Difundiendo el Fa en Uruguay

Dado a las condiciones de los practicantes de Argentina, viajar a Nueva York es imposible, entonces los practicantes decidimos, para coordinar con los esfuerzos de los practicantes aclarando la verdad en Nueva York, intensificar también la aclaración de la verdad en nuestra parte de mundo y también llevar Dafa a toda aquella gente que todavía no lo conoce. En septiembre, practicantes de Falun Dafa de Argentina viajamos a Uruguay a difundir Dafa y a aclarar la verdad sobre la persecución en China.

Cuando llegamos a los parques y colocamos nuestra bandera amarilla de "Falun Dafa es bueno" y "Zhen, Shan, Ren" y comenzamos a hacer los ejercicios, venía gente de todas las edades, desde niños hasta adolescentes, nos rodeaban y nos pedían aprender los ejercicios. Algunos decían: "¡Es muy relajante!", y "esto hace muy bien". Los más chiquitos nos decían: "¡Me gusta!" Incluso un niñito de 3 años decía fascinado: "¡Una rueda! ¡Una rueda que gira!", mientras apuntaba con su dedito a quienes estaban haciendo la práctica. Algunos niños se ofrecieron para repartir volantes. Entonces, en unos pocos minutos toda la gente en el parque tenía su folleto de Falun Dafa. Muchas personas se acercaban y nos hacían preguntas sobre la práctica y la persecución en China, ya que el folleto explica ambas. Algunos nos dijeron que ya conocían Falun Dafa por haber visto el desfile que los practicantes hicieron en Atenas durante los Juegos Olímpicos.

En cuanto a aclarar la verdad sobre Falun Dafa y la persecución en China, la gente estaba muy abierta a recibir la información y entendía inmediatamente. Quizás porque Uruguay tiene una pasado reciente de dictaduras y persecuciones con torturas, todas las personas repudiaron la persecución.

Repartimos información y aclaramos la verdad en todos los sectores del gobierno. Incluso nos recibió la Comisión de Derechos Humanos del Palacio Legislativo, quienes se mostraron muy interesados en saber la verdad y dijeron que harían lo que estuviera a su alcance para defender los derechos humanos de los practicantes en China. También nos dieron algunos consejos para que la prensa informe sobre esta persecución y algunos se mostraron interesados en aprender la práctica.

También repartimos información a los diferentes ministerios, a las universidades, y a los sectores educativos les informamos sobre el juicio a Chen Zhili y cómo se utiliza el sistema educativo de China para perseguir a Falun Gong. A los jueces de la Suprema Corte de Justicia les informamos sobre los juicios que se están llevando a cabo en más de 15 países contra Jiang Zemin y sus colaboradores por genocidio, torturas y crímenes contra la humanidad. Todos se mostraban sorprendidos porque no estaban enterados de la situación de Falun Gong en China e indignados por lo "absurdo de esta persecución".

También tuvimos la posibilidad de participar en un programa de radio muy popular en Uruguay, donde nos hicieron una entrevista de media hora. Allí explicamos qué es Falun Dafa, contamos nuestras experiencias de cultivación y fundamentalmente la periodista se mostró muy interesada en los tres principios de la práctica -Verdad, Benevolencia y Tolerancia- y lo fundamentales que son, al punto que aun después de 5 años de persecución, los practicantes de Falun Dafa en China no han renunciado a ellos. Ella dijo: "Este libro [Zhuan Falun] debe ser muy poderoso".

En conclusión, a pesar de que Uruguay es un país "pequeño", la actitud de su gente y de sus representantes con respecto a la persecución y a Falun Dafa demuestra que sus corazones son enormes, lo que seguramente les dará un futuro maravilloso.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.