Mission Bay (Nueva Zelanda): Un encuentro agradable con Falun Gong

Los asistentes a la fiesta del nuevo año chino en Mission Bay, uno de los atractivos turísticos más famosos de Auckland, inesperadamente encontraron algo único.

Ellos estaban contentos de aprender sobre Falun Gong y la persecución y también habían sido engañados por las mentiras y propaganda del partido comunista chino (PCCh). Además, aprendieron sobre el movimiento para renunciar al PCCh. Muchos de ellos también renunciaron felizmente a sus organizaciones afiliadas, después de comprender las malas acciones cometidas por el partido.

Turistas occidentales y chinos observan la información sobre Falun Gong colocada en las pancartas Un turista conversa con un practicante acerca de Falun Gong

Un turista aprendiendo los ejercicios de Falun Gong Un regalo inesperado--un turista chino acepta material informativo sobre Falun Gong con una sonrisa

Un turista chino acepta material de Falun Gong

Después de renunciar a las organizaciones del PCCh, muchos turistas mostraron agradecimiento por la oportunidad de tomar una decisión tan importante.

Las siguientes son tres historias sobre cómo estos turistas chinos que renunciaron a las organizaciones del PCCh:

Ayudando a un miembro del partido a renunciar después de tres encuentros
La Sra. Meng, una practicante de Falun Dafa, se encontró tres veces en un solo día con un turista chino en Mission Bay, antes que él estuviera de acuerdo con renunciar a su membresía del Partido.

Este turista chino tenía cerca de 50 años y vestía de rojo. La primera vez, cuando la Sra. Meng se encontró con él, le preguntó: "Señor, ¿Sabe acerca del movimiento para renunciar al PCCh ?" La Sra. Meng no había dicho sino un par de frases más, cuando este hombre se enojó. Él repitió las mentiras que el PCCh le había inculcado y pareció que iba a atacar físicamente a la Sra.Meng.

La Sra. Meng se mantuvo tranquila y le explicó pacíficamente la situación real. Antes de irse, ella le dijo, "no te enojes, no tengo ninguna mala intención. Sólo quiero lo mejor para ti".

Después de un rato, la Sra. Meng se encontró otra vez con el turista vestido de rojo. Ella le dijo: "No se enoje más, señor. No conoce la situación real, por favor, permítame contarsela".

A continuación, la Sra. Meng habló sobre cómo el PCCh fabricó mentiras para desprestigiar y perseguir a los practicantes de Falun Gong. Con el fin de incitar al odio, el régimen orquestó una autoinmolación en la Plaza Tiananmen para enlodar a los practicantes de Falun Gong.

Ese turista escuchó en silencio, sin decir una palabra. Antes de irse, la Sra. Meng agregó: "Falun Gong es la ley de Buda. Asegúrese de tener esto en cuenta: "Falun Dafa es bueno".

Después de esto la Sra. Meng fue a hablar con otros turistas. Poco tiempo después, se encontró con el hombre de rojo por tercera vez.

La Sra. Meng habló con él sobre cómo el emperador romano Nerón persiguió a los cristianos, lo que llevó a la destrucción de todo el país. Ella dijo: "Como persona china, si no me levanto para exponer los crímenes del PCCh, eso sería mi mayor desgracia".

La Sra. Meng finalmente le habló sobre renunciar al PCCh por su propia seguridad y le preguntó si había estado afiliado con el partido.

El hombre inmediatamente respondió: "Yo me uní a él antes, soy miembro del Partido".

La Sra. Meng le dijo: "¿Por qué no renuncia?"

"De acuerdo. Gracias", respondió el hombre secamente.

Ayudando a compatriotas a renunciar
La Sra. Sun, otra practicante, de la ciudad de Haiyang, provincia de Shandong, China, se encontró con más de una docena de turistas de su ciudad natal el día de Año Nuevo.

La Sra. Sun estaba muy feliz de verlos y de inmediato sintió un acercamiento con ellos. Ella les dijo: "Somos de la misma ciudad, por favor confíen en mí. Si se han unido al Partido, la Liga de la Juventud o los Jóvenes Pioneros, deben renunciar por su propio bien.

"Si , tiene razón. " Un hombre respondió:"Todos los de este grupo somos miembros del Partido".

"Entonces usted debería renunciar, es lo mejor que puede hacer", dijo Sra. Sun.

"Tiene razón", contestó el hombre.

El hombre luego señaló a otro hombre cercano y dijo: "Por favor, tenganlo en cuenta también".

La Sra. Meng le preguntó: "¿Por qué usted no renuncia también?"

"¡Está bien!" Ese hombre también estuvo de acuerdo.

Algunos de este grupo finalmente también renunciaron a su afiliación a las organizaciones del PCCh.

"Quiero renunciar con mi nombre real"

La Sra. Sun también conoció a un turista de Shanghai.

Tan pronto como el hombre vio a la Sra. Sun, dijo: "Sé que eres practicante de Falun Gong. Lo siento por ti. También sé que los días del PCCh están contados. Está a punto de caer".

"Entonces, apúrese a renunciar", dijo la Sra. Sun.

"Pero yo no soy un miembro del Partido, ni me uní a la Liga de la Juventud", dijo el hombre.

"Entonces ¿debió haberse unido a los Jóvenes Pioneros? Usted debe renunciar también", dijo la Sra Sun.

"Si y por favor usa mi nombre real para la renuncia", contestó el hombre.

Versión en chino disponible en: http://www.minghui.org/mh/articles/2015/1/6/他们在新西兰米慎湾遇到法轮功(图)-302822.html

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2015/1/7/147881.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.