Bulevar Baden, periódico alemán. Después de dos años de detención en China, Xiong Wei defiende la lucha por los derechos hmanos

Karlsruhe. Esta mujer china de treinta y tres años nos contó su experiencia: "No me permitían ni ponerme en pie ni dormir, durante una clase de reeducación de dos semanas. Los asistentes de la re-educación me pegaban y me daban patadas”.

Sin descanso, distribuía impresos y explicaba la persecución de los practicantes de Falun Gong en China en el momento en que fue detenida y encerrada en uno de los campos de trabajo forzados de Beijing en enero de 2002.

El 29 de septiembre finalmente recobró la libertad después de los esfuerzos del gobierno alemán y de bastantes organizaciones de derechos humanos. Ahora viaja por toda Alemania para agradecer a todos los esfuerzos en su favor, para encontrar su libertad y al mismo tiempo, hablar de los campos de trabajo chinos y de la persecución de los practicantes de Falun Gong en China. Tuvo encuentros con representantes de la Unión Europea en Estrasburgo. Esta semana gozó de la oportunidad de continuar su lucha por los derechos humano en el hotel de la ciudad de Karlsruhe y en las oficinas de Amnistía Internacional.

En dichas oficinas reveló que veinte mujeres fueron encerradas en una celda de quince metros cuadrados. "El programa diario comprendía golpes, humillación y abuso corporal”.

Joschka Fischer, Ministro de Asuntos Exteriores, reclamó por su libertad durante su visita a China. Su prioridad después de su liberación es ir por todas partes clarificando continuamente los hechos de la violación de los derechos humanos en China.

Here is the article in English language:
http://en.clearharmony.net/articles/a23006-article.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.