El emperador Ming de Han honoraba a su maestro y escuchaba a sus consejeros

Liu Zhuang (28-75 d. C.), el segundo emperador de la dinastía Han Oriental, se hizo conocido después de su fallecimiento como el emperador Ming de Han. “Ming” significa “entendimiento” y “brillante” en chino.

 
Emperador Ming de la dinastía Han del Este (Susu / La Gran Época)

Fue durante su reinado (57-75 d. C.) que el budismo comenzó a extenderse en China. Las siguientes historias revelan su respeto y su disposición a escuchar a sus asesores.

Honrando a su maestro. Liu Zhuang aprendió los clásicos confucianos desde muy joven, y estudió el Clásico de la Historia, también conocido como el Shangshu, mediante su maestro Huan Rong. Después de que Liu Zhuang se convirtió en el emperador, siguió mostrando respeto hacia su maestro.

El emperador a menudo invitaba a Huan a enseñar. Le reservaban un asiento exclusivo y el emperador Ming le entregaba personalmente el libro a su profesor.

Cuando otros estudiantes hacían preguntas, Huan se levantaba como una señal de respeto al emperador.

El emperador Ming rápidamente detuvo a Huan y le dijo: “Todos somos estudiantes aquí, y no necesitas tomarlo como una ceremonia”.

El primer templo budista de China

Un día, el emperador Ming soñó que un hombre alto de oro con un resplandor alrededor de su cabeza llegó al centro del palacio. El emperador Ming estaba a punto de hablar con él cuando el hombre de oro de repente se levantó y voló hacia el Oeste.

Al día siguiente, el emperador Ming le contó a sus consejeros sobre su visión. Un consejero dijo que en Occidente hay un dios llamado Buda, y su cuerpo es como el color del oro.

El emperador Ming envió mensajeros a Tianzhu (noroeste de la India) para buscar información budista en el año 64. Más tarde conocieron a dos monjes budistas indios en Afganistán y los convencieron para que vinieran a China, trayendo sus escrituras budistas, reliquias y estatuas de Buda con ellos en dos caballos blancos.

Para dar la bienvenida a las escrituras y monjes budistas, el emperador Ming construyó el primer templo budista en China en el año 68, cerca de la capital, Luoyang. Se llamaba el Templo del Caballo Blanco.

Los monjes residían en el templo y tradujeron las escrituras budistas al chino.

Templo del Caballo Blanco en la ciudad de Luoyang, provincia de Henan (La Gran Época)
Templo del Caballo Blanco en la ciudad de Luoyang, provincia de Henan (La Gran Época)

Haciendo un alto en la construcción del palacio por sequía

El emperador Ming se preparaba para ordenar la construcción del Palacio Norte para su disfrute.

Fue un año de sequía. Un ministro envió una carta al emperador Ming, diciendo: “En la actualidad, los agricultores están sufriendo la sequía, pero planea construir el Palacio Norte. Si ese es el caso, los asuntos de riego serán puestos a un lado, y ¿cómo sobrevivirá la gente? Los monarcas del pasado no estaban preocupados si su propio ambiente de vida estuviera limitado; más bien, su atención estaba en el sustento del pueblo. Su Majestad, ¿qué opina usted?

El emperador Ming detuvo inmediatamente el plan de construcción y expresó sus disculpas al ministro.

Dos días después, hubo fuertes lluvias y la sequía terminó.

La gente dijo: “El emperador aceptó la sugerencia del consejero y movió los cielos”.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.