El informe anual de Amnistía Internacional denuncia la represión de Falun Gong en China


Amnistía Internacional publicó su informe sobre los derechos humanos en el mundo el 26 de mayo de 2004. El informe subraya la persecución de los practicantes de Falun Gong en China y el número creciente de muertos. Describe detalladamente la muerte de una practicante de Jilin golpeada hasta la muerte por presos bajo las órdenes del personal de la prisión.

Amnistía Internacional publicó su informe sobre los derechos humanos en el mundo el 26 de mayo de 2004.

A propósito de China, el informe enuncia: “A pesar de algunas medidas positivas, nada ha sido hecho para introducir las reformas institucionales legales necesarias para poner fin a las importantes violaciones de los derechos humanos. Decenas de miles de personas continúan siendo detenidas o encarceladas en violación de sus derechos fundamentales de expresión y de asociación y corren un riesgo importante de tortura o malos tratos”.

El informe dice que la libertad de expresión y de religión continúa siendo severamente restringida y China continúa utilizando la “guerra [internacional] contra el terrorismo” como pretexto para reprimir la disidencia pacífica.

A propósito de la represión de los grupos espirituales y religiosos, el informe resumía: “Miembros de grupos no oficiales espirituales o religiosos, incluyendo grupos de Qigong y grupos cristianos no registrados, continuaron siendo detenidos ilegalmente, torturados y maltratados.”

El informe continúa: “La retórica contra el movimiento espiritual Falun Gong se intensifica en los medios oficiales, que fue prohibido como organización herética en julio de 1999, aparentemente exacerbando el clima de violencia y de intolerancia contra Falun Gong. Practicantes de Falun Gong detenidos, de ellos un gran número de mujeres, corren el riesgo de ser torturadas, abuso sexual incluido, en particular si se niegan a renunciar a sus convicciones. Según fuentes de Falun Gong del extranjero, más de 800 personas detenidas en relación con Falun Gong han muerto desde 1999, la inmensa mayoría como resultado de la tortura y de los malos tratos.”

El informe da también un caso de muerte de una practicante de Falun Gong. Dice: “Deng Shiying murió el 19 de julio, el día siguiente de su liberación de la prisión para mujeres de Jilin en Changchun, provincia de Jilin, donde pasó siete años de condena por haber producido y haber distribuido información que describía las violaciones de los derechos humanos contra los practicantes de Falun Gong en China. Según las fuentes de Falun Gong, fue golpeada por otros detenidos, aparentemente a la incitación del personal de la prisión, poco antes su liberación.”


Encontramos el texto entero de la sección sobre China en:
< Http: // web.amnesty.org/report2004/chn-summary-eng>

Hoy en día, hemos verificado que por lo menos 968 practicantes de Falun Gong han muerto en la persecución en China. A causa del bloqueo de la información, la cifra actual de muertos podría ser mucho más elevada.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.