Gente que no tiene más que la piel sobre los huesos, mujeres embarazadas forzadas a abortar, personas torturadas reducidas a un estado vegetativo - ¿Qué es lo que empuja a la policía china a hacer tales cosas?

Recientemente han sido revelados algunos casos escandalosos sobre el evidente tema de ciertos practicantes de Falun Gong perseguidos. La Srta. Wang Xia de la ciudad de Linhe, Mongolia Interior, ha sido alimentada a la fuerza y drogada. Adelgazó de 55 Kg. a 20 Kg. La Srta. Wang Guijin del condado de Huaiyang, provincia de Henan, embarazada de nueve meses, ha sido forzada a abortar. El Sr. Zhang Lianjun de la ciudad de Chifeng, estudiante de la universidad de Qinghua, ha sido torturado y reducido a un estado vegetativo por la brigada de seguridad nacional de Pekín.

Cuando la gente oye historias de atrocidades semejantes, intuitivamente no las creerá. Hasta cuando los nombres, las direcciones y los números de teléfono de las víctimas son facilitados, hay quien nunca lo creerá. Piensan que los oficiales de policía en China son un poco brutales y que es inevitable que ciertas cosas puedan llegar a pasar. Además, creen que si estos incidentes pasan regularmente, los que están en posiciones de responsabilidad habrían intervenido. En breve, no creen que la persecución sea tan severa, tan extensa, y que dure tanto tiempo.

Después de dos décadas, la nueva política de reforma y abertura de China, el nivel de vida del chino se mejoró un poco, y con cada vez más contacto con el mundo exterior, los chinos se volvieron llenos de esperanzas para el futuro. Y es exactamente esta esperanza, la causa de que numerosos chinos se niegan a creer que tal persecución y torturas existen de momento en China. El hecho que la gente no cree en eso indica que la persecución está más allá de la imaginación de la gente.

Poca importancia tiene la brutalidad de los oficiales chinos de policía, deberían constantemente mejorarse. No obstante, la persecución promulgada por el régimen de Jiang [Zemin] transformó a ciertos oficiales de policía en bestias sin conciencia. Los oficiales de policía se volvieron peores en lugar de volverse mejores.

Pongámonos en el sitio de los oficiales de policía que alimentaron a la fuerza a Wang Xia y la drogaron, y los que físicamente abusaron de la Srta. Wang Guijin, forzándola a abortar de su niño, y los que pegaron a un estudiante de la universidad de Qinghua y le redujeron a un estado vegetativo. Cuando hicieron esas cosas, ¿no han podido sentir el sufrimiento de las víctimas? ¿Han nacido ellos así?

Posiblemente no. Los oficiales de policía también tienen familias. Los que son perseguidos pueden ser de sus familiares o sus contemporáneos. ¿Cómo han podido hacer una cosa así?

Un oficial de policía dijo que si no "transformase" a los practicantes de Falun Gong, sería castigado y perdería su trabajo. Necesita mantener a su familia.

Su supervisor dijo que si no cumplía la cuota de la persecución de Falun Gong, sería criticado. No tendría promoción.

Las autoridades más altas dijeron que no podrían guardar su trabajo si no reprimían a Falun Gong.

Y la cadena continúa. Jiang Zemin diría, con tanta gente practicando Falun Gong, ¿cómo no podría yo estar celoso de ello? No se sentiría seguro si Falun Gong no fuera eliminado. Él no cree que no puede eliminar a Falun Gong.

Decimos que la persecución es diabólica y oculta, y es porque los que la llevan a cabo utilizan excusas que parecen "razonables” para cubrir sus actos. Cuando esta poca conciencia es disminuida por las políticas de Jiang Zemin que promulgan la persecución, el demonio en sus corazones aumenta y pierden toda humanidad, permitiéndoles hacer las cosas más crueles a la gente mejor.

En la superficie, los practicantes de Falun Gong son los que sufren, pero de hecho, los que participan en la persecución son también víctimas porque ellos han sido transformados de seres humanos en bestias. La degradación de sus corazones y sus almas envenena a los individuos y a toda la sociedad.

* * *

Here is the article in English language:
http://en.clearharmony.net/articles/a22038-article.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.