Vinculan a hospitales militares chinos con sustracciones forzadas de órganos

Entre las pruebas, se destacan estadísticas publicadas en los sitios web de los hospitales chinos investigados; conversaciones grabadas con el personal de los hospitales y testimonios de testigos
 

Una investigación que sustenta con pruebas detalladas la participación de hospitales militares chinos en sustracciones forzadas de órganos, ha sido presentada por la World Organization to Investigate the Persecution of Falun Gong (WOIPFG), organización sin fines de lucro con sede en los EE.UU.

Mapa de China que muestra las regiones donde el personal admitió durante la conversación telefónica que se hacían extracciones de órganos de practicantes de Falun Gong. (Informe 'Cosecha Sangrienta', Kilgour-Matas)

Redactado por primera vez en abril de 2008, el informe saca a la luz las evidencias recopiladas en los últimos tres años. Concluye que los hospitales militares chinos realizaron extracciones de órganos de manera forzosa a los practicantes de Falun Gong detenidos en cárceles, campos de trabajo forzado y otras instalaciones, con el propósito de apoyar el lucrativo negocio de los trasplantes de órganos. El reportaje indica que los órganos son vendidos a pacientes de China y del extranjero.

Entre la evidencia recopilada, se destacan estadísticas publicadas en los sitios web de los hospitales chinos investigados; conversaciones grabadas con el personal de los hospitales y testimonios de testigos. Más de 30 hospitales militares y de la Policía Armada de toda China son nombrados en el informe.

Uno de los hospitales mencionados es el Centro de Cirugía Hepatobiliar del Hospital General Fuzhou del Comando Militar Nanjing. El sitio web del hospital dice que se realizaron más de 150 trasplantes de hígado, 6 trasplantes simultáneos de riñón-hígado y 6 trasplantes simultáneos de páncreas-riñón, entre 1999 y abril de 2008. En septiembre de 2004, el hospital realizó el primer trasplante triple, en Asia, de páncreas-riñón-hígado.

WOIPFG cita otra investigación del ex miembro del Parlamento y ex secretario de Estado, David Kilgour, y del abogado canadiense de Derechos Humanos, David Matas, el mismo que remarca la abundancia de fuentes de órganos. Un paciente de Asia, el Sr. H.X., le contó a los dos investigadores acerca de sus dos viajes a Shanghai para realizarse trasplantes. La primera vez que viajó fue en septiembre de 2003. En ese viaje, 4 riñones frescos recién extraídos de los cuerpos de los donantes fueron transportados a su hospital para pruebas de compatibilidad cruzadas durante su estadía de dos semanas, pero todos los riñones fallaron. En su segundo viaje de marzo de 2004, 4 riñones más fueron probados hasta que uno pasó la prueba de compatibilidad. El Dr. Tan Jianming estaba a cargo de la operación en el Hospital General Fuzhou.

"La esposa del Sr. H.X. vio unas 20 páginas con información importante sobre donantes de órganos y su HLA", indica el reporte de Kilgour-Matas.“El doctor [Tan] eligió unos pocos de la lista... los médicos residentes le dijeron al Sr. H.X. que el órgano provenía de un prisionero ejecutado no voluntario”.

La espera para las pruebas de compatibilidad son muy cortas en estos hospitales, según el reporte de WOIPFG. El Hospital Shanghai Changzheng, uno de los más grandes y más conocidos de China, está afiliado a la Segunda Universidad Militar de Medicina. El sitio web decía que el tiempo de espera promedio era de una semana, pero la declaración luego fue removida de Internet.

Comienza la persecución a Falun Gong: aumenta el número de "trasplantes"
El reporte de WOIPFG también enumera declaraciones de otros sitios web de hospitales militares que contaban con un gran número de trasplantes. Antes de 1999 el número de trasplantes de órganos era casi nulo, pero aumentó considerablemente después de que la persecución a Falun Gong comenzara.

En múltiples conversaciones telefónicas en las que los investigadores pretendieron ser pacientes, médicos y corredores, fueron informados que los órganos eran de practicantes de Falun Gong vivos. En 2007, un corredor le dijo a los investigadores que él había obtenido órganos de practicantes de Falun Gong para el 307 Hospital del Ejército de Liberación del Pueblo. El investigador preguntó "¿Cómo pueden estar seguros que era [un órgano] de un practicante de Falun Gong?" El corredor dijo en las conversaciones grabadas: "Llegado el momento, los líderes le mostrarán documentos, ¿sabe?... Ellos tienen documentos, tienen incluso un registro personal [de las personas a utilizar como fuente de órganos]".

La sustracción de órganos realizada a gran escala a practicantes de Falun Gong fue dirigida por el ex líder del régimen comunista chino, Jiang Zemin, señala WOIPFG en el reporte. Un riñón cuesta alrededor de 50.000-100.000 yuanes ($ 8.000-15.000 dólares), mientras que un hígado cuesta alrededor de 200.000-400.000 yuanes ($ 31.000-63.000 dólares), según la investigación.

En un comunicado, el WOIPFG pide la "acción inmediata de la comunidad internacional para que investigue en detalle, y detenga el genocidio perpetrado por el partido comunista chino en contra de los practicantes de Falun Gong".

Conozca la grave crisis que atraviesa el régimen comunista chino y su estrecha relación con la persecución a Falun Gong:
Cuando el ex jefe de policía de Chongqing, Wang Lijun, huyó por su vida al Consulado de EE. UU. en Chengdu el pasado 6 de febrero, activó una tormenta política que todavía no ha terminado. La batalla detrás de escena gira en torno a la postura que asuman ante la persecución a Falun Gong los funcionarios protagonistas de esta historia. La facción de las "manos manchadas de sangre" –los funcionarios que el ex líder del PCCh Jiang Zemin promovió para poder llevar a cabo la persecución– intenta evadir la responsabilidad por sus crímenes y continuar esta campaña. Otros funcionarios se están rehusando a seguir participando en la persecución. Los eventos ofrecen una clara elección para los funcionarios y ciudadanos de China, al igual que para la gente del mundo: apoyar u oponerse a la persecución a Falun Gong. La historia dejará registrada la elección que cada persona realice.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.