Francia: Una declaración solemne

Mi declaración solemne fue escrita una vez por mi hermana menor de mi parte y publicada en Minghui.net en 2001. Sin embargo, siento la necesidad hoy de escribir yo misma esta declaración solemne.

Declaración solemne
Mi nombre es Chen Zhumei y empecé a practicar Falun Dafa en julio de 1999 en Francia. El 18 de julio de 2000 fui a Pekín a atestiguar que la Ley es buena y fui detenida durante un mes después de haber sido cruelmente golpeada por la policía perversa. Por no haber estudiado la Ley bastante, careciendo de un entendimiento profundo de los principios de Dafa y al no haberme quitado mis apegos fundamentales, no fui recta en tal prueba. Incapaz de padecer tal sufrimiento y asustada por las amenazas de muerte, hice lo que un discípulo de Dafa nunca debería hacer. Aún sabiendo que esto no venía de mi corazón, hice un compromiso con el mal. Me gustaría ahora declarar solemnemente otra vez: no reconozco lo que escribí en prisión. Hare firmemente las tres cosas que el Maestro nos pide: Estudiar la Ley, enviar pensamientos rectos y esclarecer los hechos, para hacerme un verdadero discípulo de Dafa durante el período de rectificación de la Ley y ayudar al Maestro en el mundo humano.

Chen Zhumei

julio 2004

Declaración solemne
En julio del año pasado, mi hermana menor, Chen Zuli de EE.UU. y yo misma de Francia nos encontramos para apelar pacificámente en Pekín. El 18 de julio, después de que hubieran descubierto que practicamos los ejercicios por la mañana en un hotel, fuimos secuestradas mientras saliamos por la puerta principal y fuimos encerradas en detención en la Oficina del Orden Público de Pekín. Aunque no hemos escrito nada perjuiciando a Dafa, escribimos una carta penitencial que declaraba: “No violamos las leyes del país y no haremos nada contra el país en el futuro”. Pensábamos que no había nada malo en escribir esto y aceptamos que unos amigos practicantes vinieran a buscarnos. Tampoco pedimos que nos devolvieran nuestros libros de Dafa.

Hoy, nos damos cuenta que lo que hicimos era obedecer al mal. Hoy declaramos solemnemente que lo que escribimos es nulo y sin valor. En el futuro no cooperaremos más con el mal, en cualquier parte ni en cualquier momento. Nos cultivaremos hasta el final y no cambiaremos. También pedimos el cese inmediato de la persecución de Falun Dafa y de los practicantes de Dafa.

Chen Zhuli, practicante en los Estados Unidos, Chen Zhumei, practicante en Francia.

6 de julio de 2001


* * *

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.