Estados Unidos: Los practicantes de Falun Gong fueron invitados a tomar la palabra en un concierto por los derechos humanos en la Universidad de Virginia


El 20 de marzo de 2004, varias organizaciones estudiantiles de los derechos humanos tuvieron un concierto por los derechos humanos al aire libre para llamar la atención de la gente por las violaciones de los derechos humanos en el mundo. Los practicantes de Falun Gong de Charlottesville fueron invitados a tomar la palabra sobre la persecución de Falun Gong en China.

El concierto se hizo al mediodía, a las 17h 00, en el teatro a cielo abierto de la Universidad de Virginia. A pesar del viento, muchos estudiantes y profesores interesados por los derechos humanos vinieron para asistir al concierto. El grupo atrajo a muchos estudiantes. Los alumnos y profesores de un grupo de baile folklórico vinieron para presentar un baile.

El organizador conoce muy bien Falun Gong. Hasta había hecho una foto de los practicantes de Falun Gong apelando delante de la embajada de China en Washington DC. Invitó calurosamente a los practicantes de Falun Gong a venir para participar en el concierto y arregló la hora de su intervención para presentar Falun Gong y la persecución.

El practicante de Falun Gong y estudiante en doctorado, Cui Fushang, presentó Falun Gong al público: "el gobierno chino apoyaba Falun Gong antes de 1999, pero a causa de sus celos, el ex presidente Jiang Zemin lo prohibió desde julio de 1999. Desde entonces miles de practicantes de Falun Gong han sido arrestados, detenidos, enviados a campos de trabajos forzados, encarcelados y hasta torturados a muerte. La persecución no se limita a China. El régimen de Jiang extendió la persecución fuera de China. Por ejemplo en los Estados Unidos los funcionarios de las embajadas y de los consulados chinos ponen presión sobre el gobierno americano para que no apoyen los derechos de los practicantes de Falun Gong. Hostigan a los practicantes e incitan al odio a la comunidad china hacia Falun Gong".

Dr. Cui contó una de sus experiencias al público. Dijo: "Durante la cumbre de los derechos humanos que tuvieron China y América en el 2001, algunos amigos y yo apelamos pacíficamente delante de la embajada de China en Washington DC. A mi vuelta a Florida llamé a mis padres en China. Me llevé una gran sorpresa. Mis padres estaban muy inquietos y asustados, particularmente mi padre. Esto me inquietó porque mi padre tenía una enfermedad de corazón bastante grave. Mi padre me dijo que la policía china le había dicho que había hecho una apelación en Washington DC. La policía dijo también que habían registrado todas mis llamadas telefónicas hacia China y que sabían todo sobre mis actividades en América. La policía les pidió a mis padres pedirme que dejara de apelar a favor de Falun Gong, si no las consecuencias serían severas. La policía también mencionó el hecho de que mi pasaporte iba a espirar pronto. Al principio del año 2002 pedí la renovación de mi pasaporte. Un funcionario del consulado de Houston me amenazó y me pidió renunciar a mi práctica de Falun Gong. Yo me negué. Después de esto, la renovación de mi pasaporte ha sido denegada, lo que me causó muchos problemas en mis estudios y mi trabajo.

Dr. Cui continuó: "A causa de esta persecución no veo a mis padres desde hace cinco años y no pueden ver a su pequeño nieto. Pero comparando con la situación de muchos practicantes de Falun Gong en China y de ultramar, la persecución que sufro es relativamente menor. Espero que cada persona se dé cuenta de la persecución y ayude a poner fin a eso. Ustedes pueden ponerse en contacto con la administración de Bush y pedirle apoyar una resolución sobre los derechos humanos en la reunión de la Comisión de los Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra. También pueden llamar a un miembro del congreso de su localidad y pedirle que apoye la Resolución 304 de la Cámara”.

El público acogió calurosamente el discurso del practicante. Muchas personas vinieron al stand de los practicantes para pedir publicaciones y para firmar la petición para la liberación del ciudadano americano Charles Lee que está detenido ilegalmente desde hace más de un año.

Una señora vino a ver al practicante y dijo: "Gracias por haber compartido su experiencia". Un estudiante coreano se presentó y dijo que trabajaba en un proyecto sobre los derechos humanos. Le gustaría invitar al practicante para que venga para hacer un discurso sobre Falun Gong.

Tres practicantes israelitas participaban en este acontecimiento. Hicieron una hora de coche para llegar al concierto. Aunque practican sólo desde hace poco tiempo, eran muy activos presentando Falun Gong o revelando la persecución brutal por el régimen de Jiang. Hace unos días habían conducido 3 horas para participar en el desfile del día de St a Patrick en Norfolk. El practicante Alon dijo: "¿me obligo a recordar cada día que soy un practicante de Falun Gong. Debo hacer bien lo que debo hacer."


Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.