Cosas increíbles que he experimentado después de empezar a practicar Falun Dafa

No tengo idea de cuántos kilómetros he caminado, cuántos materiales he repartido, o con la cantidad de gente que he hablado. Sólo sé que soy la persona más feliz, siempre cuando salgo a hablar con la gente sobre la persecución.

Yo era una agricultora, anciana y analfabeta. Crecí en la región más pobre de China y nunca tuve la oportunidad de ir a la escuela. Debido a que mi padre murió cuando tenía 12 años, tuve que trabajar duro para mantener a mi familia, hacer crecer los cultivos, arar los campos y el tejido. Ahora puedo leer los libros de Dafa y hacer las tres cosas firmemente con la protección del Shifu.

Soy capaz de leer el Fa
Un practicante del norte vino y nos enseñó a Falun Gong en 1997. Cuando abrí el libro por primera vez, lloré con tristeza porque yo era analfabeta y no podía leer como todo el mundo lo hacía. Me arrodillé y le dije: "¡Shifu! ¡No puedo leer el libro! ¡Por favor, ayúdame!".

La practicante A se acercó y dijo: "¡Usted puede venir a mi casa a partir de ahora y podemos estudiar el Fa juntos! Puedes seguirme mientras leo". De esta forma estudiamos juntos el Fa por más de un año. En aquel entonces, tenía 61 años.

En 1999, tuve la oportunidad de leer "Zhuan Falun" por mí misma. Cuando leí 12 páginas, sola por primera vez, estaba tan emocionada que lloré. Dije en mi corazón: "¡Shifu! ¡No es suficiente! Otros pueden leer todo el libro, mientras que yo sólo puedo leer 12 páginas. ¡Por favor, ayúdame! "Al día siguiente, fui capaz de leer más de 20 páginas y gradualmente incremente hasta 30 páginas. Seis meses más tarde pude leer una conferencia y luego cinco conferencias, etc.

La gran benevolencia del Shifu me ayudó, a una anciana analfabeta del pueblo, a leer todos los libros del Fa con facilidad y gracia. Yo no quiero perder mi tiempo y aprovecho cada oportunidad para leer el Fa. Siento que soy la mujer más feliz del mundo.

Después de enviar pensamientos rectos inmovilice a unos oficiales de policía
El 12 de abril cuando estaba copiando materiales de esclarecimento de la verdad en una tienda con otro practicante, el dueño de la tienda nos denunció a la policía. Un oficial vino a mi casa y me dijo: "Sé todo lo que hiciste en la tienda". Le dije: "¡Conocer la verdad beneficiará a la humanidad. Pero el PCCh persigue a Dafa! Tenemos que aclarar los hechos y permitir que todo el mundo sepa que Falun Dafa es bueno".

Cuando la policía estaba buscando en mi casa, yo envié un pensamiento recto: "No dejes que estas personas malvadas encuentran ni un solo pedazo de papel con los hechos escritos sobre Falun Gong". Sólo se llevaron la guía telefónica de mi nuera. No encontraron nada, ya que me había ocupado de entregar todos los materiales. No obstante, me llevaron a la comisaría de policía.

El jefe de la policía no se rindió y me preguntó: "¿Quién te dio los materiales originales?" Le contesté: "Si dijera que me los diste tú ¿lo admitirías?" Pensé dentro de mí: "Nunca voy a avergonzar el Fa y a el Shifu. Tampoco voy a traicionar a un compañero practicante". El jefe trató de convencerme de que pronto sería liberada si revelaba el nombre del otro practicante. Entonces envié otro pensamiento: "Hacer que estos policías estén quietos". Entonces, los cuatro o cinco policías se quedaron dormidos tan profundamente que se les caía la saliva de la boca. Alrededor de las 15:00 h, me fui a casa con mi hijo.

Shifu sufrió por mí
Fui golpeada por una motocicleta en 2006, cuando estaba aclarando los hechos en Kunming. Oí un sonido como un cuchillo cortando un nabo. Cuando abrí los ojos, me sorprendí que todavía estaba viva y no sentía ningún dolor. Sabía que Shifu soportó todas las dificultades para mí y una deuda que tenía fue pagada.

El joven piloto estaba tan molesto que tuve que consolarlo: "¡Muchacho, cálmate!. Practico Falun Dafa, no voy a demandarte ningún dinero. Mi Shifu me enseña a ser una buena persona siguiendo los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia. ¡No te preocupes por eso! Falun Dafa es realmente extraordinario. Si hubieras golpeado a otra persona hoy, las cosas serían totalmente diferentes. ¡Mi Shifu me salvó! Si crees en Falun Dafa, serás bendecido. Joven, por favor cree que Falun Dafa es bueno".

Entonces le di un amuleto de Falun Dafa y le animé a recitar "¡Falun Dafa es bueno!" Él dijo: "¡Bien! ¡Bien! Creo en Falun Dafa".

Cuando estaba clarificando los hechos en 2003, mi nieta fue atropellada por un coche, pero no resultó herida. Sabía que era porque Shifu la había protegido.

A partir de 2000, he aclarado la verdad, día tras día, sin importar el clima. No tengo ni idea de cuántos folletos y volantes he repartido, cuántas personas he salvado, o cuántas kilómetros he caminado. Pero sé que soy feliz cada vez que salgo a esclarecer la verdad. En el futuro, voy a cultivarme con mayor diligencia y no defraudaré a Shifu.

Versión en chino disponible en: http://www.minghui.org/mh/articles/2013/12/5/一发正念-恶警就被定住了-283308.html

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2014/1/2/144160.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.