España: La embajada china se niega a renovar mi pasaporte


Soy una practicante de Falun Gong que reside en España. En noviembre de 2001, perdí mi pasaporte. El 17 de abril de 2002 fui al consulado chino para rehacer un nuevo pasaporte. El funcionario encargado de mi caso, el antiguo director del consulado, Dwen Hsia-Yi, me dio un formulario para la petición de un nuevo pasaporte y me dijo que podría tenerlo el 24 de abril. El 24 de abril cuando fui a recoger mi nuevo pasaporte, el empleado encargado del departamento de los pasaportes, Sr. Yu Yang me dijo: “Hará falta que usted todavía espere, porque sus documentos están aún en manos de la oficina de la Policía Pública y todavía no respondieron”. Después de dos meses, regresé de nuevo para informarme y todavía me hicieron esperar. Me puse en contacto con Dwen Hsia-Yi y le pregunté donde estaba el problema. Dijo: “¿Qué pasaporte? La petición no ha sido hecha por mí, yo no sé nada”. En febrero de 2002 y en 2003, escribí cartas que envié certificadas para preguntar sobre la situación de mi pasaporte, pero no tuve ninguna respuesta.

Las embajadas y los consulados chinos ya no tienen el papel de protectores de sus ciudadanos. Al contrario, se han hecho unas instituciones que ejecutan los métodos de terrorismo ordenado por el grupo de Jiang Zemin. Ciertos funcionarios evalúan mal la situación en el país y en el extranjero y abusan de su poder ignorando los derechos de los practicantes de Falun Gong. Antes de que los que persiguieron a los practicantes de Falun Gong sean procesados uno tras otro, nos gustaría recordar a los verdugos que no olviden las lecciones de la historia. Su actitud y el modo en el que ustedes tratan a los practicantes de Falun Gong determinarán su futuro. En ese momento cada persona será hecha responsable por todo el mal que hizo.

* * *

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.