Montreal (Canadá): Celebran los 200 millones de renuncias al PCCh con marcha y desfile

"Alrededor de 200 millones de chinos renuncian al partido comunista chino (PCCh) y a sus organizaciones afiliadas, según estadísticas del Centro de Servicio Global de Renuncias al PCCh", dijo el Sr. Wei, anfitrión de un mitin celebrado en barrio chino de Montreal el 4 de abril de 2015.

Las personas en Montreal y sus alrededores participaron en la manifestación para mostrar su apoyo y felicitar a los 200 millones de almas que han obtenido libertad. El movimiento de renuncias al PCCh comenzó en diciembre de 2004. Provocada por los "Nueve comentarios sobre el partido comunista chino", publicado por La Gran Época en noviembre de 2004.

La Divine Land Marching Band encabezaba el desfile. Había pancartas y carteles informativos acerca del movimiento: "Renuncie al PCCh por su propia seguridad", "El PCCh no es China", "Desintegrar al PCCh para poner fin a la persecución" y así sucesivamente.

Más de una docena de estudiantes de China continental renunciaron a su membresía al partido durante el evento, según la Sra. Wang, voluntaria del Centro de Servicio Global para renunciar al PCCh en Montreal.

Personas de Montreal y ciudades aledañas realizaron un desfile y una marcha para celebrar los 200 millones de personas chinas que renunciaron al PCCh


Abrazar un futuro brillante
El Sr. Pinard, otro presentador del evento, dijo en el desfile que renunciar al PCCh es una decisión personal. Declarar expresamente que las personas ya no tienen nada que ver con el PCCh. Diferentes personas lo hacen por diferentes motivos, pero en general, se han dado cuenta de que el PCCh ha cometido crímenes horrendos y ellos no quieren ser responsables de estos crímenes y renunciaron al PCCh.

"¡Siento que la oscuridad llega pronto a su fin. La esperanza está en tí!". El Sr. Zhang de 82 años decía en voz alta a los practicantes de Falun Gong que se ofrecieron a elevar la conciencia sobre la brutal persecución por el PCCh y ayudar al pueblo chino a ver claramente el carácter perverso del partido y renunciar a su afiliación y a sus organizaciones afiliadas.

El Sr. Zhang vive en Montreal desde hace más de 20 años. Le dijo a los practicantes que había sido sometido a tres años de trabajos forzados y a diez años de prisión durante las varias campañas políticas del PCCh antes de abandonar China. Fue torturado hasta el punto de que casi tuvo un colapso mental. También había sido testigo de la terrible persecución contra sus amigos.

"El PCCh ha utilizado todos los medios posibles para perseguir al pueblo chino. Su crimen es monstruoso", afirmó.

Convertirse en una persona libre
Caminando en el desfile había una señora sosteniendo un cartel que decía: "Por su propia seguridad, renuncie al PCCh". La Sra. Héma-Claudia Hénault había hecho un viaje de una hora desde Montreal norte para participar en la protesta.

La Sra. Hénault enseñó inglés en China durante un año y tiene una profunda afinidad con China y el pueblo chino.

Ella dijo que vino al desfile porque se sorprendió cuando se enteró de que sus amigos, practicantes de Falun Gong en China son torturados e incluso sustraen sus órganos estando vivos solo por mantener su creencia.

Pero ella no se sorprendió demasiado basada en su experiencia en China. Por eso vino a apoyar a los 200 millones de chinos que han renunciado al partido.

China necesita personas valientes como los participantes en la marcha, señaló la Sra. Hénault. Dijo que la manifestación es muy buena para difundir el mensaje mucho más allá, con el fin de que más personas tengan libertad.

Las personas están despertando
Un inmigrante chino recién llegado a Montreal fue sorprendido por la belleza de la Divine Land Marching Band.

Se enteró de que la marcha celebraba la renuncia del pueblo chino al PCCh y dijo a un practicante de Falun Gong que leería más sobre el movimiento en Internet.

Un joven que creció en Montreal le dijo al reportero que había visto con frecuencia a los practicantes de Falun Gong esclareciendo la verdad sobre la persecución. También comentó que sabía sobre el movimiento de renuncias al PCCh. El dijo: "estoy de acuerdo con ellos [los practicantes de Falun Gong]. Todo lo que el PCCh ha hecho está mal".

La Sra. Yang, coordinadora del Centro de Servicios para Renunciar al PCCh en Montreal dijo, que el centro recibe a menudo llamadas de teléfono de los inmigrantes o visitantes de China que buscan ayuda para renunciar por Internet.

Un inmigrante chino llamó al centro poco después de que aterrizó en Montreal. La Sra. Yang dijo: "La persona nos dijo que no tenía idea de a quién contactar en China para renunciar. Así que una vez que llegó a Montreal, se las arregló para contactar por teléfono y renunciar por él y por su madre".

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2015/4/8/149651.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.