Canadá: Declaración de prensa de la Asociación de Falun Dafa de Canadá invitando a los medios de comunicación, al gobierno y a la sociedad a ayudar a detener la propaganda de odio anti-Falun Gong del régimen chino


Esta semana la Corte Suprema de Ontario le concedió al practicante de Falun Gong Sr. Joël Chipkar, daños y perjuicios por difamación en el proceso llevado contra el Sr. Pan Xinchun, un funcionario del consulado chino que había declarado que el practicante era miembro de un "culto siniestro”

Lo esencial de este juicio indicó que el hecho de atacar a los practicantes de Falun Gong con palabras sacadas de la propaganda rencorosa y calumniosa de las autoridades chinas no era legal en Canadá. Además, se dijo también que los funcionarios chinos en Canadá serán considerados responsables si abusan de sus privilegios y cometen actos ilegales.

Según el convenio de las Naciones Unidas sobre las relaciones consulares y los protocolos facultativos, "… es el deber de toda persona que goza de tales privilegios e inmunidades de respetar las leyes y los reglamentos del estado que las acoge " (artículo 55 (1)) y " los locales consulares no se emplearán de ninguna manera incompatible con el ejercicio de las funciones consulares." (Artículo 55 (2))

Los funcionarios del consulado deben llevar sus asuntos "por medios legales" (artículo 5 (c)) y "dentro de los límites autorizados por el derecho internacional." (Artículo 5 (a)).

Sin embargo durante los cuatro años y medio que pasaron, las embajadas chinas y los consulados de ultramar, violando las leyes canadienses e internacionales, han sido transformados en bases para una campaña internacional para volver la opinión de las personas en contra de Falun Gong y para impedir su apoyo de la práctica.

Los diplomáticos chinos fueron más allá de sus mandatos diplomáticos supuestos para propagar una propaganda de odio a muchas ONG., diputados y funcionarios de gobierno e hicieron exposiciones anti-Falun Gong dentro de los consulados y la embajada china; también organizaron reuniones públicas para dividir a las comunidades.

Desgraciadamente, tales informaciones falsas también se propagaron en la sociedad occidental a través de los medios de comunicación occidentales, que citaron la difamación calumniosa del régimen chino contra Falun Gong. Reiteramos que tomar como referencia creíble las fuentes del gobierno chino sobre el tema de Falun Gong, concede una legitimidad a la propaganda y reaviva la persecución. No son diferentes de ninguna manera las palabras difamatorias del Sr. Pan, que han sido editadas en los medios de comunicación occidentales.

Invitamos a los medios de comunicación a tomar conciencia de esta cuestión, a dejar de citar la falsa información de las autoridades chinas y a que ayuden a desmentirlos.

Invitamos el Departamento de los Asuntos Exteriores que tomen sus responsabilidades y que intervengan vigorosamente contra la propaganda de odio de las embajadas y los consulados chinos en Canadá, porque se trata de violaciones graves de los derechos canadienses en Canadá.

Recomendamos vivamente a los funcionarios que reciben tales documentos de informar de estos incidentes al servicio criminal de la policía local.

Estas medidas eliminarán el medio ambiente que permite a la campaña difamatoria existir.

También pedimos que los consulados y la embajada chinos paren inmediatamente la incitación ilegal de odio en Canadá y pedimos al régimen de Jiang Zemin parar la persecución

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.