La Gran Época: "Más allá del sufrimiento, el Coraje y la Gracia"

28 de marzo de 2005

Liu Chengjun muriendo bajo las torturas
Pintura de © Katthis GILLIS

«Es el cuadro estrella de la exposición de Ginebra que será presentado en diferentes ciudades de Suiza, así como a través de toda Europa», me informa Maïté Orlandini, el responsable de la exposición. Este cuadro está basado en la verdadera historia del Sr. Liu Chengjun, que vivía en el norte de China y fue condenado en marzo de 2002 a 19 años de prisión por difundir en la televisión por cable un documental que revelaba la verdad sobre la brutal persecución de Falun Gong.

Por practicar este método de meditación, el Sr. Chengjun murió después de 21 meses de torturas, creyendo hasta el final en su fe, en los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia en los cuales está basado Falun Gong

El responsable precisa que las pinturas expuestas son obras de diferentes artistas renombrados como el Profesor Zhang Kunlun, célebre escultor y pintor, antiguo director del departamento de bellas artes de la universidad china de Shandong. «Es un vehículo tanto para él como para otros artistas de informar a la gente sobre este problema real de violación de los derechos humanos en China y de expresar a través de su arte esta represión tan injusta», añadió. Este mismo artista fue víctima de la persecución y fue liberado gracias a la ayuda internacional de los gobiernos, las ONGs y los medios de comunicación. Hoy vive en Canadá mientras que otros artistas son detenidos.

Estos cuadros emocionan a los visitantes. Un hombre de unos treinta años dijo sentirse emocionado al apreciar tal sufrimiento y ver al mismo tiempo toda la belleza que se libra en las pinturas. Otra persona declaro estar sorprendida de que estos artistas que sufrieron tanto lleguen a transmitir tal paz y luz en sus obras. Luego, esta visitante con la voz conmovida encuentra que «estos cuadros reflejan una sabiduría y una esperanza de vida gracias a la fe que tienen en sí mismos».
Por fin, este hombre imponente de unos sesenta años reconoce sentirse sorprendido de sus propios sentimientos delante de estos cuadros: «Cuando vi que la exposición mostraba cómo se tortura hoy día en China, tuve miedo de quedar un poco disgustado, pero en realidad viendo las obras, finalmente he quedado sorprendido de mis propias emociones y sobre todo por la belleza de las imágenes».

Una exposición de cuadros y de pinturas chinas itinerantes
Esta conmovedora exposición plena de verdad, sabiduría y esperanza se celebra en Ginebra en el marco de la 61ª comisión de los derechos humanos de la ONU, hasta el 22 de abril en la casa de las Artes de Grütli, C/ General Dufour, 16, CH-1201 Ginebra (Suiza)

De lunes a viernes desde las 11h a las 23h.
Y el fin de semana desde las 12h hasta las 23h.

Fuente
http://french.epochtimes.com/news/5-3-27/1338.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.