Amnistía urge a China a revelar estadísticas de ejecución

El número de ejecuciones es considerado como un "secreto de Estado" por el régimen en China
 

Amnistía Internacional desafió a China el 29 de marzo a revelar el número de ejecuciones que el régimen lleva a cabo. El grupo de derechos humanos publicó su informe anual Sentencias de Muerte y Ejecuciones, en donde afirma que las autoridades chinas ejecutaron "miles" de personas en 2009, más que la suma total del resto del mundo.

El informe, basado en una investigación del grupo, revela que al menos 714 personas en 18 países fueron ejecutadas el año pasado. Las mayores cifras se presentan en Irán, Iraq, Arabia Saudita y Estados Unidos. Dicho número no incluye las ejecuciones en China, en donde las estadísticas de pena de muerte permanecen como secreto de Estado.

"Las autoridades chinas afirman que un menor número de ejecuciones se están realizando", declaró Claudio Cordone, Secretario General Interino de Amnistía Internacional. "Si esto es cierto, ¿por qué no le dicen al mundo cuántas personas sentencia a muerte el gobierno?"

Amnistía decidió no publicar su estimado del número mínimo de ejecuciones en China, pero el informe de 2008 afirma que al menos 1,718 personas fueron ejecutadas, más de 70 por cierto del total de ejecuciones en el mundo entero.

Amnistía Internacional es un fuerte opositor de la pena de muerte, considerándola "cruel y degradante, y una afrenta a la dignidad humana". El año pasado, los métodos de ejecución incluyeron ahorcamiento, fusilamiento, decapitación, apedreamiento, electrocución e inyección letal.

El reporte afirma que la pena capital fue usada extensamente por razones políticas o para silenciar a opositores de un régimen, muchas veces después de "juicios terriblemente injustos". En Irán, 112 ejecuciones se llevaron a cabo en el período de ocho semanas durante las protestas de oposición que siguieron a las elecciones presidenciales.

El grupo de derechos humanos, que por años ha hecho campañas en contra de matanzas judiciales, organizó esfuerzos en Burundi y Togo, a los cuales se unieron otros 93 países en donde la pena de muerte ya no se utiliza.

En 2009 no se realizaron ejecuciones en Europa, en donde Belarus es el único país que todavía sanciona la pena capital. Sin embargo, se reporta que dos hombres fueron ejecutados este mes.

En América, Estados Unidos fue el único país que realizó ejecuciones en 2009, con un total de 52 ejecuciones ese año.

Versión original en: http://www.lagranepoca.com/articles/2010/04/01/4424.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.