Alemania apoya la resolución que condena las prácticas de derechos humanos de China


La 60ª edición de la Comisión de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas se celebra en Ginebra del 15 de marzo al 23 de abril de 2004. Un miembro del Comité de los Derechos Humanos alemán, el Sr. Haibach, que es también miembro del Parlamento alemán llegó a Ginebra el lunes. Antes de su salida para Ginebra respondió a las siguientes preguntas:

El periodista: Usted tiene una fe clara mencionando que la oposición del abogado Liu Huiqing a la promulgación del Artículo 23 de Hong Kong y la interpretación de la ley fundamental de Hong Kong por el Congreso Nacional del Pueblo Chino era explícita, y aprueba su posición. ¿Piensa usted que el Gobierno alemán debería también tomar una actitud explícita hacia las prácticas de derechos humanos de China?

Sr. Haibach: Yo sentí que los comentarios del Presidente Rau sobre las prácticas de derechos humanos de China, durante su viaje a China el último año, eran verdaderamente directos y muy bien. Espero que el Canciller alemán Shroeder y el Ministro de Asuntos Exteriores puedan también utilizar una retórica y una actitud tan explícita para estimar la situación de los derechos humanos de China.

El periodista: La última semana, la Misión de los Estados Unidos declaró que los Estados Unidos iban a presentar una resolución en la Conferencia de los Derechos Humanos, condenando las prácticas de Derechos Humanos de China. Sin embargo, China reaccionó violentamente diciendo que eran los asuntos internos de China, y pidió a los Estados Unidos meterse en su propia situación de los derechos humanos. ¿Cuál es la actitud de la Misión Alemana sobre esta cuestión?

Sr. Haibach: Alemania apoyará esta resolución. A causa de esta resolución, las reacciones de China y de Cuba fueron violentas y ofensivas. China es un signatario de varios convenios internacionales de derechos humanos, y es supuesto a observar estos convenios. Todas las naciones deberían vigilarse mutuamente. El gobierno alemán prestó atención a su propia situación de derechos humanos, también estableció sistemas de vigilancia. Recientemente, por ejemplo la reacción excesiva de los oficiales de policía de Frankfurt en sus operaciones de aplicación de la ley ha sido interiormente criticada.

El periodista: ¿Cuáles serán las principales tareas del gobierno alemán en esta sesión de la Comisión de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas?

Sr. Haibach: Principalmente los derechos civiles, la libertad de creencia y los derechos de las minorías.

El periodista: El gobierno chino a menudo insiste en el hecho de que las diferencias de cultura pueden traer concepciones diferentes sobre los derechos humanos.

Sr. Haibach: Cualquiera que sea el contexto cultural, todos los firmantes de los Acuerdos de las Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos deberían observar las estipulaciones de estos Acuerdos.

El periodista: El Gobierno chino a menudo dijo que China tenía una situación particular y que los derechos humanos del pueblo chino es el derecho a subsistir.

Sr. Haibach: Si tal es el caso, sería una definición muy extraña con una limitación tan estricta. Tome a los practicantes de Falun Gong y a los tibetanos por ejemplo. Muchos de ellos subsisten en China, pero no son autorizados a tener sus propias creencias. El derecho a subsistir está lejos de la definición de los derechos humanos.

El periodista: En noviembre de 2003, los practicantes de Falun Gong intentaron un proceso criminal con el Fiscal Federal alemán contra el ex presidente Jiang Zemin y otros funcionarios chinos que persiguieron a los practicantes de Falun Gong. ¿Que piensa usted de esta cuestión?

Sr. Haibach: Es difícil decir si esta persecución puede tener éxito o no, pero es eficaz si la consideramos desde el punto de vista de atraer la opinión pública y llamar más la atención de la gente. Los practicantes de Falun Gong deberían depositar este asunto en el Tribunal Penal Internacional.

El periodista: Después del hundimiento de la Unión Soviética y de otros países comunistas, la gente comprendió que en el pasado los abusos de los derechos humanos bajo la regla comunista eran muy graves. En países actualmente bajo la regla comunista, tales como China, Corea del Norte, Cuba, etc., los abusos de los derechos humanos son todavía muy serios. ¿Cuáles son según usted las mayores razones para este tipo de situación?

Sr. Haibach: Si hablamos de la situación en todos los países comunistas, esto sería una cuestión filosófica. Descubrí que China a menudo recurría a la violencia para tratar los problemas. El gobierno fuerza a su gente a que acepte un sistema que es reticente a aceptar, y la Revolución Cultural es un buen ejemplo. Esto me recordó las palabras de la Biblia: “el odio engendra el odio”.

El periodista:¿Es cristiano?

Sr. Haibach: Sí.

El periodista: Hay un dicho similar también en China, "si usted planta melones, usted recoge melones. Si usted planta judías, usted recoge judías".

Sr. Haibach: Sí, es el sentido. Hay dichos similares casi en todas las culturas.

El periodista: Gracias por esta entrevista.

Sr. Haibach: Gracias

Versión en chino disponible en:
http://www.yuanming.net/articles/200404/30278.html


* * *

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.