Suecia: "Verdad, Benevolencia y Tolerancia" brillan en los corazones de los niños


Los practicantes de Falun Gong nórdicos se reunieron en Estocolmo durante las vacaciones de Pascua para estudiar las enseñanzas de Falun Gong y compartir sus experiencias de cultivación. Los más jóvenes y los más pequeños se juntaron para jugar, bailar, confeccionar todo tipo de emblemas de Falun, flores de loto y recitar poemas del Maestro Li. Adultos y niños todos juntos practicaron los ejercicios de Falun Gong bajo los primeros rayos de sol de una primavera precoz y sacaron provecho de unos días inolvidables.

Un pequeño canta “¡Falun Dafa es bueno!”
Todo el mundo estaba feliz de ver a los jóvenes practicantes. Sentados en círculo, pasaron una media hora cada día cantando y leyendo la colección de los poemas del Maestro Li guiados por los practicantes adultos. Era una de sus actividades favoritas. Les dejamos escoger las canciones y particularmente les gustaba "Falun Dafa Hao" (Falun Dafa es grande). Hasta los más pequeños abrían su boca para cantar. El menor de todos no llegaba a los dos años y aunque todavía no puede decir gran cosa, puede decir “Falun Dafa es grande”.

Mi hijo sugirió cantar “Vine por ti”. Al principio pensaba que las voces serían demasiado difíciles para los niños y que podrían no tener suficiente paciencia para aprender. Sin embargo, cuando empezamos a probar, se quedaron completamente absortos en la música. Algunos cantaban mucho y otros tranquilamente escuchaban y estaban contentos. Sus caras irradiaban, y su inocencia y sinceridad emocionaron a todo el mundo.

Un ambiente de cultivación para los jóvenes practicantes
Hubo muchas pruebas de xinxing entre los jóvenes practicantes. Antón de ocho años, es un chico enérgico, cuando las chicas se negaron a jugar con él, se sintió rechazado y comenzó a llorar. Les reuní a todos y les hablé de los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Comprendieron inmediatamente y al rato ya estaban juntos de nuevo. Cuando Anton habló más tarde de aguantar pruebas psicológicas, tomó este incidente como ejemplo y dijo: “tuve un momento difícil y sentí que mi corazón se estallaba. No es nada fácil aguantar la ira”.

Al igual que los adultos, los niños también necesitan un ambiente de cultivación. Durante las vacaciones de Pascua, escucharon las historias de cultivación, leyeron "Hong Yin", practicaron los ejercicios de Falun Gong y resolvieron sus tribulaciones cuando se presentaban. Todos estos factores ayudaron a crear un ambiente de cultivación.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.