Un cáncer terminal desaparece después de practicar Falun Gong

En noviembre de 1999, comencé a sentirme mal y me diagnosticaron cáncer de mama en fase terminal. Yo estaba muy débil. Un día, mientras yo estaba completamente desesperada, me di cuenta de que varias personas leían juntos como un grupo en un parque cerca de mi casa. Por curiosidad, me acerqué y le pregunté lo que leían. Ellos dijeron que estaban estudiando los libros de Falun Gong. Le pregunté si se podía curar mi enfermedad. Una de las señoras me conocía y sabía de mi cáncer. Ella dijo que la práctica de Falun Gong no era para tratar la enfermedad, sino para cultivar el xinxing (la moral). Su respuesta despertó mi interés.

Yo sufría de depresión, insomnio y tenía una mala salud en general. Traté con diferentes escuelas de Qigong, pero ninguno funcionó. A pesar de todo el dinero que gasté en costosos cursos de Qigong, cada vez estaba mas enferma. Tenía muchas ganas de saber lo que estaban haciendo, así que les dije que yo también me interesaba en cultivar mi xinxing. Ella consideró mi petición y luego se fue.

A la mañana siguiente fui al parque para esperarla. Al ver que llegaba la saludé: "¿Vuelves a tu grupo de práctica?". "Sí", dijo ella, sonriendo. "¿Puedo leer los libros de Falun Gong?" Ella se fue sin contestar.

No sé por qué motivo me quedé y seguí esperando. Diez minutos más tarde, ella regresó con un libro. "¿Por qué no estudias el libro tres veces antes de decidir si deseas practicar Falun Gong?". Era el "Zhuan Falun", me tomó un día para terminar de leer el libro de principio a fin. Cuanto más leía Zhuan Falun, más quería leerlo. Incluso me quedé toda la noche para leerlo. Yo estaba buscando desde hace mucho tiempo el sentido de la vida y de mi existencia. He encontrado las respuestas a mis preguntas en este libro.

Decidí empezar a practicar Falun Gong para encontrar mi verdadero yo. En menos de una semana mi salud tuvo una gran mejoría. Comía y dormía bien. Mi piel cambió a un color rosa. Ya no me sentía enferma. Fue indescriptible. Dejé de tomar los medicamentos y la quimioterapia. Seis meses más tarde me realizaron un examen en el hospital y obtuve un certificado de salud positivo. Pronto empecé a trabajar. Mis antiguos compañeros me rodearon y me preguntaron: "Usted parece estar en gran forma. ¿Cómo se ha recuperado tan rápidamente?", "Practico Falun Gong", contesté. Todos dijeron que era otra mujer, con mejor estado de ánimo y de salud. Ellos estaban asombrados por los efectos de la práctica.

Había una orquídea suspendida en mi oficina. Un día la toqué por casualidad y muchos colegas notaron que muchas pequeñas flores blancas de repente florecieron. Ellos gritaron: "Usted tiene dedos mágicos. No había flores antes de que tú la tocaras. ¡Ahora está lleno de flores!". No lo podía creer con mis ojos. Por último, me di cuenta que era la energía de los practicantes de Falun Gong.

Un día hubo un gran viento. Oí el sonido del viento de camino al trabajo, pero yo no sentía nada en mi cuerpo. Mis colegas tuvieron que agarrarse de las manos unos con otros para seguir caminar, pero yo caminaba con facilidad.

Ambas experiencias me han animado a creer en Falun Gong y cultivar diligentemente.

Yo soy una víctima de la represión de Falun Gong por el régimen comunista chino, que comenzó el 20 de julio de 1999. Yo seguí firme en mi fé en Shifu y en Falun Gong y cumplo los requisitos de Shifu haciendo las tres cosas. Siempre y cuando tengamos pensamientos rectos, vamos a superar todos los obstáculos y tribulaciones.

Versión en chino disponible en: http://minghui.ca/mh/articles/2011/10/24/修炼法轮功-晚期乳腺癌痊愈-248149.html

Versión en inglés disponible en: http://www.clearwisdom.net/html/articles/2011/10/30/129095.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.