Australia: Una joven mujer se recupera de sus enfermedades después de la práctica de Falun Gong

Comencé a practicar Falun Gong hace 20 meses en un lugar de práctica cerca de Adelaida. Vivo con mi hija Renée, y esta no es mi experiencia sino la suya. Renée, la pequeña de 6 hijos, nació hace 25 años con numerosos problemas de salud que se volvieron más evidentes en la época de su crecimiento. Ha sido clasificada como mentalmente retrasada, tiene la espina dorsal deformada y soldada con la región lumbar, lo que le causa unos dolores agudos para toda su vida. Se mantenía en pie sólo durante un tiempo muy corto. Utilizamos una silla de ruedas para los paseos y compras, cualquier movimiento de pierna le causaba unos dolores espantosos desde la planta de los pies hasta la cabeza. Su vida se hizo difícil y horrorosa y Renée tenía muy pocos resultados en sus estudios.

Hace seis semanas, Renée dijo que quería también practicar Falun Gong. Pensé, su corazón conoce la verdad, pero cómo podría mantenerse de pie o sentarse para hacer los ejercicios "¡misión imposible!", dije para mí. Sentía miedo e incertidumbre de pensar cómo empezar, pero entonces comprendí que no necesitaba comenzar nada porque el Maestro Li y Renée lo iban a hacer muy bien juntos. Así, lo puse todo en manos del Maestro Li y comencé a enseñar a Renée el primer ejercicio, un poco cada vez. Tardó dos semanas en aprender el primer ejercicio y después de algunos días podía mantenerse en pie para hacerlo. Así, íbamos juntos a nuestro sitio de práctica, donde Renée pudo sentarse en el círculo para todos los demás ejercicios.

Renée ha leido el libro Zhuan Falun (1) y ha obtenido comprensiones e intuiciones enormes. Una noche, 4 semanas más tarde, mientras practicábamos en casa, ella dijo que podía mantenerse en pie para todos los ejercicios. Después de terminar, se sentó para la meditación, poniendo su pierna en una posición de semi loto. Me sentía totalmente conmovido y sólo podía llorar silenciosamente. Era todo un milagro. Entonces, Renée empezó a caminar 20 minutos cada día, y sólo a veces sentía un malestar ligero en sus piernas y su espalda. La silla de ruedas ya no era necesaria. Renée dijo que ésta era su vía y que ahora tiene su Maestro. Tiene mucho empeño y una gran voluntad. De hecho ahora, ella me mantiene en la línea. ¿Qué mayor prueba de Falun Gong es necesaria? Ninguna para nosotros, ya que vivimos este bello milagro cada día. Gracias por el amor y la compasión del Maestro Li.

(1) Zhuan Falun es el libro principal de Falun Dafa

Versión en inglés disponible en:
http://clearwisdom.net/emh/articles/2004/9/27/52854p.html

Versión en chino disponible en:
http://www.minghui.ca/mh/articles/2003/9/17/57544.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.