Madre de un residente de Washington es juzgada por su fe en China, quienes la apoyaban fueron arrestados

Una residente de la ciudad de Dalian fue juzgada dos días después de que su hijo, residente de Washington D.C., pidió por su liberación incondicional frente a la embajada china. Algunos de quienes manifestaron su apoyo también fueron arrestados al intentar asistir a su juicio en Dalian.

La Sra. Yuan fue secuestrada el 12 de mayo de 2016 por presentar una querella penal contra el ex dictador chino Jiang Zemin por ordenar la persecución a Falun Gong que resultó en la tragedia que ha vivido su familia.

La Sra. Yuan, su esposo y su hijo practican Falun Gong, una disciplina espiritual basada en los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia. La pareja ha sido arrestada varias veces y torturada por su fe desde que la persecución comenzó en 1999. Su hijo, el Sr. Du Haiqing, luego se mudó a los EE.UU. para escapar de la persecución.

El último arresto a la Sra. Yuan ha asustado a su hijo: "No podía creerlo cuando me dijeron que mi madre había sido arrestada", dijo el Sr. Du. "No ha violado ninguna ley".

El Sr. Du está intentando pedir por la liberación de su madre, y también está preocupado por su padre, quien ha sido amenazado por la policía de que lo volverán a arrestar.

Aquellos que le han apoyado fueron arrestados
La Sra. Sun Guiling, una practicante de Falun Gong que fue para asistir al juicio, fue arrestada en una estación de buses a 200 metros del tribunal. La esposaron a una silla por casi dos horas.

A su esposo no le permitieron entrar cuando se encontraba discutiendo con la policía sobre el hecho que su esposa no ha quebrantado ley alguna. Luego fue a la oficina de seguridad nacional, pero lo enviaron de vuelta a la estación de policía. Esta vez se negó a irse hasta que la policía finalmente dejó ir a su esposa horas después.

Además de la Sra. Sun, otros tres practicantes también fueron arrestados. Entre ellos, una señora de 40 años que se negó a decir su nombre y no se sabe dónde está.

Las Sras. Zang Lianmei y Wang Ling fueron engañadas por los oficiales del tribunal y entregaron su identificación para poder asistir al juicio. La policía las rastreó y las arrestó poco después que terminara el juicio. Sus casas fueron saqueadas.

* * *

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.