El informe anual de Amnistía Internacional critica la persecución de Falun Gong que continúa en China
 

El informe anual de Amnistía Internacional critica la persecución de Falun Gong que continúa en China

La organización de derechos humanos más grande del mundo, Amnistía Internacional (AI), ha publicado su informe anual bajo el título “El Informe anual 2005 de Amnistía Internacional sobre los derechos humanos”. China continúa violando los derechos fundamentales del hombre en numerosas regiones y el informe declara que “las represiones políticas continúan sobre grupos específicos tales como el movimiento espiritual Falun Gong » (p. 77).

La secretaria general de AI, Irene Khan, presentó el informe en una conferencia de prensa celebrada en el centro de Londres el 15 de mayo. El informe de más de 300 páginas está disponible en varios idiomas entre los que están el árabe, inglés, francés y español. «Documenta los temas de derechos humanos que preocuparon a AI durante el 2004 y refleja las actividades de AI durante el año para promover los derechos humanos y hacer campaña contra los abusos de los derechos humanos» ha dicho AI.

En el capítulo que habla de la represión de los grupos espirituales y religiosos (p. 78) el informe declara: «El movimiento espiritual Falun Gong es el objetivo clave de la represión, que según los informes incluye numerosas detenciones arbitrarias. La inmensa mayoría de los que son detenidos han sido condenados a períodos de “reeducación por el trabajo” sin juicio y sin proceso, durante los cuales corren un gran riesgo de tortura o de malos tratos, particularmente si se niegan a renunciar a su creencia. Otros han sido detenidos en prisiones y en hospitales psiquiátricos. Según fuentes extranjeras de Falun Gong, desde la prohibición de la organización en 1999, más de 1.000 personas asociadas a Falun Gong murieron, la inmensa mayoría como consecuencia de la tortura y los malos tratos.»

En el capítulo titulado “China - Tortura, detención arbitraria y procesos injustos” en la página 79, el informe declara también: “En octubre, las organizaciones de Falun Gong en el extranjero publicaron secuencias de vídeos de Wang Xiao, una mujer que recientemente ha sido liberada de una prisión de Hohhot en Mongolia Interior dónde purgó dos de los siete años de condena por haber distribuido material que promovía Falun Gong. Volvió demacrada y con el cuerpo cosido de cicatrices. Según un informe fue atada a la cama, colgada, golpeada, recibió inyecciones de drogas y sufrió descargas eléctricas después de haber estado en huelga de hambre para protestar contra su detención.”

China queda como el país con el número más grande de ejecuciones. «Con pocas salvaguardias eficaces para proteger los derechos de los defendidos, un gran número de personas continúan siendo ejecutadas después de un proceso injusto» dice el informe. Cuando ella ha sido preguntada sobre la estimación de AI respecto a las por lo menos 3.400 personas ejecutadas y por lo menos 6.000 condenadas a muerte durante el año 2004, la Sra. Khan dice que las cifras reales deben ser mucho más elevadas a causa de las "penas de muerte escondidas”, como ciertas muertes debidas a la tortura y declaradas como suicidio en China. El informe declara: «En marzo, un miembro del Congreso Nacional del Pueblo anunció que China ejecutaba cerca de 10.000 personas al año».

Here is the article in English language:
http://en.clearharmony.net/articles/a26830-article.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.