Algunas comprensiones sobre eliminar el apego a la inferioridad

Print

Como practicante de Dafa, los pensamientos que tenemos poseen cierta energía y tienen el poder de afectar las cosas en otras dimensiones. Por tanto, es importante tener pensamientos rectos lo más y tan a menudo como sea posible. Hay algunos casos donde nuestros pensamientos desviados nacidos de nuestros apegos son tan fuertes que se quedan fijados y forman nociones, haciendo que sean difíciles de detectar. Es posible que hasta no los observemos durante mucho tiempo e intentemos avanzar en nuestra cultivación sin comprender que este aspecto de nuestro carácter desviado bloquea todo nuestro progreso.

El apego al "sentimiento de inferioridad" que descubrí recientemente es una noción de este tipo que impregnó mi ser y procuró controlarme bajo diferentes ángulos, ejerciendo presión en otras dimensiones y siendo difícil de identificar. Su presencia la podía sentir, pero su origen parecía difícil de identificar, hasta se producían manifestaciones físicas tales como sentirme cansado o perezoso. Aquí me gustaría compartir algunas experiencias y comprensiones personales a mi nivel actual sobre el apego que nos hace sentir inferiores.

En el mundo actual, se ha hecho normal competir y luchar para estar por encima de otros, de ser diferente, interesante o gracioso, llamar la atención, tener espíritu vivo e inteligente y estar realizado en un trabajo académico o en tareas profesionales. El resultado de estas luchas es que se ha vuelto natural caer en la trampa de vivir según los estándares y las previsiones de otros. Como practicante, esto esencialmente significa vivir según los estándares de la gente común. Por ejemplo, con un trabajo prestigioso que demuestra un desempeño profesional y éxito, así como un salario que permite obtener posesiones materiales para un estilo de vida confortable y opulenta, somos considerados como los que hemos cumplido ciertas cosas que nos hacen socialmente aceptables. Estar en paro o tener un empleo de poca remuneración o ejercer un trabajo agotador en lugar de estar en el mundo académico o profesional puede producir un cierto estigma, especialmente en los círculos sociales profesionales o en las familias cultas. De esta manera hacemos frente a la tarea desalentadora de ponernos de acuerdo a los estándares y a los ideales de otros.

De hecho, estas mismas relaciones son unos arreglos kármicos que -para los no practicantes- son arreglados para desempeñar un papel específico durante su vida. Si alguien nos critica o nos halaga, apoya o mina nuestro camino de vida, así como nuestros objetivos personales y el nivel de cumplimiento, todo esto es arreglado teniendo como base la retribución kármica y las relaciones predestinadas.

Como practicantes de Falun Dafa, los acontecimientos de nuestra vida son re-arreglados cuando obtenemos la Ley y continuamos cultivando, poniéndonos aparte de estos arreglos originales. La aprobación o la desaprobación inherentes a las opiniones o al punto de vista de otros, incluyendo a los miembros de la familia y amigos próximos, cambian. Existen ahora como pruebas que nos dan la oportunidad a elevar nuestro xinxing (naturaleza del corazón y del espíritu), de refinar nuestros corazones y avanzar en nuestro camino de cultivación de rectificación. Es importante que como miembros de la sociedad en la que vivimos, cualquiera que sea, hagamos contribuciones positivas a través de nuestro comportamiento recto y nuestra fe inquebrantable de practicante de Falun Dafa en el camino que el Maestro arregló para nosotros. Pero nosotros no deberíamos perseguir el sentido de cumplimiento y satisfacción personal que la gente ordinaria manifiesta cuando hacen bien su trabajo o en la casa en su camino de vida pre-arreglado.

Tomemos el ejemplo de nuestra actitud hacia el trabajo de Dafa para clarificar la verdad y salvar a los seres. Hasta en esta sagrada tarea dejamos que nuestras acciones sean afectadas por los apegos de pensar que no somos bastante buenos, o no tan buenos como otros. Una circunstancia típica donde esto se manifiesta es cuando los practicantes "están ocupados" y tienen tantos proyectos y responsabilidades que encuentran que es difícil de hacer bien cada una de sus tareas, o de acabar todas. ¿Entonces cómo se manifiesta el sentimiento de inferioridad en este tipo de comportamiento? Posiblemente vamos a pedirle a un practicante aportar su ayuda para un proyecto a gran escala que le requerirá mucho tiempo. Pero después de haber aceptado participar y aportar su contribución a esta tarea, va a ocuparse también de otras numerosas tareas y proyectos, haciendo de modo que él vaya de un lado para el otro, haciendo difícil de ir hasta el final del que sea. Si el practicante siente que debe estar implicado en numerosas actividades para ser digno de ser un discípulo de Dafa, entonces él es dirigido por la noción de que su dignidad es medida por el volumen del trabajo de Dafa que va a realizar. Pero si nos ocupamos de numerosas cosas para esconder la noción de dignidad egoísta y el apego de ser aprobado por otros por un trabajo bien hecho, entonces se hará muy difícil hacer las cosas con un corazón puro y pensamientos rectos.

El apego al sentimiento de inferioridad es una fuerza entretenida y destructora que devora el centro de nuestro corazón y nos hace difícil avanzar diligentemente en el camino noble de la rectificación de la Ley. Pensar que se es inferior a otros puede también agravar otros apegos tales como la competitividad y los celos. Quedarnos atormentados por lo que no hicimos bien en el pasado lleva a aprisionarnos en una esfera infinita de desilusión, volviendo el camino de cultivación aparentemente imposible o insuperable. Es a partir de esta esfera de auto repulsión y de auto critica que las fallas innumerables son formadas, creando el potencial para tribulaciones duraderas. Lamentamos no levantarnos temprano para practicar los ejercicios y nos auto criticamos durante el día de haber dormido hasta demasiado tarde y de haber desaprovechado la oportunidad. Posiblemente tarde o temprano perdamos el tiempo que habría podido ser utilizado para clarificar la verdad o enviar pensamientos rectos. Tal vez nosotros nos creemos más karma tratándonos de manera que no concuerda con el estándar de compasión de un practicante. La oportunidad de eliminar el apego de sentirse inferior es omitida y a la mañana siguiente el incidente se repite. Si casos como este continúan y se agravan, la materia negra acumulada en respuesta a los pensamientos derivados por el practicante creará todavía más dificultad. Donde había una colina, hay ahora una montaña.

Los pensamientos que emanan de practicantes de una vía justa tienen una energía muy poderosa. El gong de los discípulos de Falun Dafa puede fijar las cosas en un cierto lugar, lo mismo que nuestros pensamientos son una existencia material que emana de nosotros. Aquello en lo que pensamos a sabiendas y conscientemente proviene de nuestro ser verdadero, pues deberíamos procurar que los pensamientos de nuestro ser verdadero sean tan puros, compasivos, dignos y rectos como sea posible. Esto comienza con los pensamientos hacia uno mismo. ¿Si un pensamiento negativo hacia uno mismo emana de nuestro espíritu, proviene de nuestro ser verdadero? Nuestra existencia original a la cual volvemos en el proceso de la cultivación ha sido creada en el espacio del universo y ha sido asimilada a la naturaleza del universo, "Zhen, Shan, Ren", en su origen. Por consiguiente, lo que conocemos de nuestro ser verdadero en el curso de nuestra cultivación en Dafa debería mostrarnos que los pensamientos de auto crítica, de auto repulsión y de juicio son factores del antiguo cosmos y no una parte de nuestro ser verdadero.

Respecto al apego al sentimiento de inferioridad, siento que como practicantes de Falun Dafa deberíamos tratar abiertamente este problema en nosotros mismos si encontramos que todavía tenemos este apego. Si miramos dentro de nosotros cuando encontramos dificultades haciendo progresos sólidos en nuestra cultivación y encontramos que el apego de inferioridad existe, deberíamos eliminarlo completamente con nuestros pensamientos más poderosos y rectos. Deberíamos abandonar nuestros errores del pasado sin miedo a que se reproduzcan de nuevo en el camino noble de la rectificación de la Ley, diciendo sin vacilación en nuestro corazón: “Soy un practicante de Falun Dafa, cultivo en una vía justa. Voy a abandonar mis errores del pasado y avanzar para sobrepasar los arreglos del antiguo universo”.

Escribí este artículo para cambiar algunas comprensiones personales a mi nivel actual con el fin de animar a mis amigos practicantes a que luchen para eliminar el apego al sentimiento de inferioridad. Si hay algo que sea de incorrecto, por favor indíquenlo con benevolencia.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.