Una cirrosis en fase terminal es curada después de la práctica de Falun Dafa

Print


Frente a la muerte

Tengo 54 años. Durante mucho tiempo he estado sufriendo dolores de pecho y estómago. Tomaba pastillas cada día para atenuar el dolor cuando de repente mi situación se deterioró en abril de 2003 y me diagnosticaron una cirrosis de hígado. Tenía mucha dificultad para hacer cualquier cosa. Después de estar ingresado en el hospital durante un mes, tuve que abandonarlo porque no me quedaba más dinero. En menos de un año mi situación se deterioró completamente. A menudo echaba sangre de la nariz y todo mi cuerpo, particularmente la parte baja del abdomen, estaba hinchada. Mi mujer y mi hijo me llevaron nuevamente al hospital y se sentían muy afligidos. Los exámenes médicos mostraron que tenía una cirrosis en fase terminal. Entonces mi familia completamente desconsolada me llevó a casa. Los gastos médicos ascendían a 20.000 yuanes (moneda china, 500 yuanes es igual a la renta media de un trabajador urbano en China). Mi familia comenzó a preparar mis funerales. Sabía claramente que la muerte me esperaba a la vuelta de la esquina. Mi mujer lloraba cada día, perdió mucho peso y se quedó muy flaca.

Falun Dafa me devolvió la vida

Mientras luchaba entre la vida y la muerte, los practicantes de Falun Gong de mi pueblo vinieron a vernos y nos hablaron de Falun Gong y nos explicaron que las razones dadas por el Gobierno para justificar la persecución de Falun Gong eran totalmente falsas y me dijeron que la práctica de Falun Gong podría ser mi única esperanza. Así, pensando que no tenía nada que perder decidí probar.

Primero leí las enseñanzas principales de Falun Gong en Zhuan Falun y después muchos otros libros de Falun Dafa. Gracias a una relación predestinada, cuanto más leía más apreciaba mis lecturas y mi espíritu se volvió tranquilo y claro. En abril de 2004 comencé a practicar.

Durante meses mi salud continuó mejorándose a pesar del diagnóstico de los médicos. Con bastante rapidez me vi capacitado a volver a trabajar en el campo.

El Secretario del Partido del pueblo protege a los practicantes de Falun Dafa después de haber sido testigo de la verdad

Este auténtico milagro conmovió a todo el pueblo. Los aldeanos propagaron la noticia de este milagro de Falun Gong del que fueron testigos y que devolvió a una persona moribunda a la vida. Toda mi familia y casi cien residentes del pueblo comenzaron a aprender Falun Dafa. Algunos aldeanos que se encontraban inhabilitados, reencontraron la salud después de varios años de enfermedad. Otros vieron como desaparecía su enfermedad de corazón. Quiero decir a todo el mundo que el Maestro me salvó la vida.

Practicar Falun Gong se convirtió en una cosa honorable en nuestro pueblo. Gracias a los esfuerzos de los practicantes de Falun Dafa, el Secretario del Partido de nuestro pueblo y los funcionarios del partido hicieron todo lo posible para proteger a los practicantes. Cuando había reuniones en el pueblo, los funcionarios hacían de manera que las reuniones se acabaran bastante rápido con el fin de que los practicantes pudieran empezar de nuevo sus ejercicios. En este sentido nos gustaría expresar nuestra gratitud hacia los funcionarios de nuestro pueblo por haber apoyado a Falun Dafa. Les deseamos a todos ellos así como a su familia un futuro maravilloso. Después de todo, un pensamiento benévolo hacia Falun Dafa aporta bendiciones para la vida.

* * *

Here is the article in English language:
http://en.clearharmony.net/articles/a24963-article.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.