Corea: Una exposición antitortura en Seúl llama la atención y revela la persecución

Cuando los residentes de Seúl de todas las edades llegaron a Meyong-Dong el último fin de semana para hacer las compras o celebrar las fiestas, quedaron sorprendidos al ver representaciones de varios métodos de tortura utilizados contra los practicantes de Falun Gong en el país vecino, China.

El 16 de octubre, los practicantes de Falun Gong celebraron una exposición antitortura en Myeong dong, un famoso centro comercial y turístico de Seúl. El fin era esclarecer los hechos sobre la persecución de Falun Gong en China y como el lugar estaba lleno de gente, esto permitió a muchas personas conocer las atrocidades que tienen lugar actualmente en China.

A las 13h los practicantes llegaron para colocar el material de tortura y los carteles de exposición. Había un grupo de Rock & Roll haciendo mucho ruido al otro lado de la calle; esto simplemente recordó a los practicantes que debían mantener pensamientos rectos todo el tiempo.

La exposición antitortura comenzó a las 14h. Los estudiantes simularon los métodos de las torturas más violentas y crueles, y utilizaron maquillaje que hacía las simulaciones vivas y efectivas. Rápidamente, centenares de personas rodearon el lugar. Muchos quedaron sorprendidos al ver los métodos de tortura simuladas por los practicantes y quisieron enterarse mejor. Algunos estudiantes se pusieron muy furiosos al saber que tales torturas suceden todavía en una sociedad "civilizada" y dijeron que hablarían del tema con sus amigos. Los flashes de las cámaras no dejaban de crepitar y la exposición se hizo el punto de mira de Meyong-Dong.

Al mismo tiempo, los practicantes hicieron una recogida de firmas para socorrer a la mujer de un practicante coreano, la Sra. Gao Chengu. Ella fue torturada e interrogada en el campo de trabajos forzados de Jiamosi, en la ciudad de Heilongjiang. Muchos firmaron la petición y condenaron el régimen de Jiang. Hasta ahora, se han recogido 40.000 firmas para ayudar a la Sra. Gao.

Para adaptarse a la cultura particular de Corea, había un presentador en la exposición que describía los métodos de tortura y explicaba los hechos detalladamente. Muchas personas escucharon la introducción y miraron las simulaciones de tortura.

Hacía frío y los practicantes que simulaban las escenas de torturas llevaban vestidos ligeros. Los espectadores quedaron muy impresionados. Los practicantes dijeron que cuando pensaban en los practicantes chinos que persistían en su creencia a pesar del hecho de ser torturados en prisión, lograban soportar el dolor y el frío.

Las actividades acabaron a las 18h. Al menos un millar de personas conocieron la verdad gracias a la exposición, incluidos turistas extranjeros y chinos. Los practicantes coreanos continuarán organizando exposiciones antitortura en otras principales ciudades de Corea.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.