Una gira por Taiwán

Mi hijo y yo fuimos recientemente Taiwan a una excursión en autobús. Durante la gira de ocho días, quedé muy impresionado con lo que vi.

La gente de Taiwan es tranquila y educada. Han sido capaces de mantener las tradiciones chinas y sus calles están limpias. Sin embargo, lo que más me impresionó fueron los practicantes de Falun Dafa en Taiwán. Ellos utilizan todas las oportunidades para aclarar la verdad a los turistas de China continental.

Mi hijo aprende sobre la verdad
Antes de la gira, escuché a los compañeros practicantes que habían visitado Taiwán y que los practicantes de allí estaban haciendo un trabajo excepcional al hablar con la gente sobre Falun Dafa y la persecución. Por lo tanto, quería llevar a mi hijo allí con el fin de que aclarara sus malentendidos sobre Dafa.

Cuando nuestro grupo de turistas llegó al Museo Nacional del Palacio, nos recibió un grupo de practicantes que aclaraban la verdad en la puerta. Habían instalado una pancarta con información y fotos que retrataban la verdad sobre Falun Dafa, la persecución del Partido Comunista Chino (PCCh) a los practicantes de Falun Dafa, y vívidas descripciones de los delitos de sustracción de órganos cometidos por el PCCh con fines lucrativos.

A pesar que era un día muy caluroso, algunos practicantes estaban haciendo los ejercicios de Falun Dafa, mientras otros distribuían materiales impresos y aconsejaban a la gente para que renunciara al PCCh. Se acercaron a cada uno y a todos los turistas con una sonrisa. También se acercaron para conversar con nosotros. "Soy un practicante de la parte continental", "Gracias a todos. Ustedes están haciendo un gran trabajo!" Les dije desde el fondo de mi corazón.

La mayoría de las personas de mi grupo turístico acordaron renunciar al PCCh y aceptaron los materiales que aclaraban la verdad sobre la persecución. Mi hijo estaba muy sorprendido cuando fue testigo de esta escena. Él comentó: "En efecto, existe libertad en Taiwán!"

En el pasado, cuando le dije que en Taiwan la gente podía practicar Falun Dafa libremente, le resultaba difícil de creerlo.

En las puertas de la Residencia Oficial de Shihlin, mi hijo pasó mucho tiempo leyendo las pancartas que habían colocado los practicantes de Taiwán. Yo le expliqué con más detalles y él me escuchó atentamente. Cuando visitamos la habitación de Soong Mei-ling, mi hijo pudo entender que los textos de los libros en China son, de hecho, inundados con mentiras. Él fue capaz de ver, por primera vez, la verdadera historia de la familia Jiang Zemin (ex líder del PCCh). "Realmente el aprendió mucho durante este viaje!" dijo.

La visita al Memorial Hall Sun Yat-sen le aclaró aún más cualquier malentendido que mi hijo había desarrollado a partir de la lectura de textos de libros de la parte continental. Pasó mucho tiempo delante de las pancartas mientras esperaba el autobús. También se enojó mucho cuando se enteró del hecho sobre la cosecha de órganos a practicantes de Falun Dafa para el beneficio del PCCh.

cambio en la actitud de nuestros guías
En el primer museo, un guía turístico le dijo a nuestro grupo que a nadie se le permitiría llevar folletos o periódicos referentes a Falun Dafa en el autobús. Al día siguiente, también, nuestro guía taiwanés hizo algunos comentarios negativos sobre Falun Dafa.Envié pensamientos rectos para disolver la interferencia del mal detrás de él.

Cuando nos bajamos del autobús, caminé con él y le comenté lo que Falun Dafa es en realidad, así como sobre las mentiras del PCCh y la persecución a los practicantes de Falun Dafa.

También le dije que debería ayudar a los turistas de la parte continental para que conozcan la verdad, y que al hacerlo, él mismo se beneficiaría también. Me dijo que iba a corregirse.

freedom of belief. He added that the horrific organ harvesting instituted by the CCP was indeed true, and he also explained that Dafa practitioners are good people. He also encouraged tourists to learn more about the truth and take such booklets and brochures back to the Mainland.

Al día siguiente, habló sobre Falun Dafa a todo el grupo, pero esta vez transmitió un mensaje positivo. Dijo que todos deben respetar la libertad de creencias de un individuo. Añadió que es verdad la existencia de la horrible extracción de órganos instituida por el PCCh y también explicó que los practicantes son buenas personas. Luego alentó a los turistas para que aprendieran más acerca de la verdad y llevaran de regreso al continente tales folletos e información.

Estoy muy feliz por nuestro guía. Él hizo una gran cosa para los demás y se benefició a sí mismo en el proceso.

Tras regresar de este viaje, no puedo olvidar las escenas de los practicantes de Taiwán aclarando la verdad a los turistas bajo el sol ardiente. Espero que más gente de China continental tenga la oportunidad de visitar Taiwán, con la esperanza de ser testigo de las maravillas que he experimentado.

* * *

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.