Irlanda: Liu Feng de vuelta a casa. La Asociación de Falun Dafa de Irlanda celebra una rueda de prensa

El estudiante irlandés practicante de Falun Gong, Liu Feng, después de multitud de tribulaciones sufridas en China, por fin llegó al aeropuerto de Dublín a las 7:45, el día 25 de julio. Por este motivo, la Asociación de Falun Dafa de Irlanda celebró una rueda de prensa la tarde del 29 de julio en la Universidad Trinidad de Dublín.

El vice-alcalde de Dublín, Sr. Andrew Montague

El portavoz de la sección irlandesa de Amnistía Internacional, Sr. Jim Loughran La diputada del condado sur de Dublín, Sra. Ruth Coppinger

Después de la visita del Primer Ministro chino Wen Jiabao a Irlanda, el embajador chino aseguró que Liu Feng podía volver a casa. Sin embargo, los responsables del campo de trabajos forzados donde Liu Feng fue encarcelado no quisieron dejarle en paz, así que Liu Feng fue espiado sin remedio todo el tiempo, hasta que pudo librarse de los policías espías y subir al avión rumbo a Irlanda sin haberse despedido de sus padres. Después de salir de China, Liu Feng los llamó y supo que al poco tiempo de marcharse, los encargados del campo de trabajo fueron a casa de sus padres. Para que la esposa de Liu Feng también pudiera llegar con seguridad a Irlanda, la rueda de prensa no fue celebrada inmediatamente después de la llegada de Liu Feng, sino que se esperó hasta la llegada de su esposa. La noche del miércoles, la esposa de Liu Feng llegó a salvo a Irlanda.

Además de Liu Feng y de los practicantes de Falun Gong de Irlanda, también participaron las personas de buena voluntad que ayudaron activamente en el rescate de Liu Feng y Yang Fang, como el diputado irlandés, Sr. David Norris, el portavoz de la sección irlandesa de Amnistía Internacional, Sr. Jim Loughran, el vice-alcalde de Dublín, Sr. Andrew Montague, la diputada del condado sur de Dublín, Sra. Ruth Coppinger, etc. Ellos estuvieron muy contentos por la llegada de Liu Feng y su esposa a Irlanda. El vice alcalde de Dublín, Sr. Andrew Montague dijo a los periodistas:

“Estoy muy contento. Personalmente felicito y doy la bienvenida a Liu Feng y a su esposa. Creo que la libertad de Liu Feng no es más que un pasito hacia adelante, pero todavía queda un largo recorrido. Perseguir y encarcelar a personas por sus creencias religiosas es incorrecto; encarcelar a personas por motivos políticos es incorrecto; encarcelar a los practicantes de Falun Gong tampoco es correcto. China todavía está muy lejos del estándar de los derechos humanos. Ellos deben liberar a todos los presos políticos, los presos religiosos y a todos los practicantes de Falun Gong”.

Cuando los periodistas preguntaron porqué hay más noticias sobre relaciones comerciales con China que sobre derechos humanos, la Sra. Coppinger dijo: “Los intereses comerciales no deben estar nunca por encima de los derechos humanos, esto es muy importante”.

Liu Feng viajó a China de vacaciones en 1999. Fue arrestado y su pasaporte confiscado por entregar al gobierno de Zhu Runji una carta de peticiones para pedir el fin de la persecución de Falun Gong. Estuvo quince días detenido en un centro de detención de Dalian. En mayo de 2002, se casó. En junio del mismo año, Liu Feng declaró la pérdida de su pasaporte y solicitó uno nuevo para poder regresar a Irlanda. Durante el periodo de espera, fue secuestrado y encarcelado en el centro de detención de Yaojia en Dalian. Allí pasó ocho meses detenido sin ningún tipo de acusación ni previo juicio legal. Más tarde, fue condenado a dos años de trabajos forzados y encarcelado en el campo de trabajos forzados de Dalian. Los continuos encarcelamientos, las huelgas de hambre y los durísimos trabajos forzados hicieron que su salud se deteriorara rápidamente. Se desmayó en varias ocasiones. Más tarde, salió del campo bajo fianza para recibir tratamiento médico. Al mismo tiempo, los practicantes de Falun Gong de Irlanda, las asociaciones y personas pro derechos humanos de las universidades y del gobierno iniciaron activamente una campaña para su rescate.

Después de Zhao Ming, Liu Feng es el segundo practicante de Falun Gong víctima de la persecución en China que es rescatado exitosamente y devuelto a Irlanda. Actualmente, hay otro practicante de Falun Gong, estudiante de Irlanda, Yang Fang, que está encerrado y es espiado en su casa de Shengyang y cuyo pasaporte está confiscado.

* * *

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.