Australia: David Liang, que sufrió la rotura del hueso del tobillo derecho en el incidente del tiroteo en Sudáfrica, se recupera rápidamente

Después de cerca de un mes de reposo, el Sr. David Liang, que recibió heridas en el pie a consecuencia de la agresión armada contra los practicantes de Falun Gong en Sudáfrica, ya puede caminar sin muletas. Él aceptó ser entrevistado por un reportero de The Epoch Times.


David Liang no necesita más muletas (Foto tomada el 14 de agosto de 2004)

El pie derecho de David herido en el incidente del tiroteo

El pie derecho de David, después de ser tiroteado

Reportero: ¡Buenos días, David! Usted ya no lleva su muleta ahora. ¿Podría hablarnos sobre la gravedad de su herida de hace un mes?

David: Estoy muy contento de responder a esta pregunta. Cuando estaba en África, debido a la rotura de mi tobillo, los médicos dijeron que se debería amputar. El doctor dijo: “Con esta rotura del hueso, será incapaz de recuperarlo”. Es que ni siquiera había hueso, sólo un pedazo de carne muerta y la herida era muy seria. Dijeron que si no aceptaba la amputación, si la herida se inflamaba, infectaría la parte superior de mi pierna y entonces habría que amputar la pierna.

Reportero: ¡Lo que dijo el médico era verdaderamente horroroso! ¿Qué pensó en este momento?

David: Si hubiera seguido el consejo del médico, actualmente estaría impedido. Si no practicara Falun Gong, no habría tenido otra elección. Pero soy un practicante de Falun Gong. En el pasado, en China, muchos practicantes tuvieron accidentes de coche y otros han sido heridos más seriamente que yo, pero no se volvieron minusválidos. Un practicante de Shandong, de nombre Xu, una vez vino a Sydney y dijo que su pelvis se aplastó en un accidente de coche y su pierna se rompió. No se operó y se recuperó completamente después de dos o tres meses. Ni el mejor ortopeda del mundo sería capaz de recuperar mi hueso roto. El caso no es que no quisiera hacer el tratamiento, sino que el médico no podía curarme. No quiero quedar disminuido tampoco, por consiguiente sólo puedo creer en nuestro Maestro y creer en el poder muy poderoso de Falun Dafa. Decidí no sufrir la amputación y volví a Australia.

Reportero: Todos nuestros lectores estaban muy inquietos por usted después de su vuelta a Australia. ¿Podría decirnos algo sobre el tema?

David: Después de que hayamos vuelto, otros practicantes me llevaron al hospital para un diagnóstico y para que tenga el certificado de un hospital de mi herida en el incidente del tiroteo, que serviría de prueba para revelar los crímenes del partido chino (el grupo de Jiang) que recurrió a asesinos a sueldo para disparar sobre los practicantes. Pero tan pronto como llegamos al hospital, los doctores sugirieron una vez más la amputación. No tuve otra elección que la de dejar el hospital. En este momento, los médicos me dijeron que heridas tan serias como la mía tenían un 90 % de posibilidades de infectarse y que si no tomaba ningún tratamiento inmediatamente, una vez las heridas infectadas, no sólo podría perder mis dos piernas sino que mi vida también peligraría.Al día siguiente, mi hermana mayor vino de Hong Kong y me llevó al hospital otra vez. Me llevó a ver a un ortopeda de fama mundial. Esta vez, el ortopeda no habló de amputar, sino que sugirió poner una pieza de metal en mi tobillo. En este caso, mi tobillo no podría moverse más en el futuro. Desde el punto de vista médico, es imposible que los huesos se regeneren. En mi situación, si un pedazo de metal es colocado en mi tobillo, mi pie quedaría rígidamente fijado a mi pierna en un ángulo de 90 grados y ya no sería capaz de caminar normalmente; haga lo que haga. Además, esto me llevaría por lo menos dos años para recuperar. Ciertamente no podía aceptar esto. El mejor experto no es capaz de asegurar que no me vuelva minusválido para siempre, por consiguiente, dejé de nuevo el hospital. Mi hermana dijo: “Entonces sólo podemos hacer una apuesta y ver quién la gana, el experto o Falun Gong..."

Reportero: ¿Después de haber dejado el hospital, cómo se recupera su herida?
David: Las heridas se curan muy rápidamente. No hay en absoluto infección. El día después de dejar el hospital, comencé a practicar los ejercicios de pie de Falun Gong y mejoré día tras día. Antes, utilizaba un par de muletas para caminar. Ahora mi pie se vuelve cada vez más fuerte, entonces dejé las muletas y camino solo, aunque no sea capaz de ir lejos, puedo caminar por mi casa.

Reportero: ¡Es verdaderamente increíble! ¡Falun Gong es verdaderamente milagroso! ¿Que otra cosa desea decirles a nuestros lectores?

David: El mundo entero sabe que mi pie fue herido y la gravedad de las heridas también ha sido registrada. Absolutamente es verdad que mis pies se han recuperado a este punto. Puedo ser un vivo ejemplo para explicar la verdad de Falun Gong. Lo que pasó conmigo es suficiente para demostrar que lo que los periódicos y la TV del partido en el poder en China dijeron en sus ataques contra Falun Gong son sólo mentiras. Todas sus acusaciones sobre nuestro Maestro han sido montajes.

Reportero: ¡Muchas gracias! Una última pregunta, ¿regresará usted a Sudáfrica?

David: No tengo ningún proyecto por el momento, pero regresaré más adelante si se necesita esclarecer allí los hechos de Falun Gong.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.