Un hombre de negocios que trabaja por su cuenta descubre Falun Dafa

En alguna parte en la provincia de Jilin, había un hombre joven llamado Xiao Tian (un seudónimo para protegerlo de represalias), un hombre de negocios brillante que trabaja por su cuenta. Tenía un capital de cerca de cien mil yuanes y era una persona buena, honrada y apreciada por la comunidad local. Después de ver como su mujer, que practicaba Falun Dafa, cambiaba positivamente, tanto física como mentalmente en los últimos años y después de observar el comportamiento recto de los practicantes y de las cosas milagrosas manifestadas por Dafa, paso de no creer en Dafa a creer parcialmente y después poco a poco comenzar a practicar.

Pedir la liberación inmediata de los practicantes encarcelados de Dafa

A fines del año 2000, su mujer y otros practicantes fueron a Pekín para apoyar a Falun Gong e ilegalmente fueron detenidos en la oficina del gobierno local de Pekín. La policía y el personal local le obligaron a pagar una cierta cantidad de dinero si quería que liberaran a su mujer. Después de llegar a Pekín y hacer frente a esta irrazonable petición, rechazó con rectitud las preocupaciones diciéndoles: "Mi mujer quiere ser una buena persona, ¿por qué entonces la detienen? ¿Qué ley dice que debo pagar dinero?" Frente a estas preguntas, la policía no supo que responder y su mujer fue liberada.

Xiao Tian y su mujer no volvieron inmediatamente a su casa. Regresaron a la oficina del gobierno local de Pekín y pidieron a la policía que liberaran a los practicantes detenidos que habían ido con su mujer para apelar. La policía sabía que no tenía razón y ningún motivo legal para detener a los practicantes; por consiguiente, estos también fueron liberados.

Negar con rectitud los lavados de cerebro y la persecución

Después de que Xiao Tian y su mujer volvieran a su casa, llegaron malas personas de la comunidad que habían visto partir a los practicantes hacia Pekín y querían que fueran a una sesión de lavado de cerebro. Esta gente sabía que era rico y pensaban acosarlo por todos los medios para sacarle el dinero. Su mujer pues fue la primera en ser detenida para el lavado de cerebro. Enterado de la situación, inmediatamente localizó al jefe de la "oficina 610" local y denunció su arresto ilegal, diciéndoles que sus acciones estaban fuera de la ley. Les dijo también: "Mi mujer practicaba originalmente los ejercicios en casa. Si ustedes no hubieran comenzado a perseguir a los practicantes, no habrían tenido que ir a Pekín. Apresúrense a liberar a mi mujer porque no les daré ni un céntimo".

Frente a las objeciones rectas de Xian Tian y de otros practicantes, el programa de lavado de cerebro cesó rápidamente.

Proteger a las buenas personas, exponer las malas acciones y hablar libremente para la justicia

Estos últimos años, Xiao Tian protegió y ayudó a muchos practicantes. Un jefe del pueblo había perseguido a un practicante de cierta edad a muerte y sacado provecho de numerosas personas; tenía una reputación muy mala y fue implicado en asuntos de corrupción. Después de que Xiao Tian tuviera noticia de la situación, inmediatamente le denunció en el departamento encargado de la corrupción y algunos días más tarde, el jefe del pueblo fue reemplazado y ahora va a ser castigado según la ley. Mucha gente de la comunidad aplaudió las acciones de Xiao Tian.

Xiao Tian descubre Falun Dafa y empieza a enviar pensamientos rectos

A medida que Xiao Tian aprendía más sobre Dafa, su mujer y otros practicantes le aconsejaron aprender a practicar. Pero se reía y decía que posiblemente no era todavía el momento. Un día de verano de 2004, había más de una treintena de practicantes que participaban en un intercambio de experiencias en un emplazamiento privado. Era un periodo de fuertes lluvias, la verja había sido cuidadosa y sólidamente cerrada. Cuando Xiao Tian supo que no sería fácil salir a comprar para comer, salió de su casa cogiendo su propio coche y compró bastantes alimentos pensando en entregar el almuerzo a los practicantes del lugar. Llegó en coche hasta la verja y ésta se abrió delante de él. Después de haber experimentado este acontecimiento milagroso y muy excitado les dijo a todos: "Sabía que Dafa era bueno, pero no comprendía que era tan milagroso. Después de esta experiencia de hoy, verdaderamente creo en Falun Dafa."

Finalmente, Xiao Tian comenzó a practicar y al mediodía de aquel preciso día, se sentó en meditación y envió pensamientos rectos junto a todos los practicantes que participaban en el intercambio de experiencias.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.