Toronto (Canada): Celebra el décimo aniversario de los "Nueve comentarios sobre el Partido Comunista"

Los "Nueve Comentarios sobre el partido comunista chino", un libro que desencadenó un movimiento entre la gente de China para renunciar al partido, se publicó en 2004.

Los practicantes de Falun Gong en la ciudad de Toronto, Canadá, celebraron el décimo aniversario de la publicación del libro el 24 de noviembre. Mostrando su apoyo a los 185 millones de chinos que han renunciado al partido y a sus organizaciones afiliadas.

Los practicantes montaron una pared con pancartas en la esquina de la calle Bloor y George bajo la lluvia. Entregaron materiales, recogieron firmas para protestar contra la persecución a Falun Gong y pidieron el fin de la tiranía del partido comunista chino (PCCh). Varios ciudadanos chinos renuncian al partido durante el evento.

Pared de pancartas donde se pedía el fin de la persecución Firmando la petición en apoyo a Falun Gong

Las personas están despertando a la verdad
La Sra. Zhou Chuanying, de 69 años, a menudo va a lugares turísticos locales para hablar con los turistas chinos sobre la malicia del PCCh y trata de convencerlos de que renuncien al partido. Ella piensa que ahora es más fácil que los chinos aceptan la verdad.

"Muchos funcionarios del gobierno chino leen nuestros materiales con cuidado. Hablan con nosotros, porque así lo requieren los detalles acerca de Falun Gong. Después de renunciar al PCCh, algunos de ellos incluso han gritado "¡Falun Dafa es bueno!". Muchas personas nos dicen que se enteraron de la existencia de la tendencia a renunciar al partido en China y están contentos de tener la oportunidad de anunciar su renuncia aquí con nosotros", dijo la Sra. Zhou.

La Sra. Du Limei, de 67 años, ha ido al consulado chino todos los días, situado muy cerca del centro de renuncias en la calle Bloor y St. George durante más de una década. Todo lo que ella quiere es que la gente sepa lo que realmente es Falun Gong y acerca de la persecución brutal.

Según la Sra. Du, el pueblo chino, incluidos los funcionarios del consulado y los que vienen al consulado por negocios, han cambiado su actitud en los últimos años. A continuación ella comentó un par de ejemplos.

"Varios guardias de seguridad chinos en el consulado fueron hostiles con nosotros hace años. Incluso rompieron nuestros materiales. Pero ahora, son amables y podemos decir hola a todos, todos los días. Algunos de ellos hasta aceptan nuestros materiales. Además, cada vez más personas chinas vienen al consulado por negocios y están dispuestos a renunciar al partido comunista chino con nuestra ayuda".

Estudiante universitario: "veo esperanza"
Annuo Cao emigró a Toronto desde China cuando él tenía cinco años. Pasó por el evento y tuvo la oportunidad de hablar con un practicante por largo tiempo.

Annuo abandonó la escuela por un tiempo. Esperando encontrar respuesta a las viejas preguntas sobre la vida, el universo y todo lo demás, pero nunca lo encontró. Sin embargo, disfrutó de su charla con un practicante.

"Puedo sentir su energía positiva. He visto esperanza", dijo Annuo. Él firmó la petición, anticipando que el encuentro sería un punto de inflexión en su vida.

"He estado buscando algo. Hoy, he tenido la oportunidad de aprender un montón. Este podría ser un nuevo comienzo en mi vida. Voy a visitar la página de Internet para obtener más información sobre Falun Gong", añadió.

Timitin, estudiante de la universidad de Toronto de Arabia Saudita, quedó sorprendido al saber sobre la brutal persecución a Falun Gong en China. "He visto Falun Gong en mi campus hace unos meses. He firmado la petición. Si es posible, quiero volver a firmar", dijo a un practicante. "Su caso es muy importante. Debemos dejar que más personas lo sepan. Todos deben estar en contra de la persecución".

Timitin, un estudiante de Arabia Saudí

Versión en chino disponible en: http://www.minghui.org/mh/articles/2014/11/26/多伦多庆《九评》十周年-贺民众觉醒(图)-300787.html

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2014/11/27/147069.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.