta antigua tradición de Asia Oriental.

Una pintura del siglo 18 muestra el kemari, la versión japonesa de cuju. (Akisato Rito / Dominio Público)

* * *

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.