CIEFG: Las víctimas más jóvenes convertidos en huérfanos por la persecución, los esfuerzos de ayuda llegan a los niños chinos

21 de diciembre de 2004 -Centro Europeo de Falun Gong-


La Sra. Lingxia Wu, de 37 años, con su hijo en 1997. En 2001, Lingxia fue detenida por la policía porque practica Falun Gong. Fue torturada durante su detención que duró casi un año y murió en 2002.

La pequeña Jingyu, de sólo ocho años de edad, estaba tendida, silenciosa y aterrada sobre el helado suelo de cemento de la prisión del pueblo de Jiuxian. Pero la escena continuaba sucediendo en su cabeza.

Era su papá a quien veía, estaba segura de eso, pero no el padre fuerte y sonriente que había conocido. Esta vez era diferente. Su papá se retorcía de dolor. Horas de palizas le habían hecho una sombra de él mismo.

La policía forzaba a Jingyu a mirar.

El dolor y la confusión se hicieron demasiado grandes para la pequeña niña, hasta después de ser liberada junto con su madre. El traumatismo era tan profundo que Jingyu comenzó pronto a esputar sangre y a vomitar. Falleció en menos de un mes, demasiado debilitada para continuar viviendo.

Otros niños, como el pequeño Zhang Haonan de ocho años, continúan viviendo con el dolor, su padre fue estrangulado a muerte por la policía hace dos años. Otros como él viven en un miedo constante, solos. Algunos se esconden, otros están en las calles.

Para estos niños, no es demasiado tarde.

Las historias de Jingyu y de Haonan, así como de numerosos chicos y chicas en toda China, son posiblemente las más tristes y las menos conocidas, capítulo de una crisis masiva de los derechos humanos llegada al país.

Son las víctimas ignoradas, que no son contadas como víctimas de la persecución de Falun Gong por el gobierno.

Y en este período de vacaciones, es sobre ellos que ponemos los esfuerzos. La esperanza es traerlos al abrigo y seguridad a los Estados Unidos.

"Totalmente" "perdido"

Niños en toda China - contándose según algunos, por millones - sufrieron muchísimo de un programa de represión religiosa de gran escala.

Cuando en julio de 1999 el dirigente comunista Jiang Zemin lanzó una campaña de violencia, de propaganda y de detenciones contra un grupo de meditación popular llamado Falun Gong, pocos se dieron cuenta de la amplitud de las repercusiones.

Esta campaña, despreciando la propia Constitución de China y las leyes internacionales, pedía la "erradicación" de la práctica de Falun Gong y también, si era necesario, de los que la siguen. Los primeros encarcelamientos y detenciones abrieron muy pronto una vía de violencia y torturas. Al menos 2 millones de personas están presos en los campos de trabajos forzados. Más de 1.000 muertes en detención, la mayoría a consecuencia de las torturas, han sido documentadas.

Los niños sufrieron inmensamente en la represión.

“Estos niños han perdido todo”, dijo la Dra. Elizabeth Wang, directora de la Misión Global de Socorro a los Practicantes de Falun Gong Perseguidos.

Muchos de ellos vieron a sus padres cómo la policía los llevaba detenidos. Otros padres fueron asesinados. En el peor de los casos, los mismos niños eran encarcelados y abusados. Algunos tienen una familia para ocuparse de ellos, pero muchos son dejados y abandonados a la suerte.

Y a causa de la campaña de diabolización de Falun Gong en China, muchos de estos niños hacen frente a la alienación. Los vecinos o hasta las mismas familias que podrían ocuparse de ellos temen la cólera del régimen de Pekín. Tal simpatía podría costarles sus empleos, sus hogares, o la libertad.

“Estos niños perdieron su dignidad”, dice Wang. “Sufrieron la discriminación y la horrible difamación en la sociedad, en las escuelas, y hasta en los maternales. Se les ha etiquetado de “malos niños” o de “niños de malas personas”. A menudo no tienen a quien acudir”.

“Muchos de ellos son demasiado jóvenes para comprender qué les está pasando o para saber qué hacer.”

La escolarización se vuelve mala

Los niños asociados a Falun Gong particularmente sintieron la represión en el sistema escolar.

En un incidente, publicado por el Wall Street Journal, niños en edad escolar de Pekín recibieron nuevos horarios al regreso de sus vacaciones de invierno, para descubrir en la espalda de cada uno un poema que manchaba Falun Gong. Eslóganes pegados en lo alto de las cartas incitaban a los niños a “oponerse a las sectas, proteger la estabilidad, respetar la ciencia, promover la civilización”.

Numerosos niños han sido forzados a sesiones políticas, disfrazadas de "asambleas" en sus escuelas. Los directores de colegio y los profesores hacen discursos virulentos que denuncian a Falun Gong y a los que lo practican.

En ciertos casos los estudiantes son forzados a firmar "declaraciones de arrepentimiento” y "confesiones" en las que desaprueban la práctica de Falun Gong y declaran su "culpabilidad". Así como ocurrió en la tumultuosa Revolución Cultural, los estudiantes deben a veces "denunciar” a sus a familia o a sus amigos que practican la meditación tradicional.

Todavía más, el gobierno coloca en los manuales escolares unos retratos horrorosos de Falun Gong. Se pone de manifiesto la simpatía hacia el oprimido como "antipatriótico".

Los exámenes de final de año son habitualmente rellenados de preguntas sobre Falun Gong. Todo lo que puede parecer no hacer eco a la posición del Partido puede ser descalificado.

Los simpatizantes y seguidores de Falun Gong hacen frente a la expulsión permanente de la escuela.

“Institucionalizaron el odio”, dice Erping Zhang, presidente de la Asociación de Investigación Asiática. “Es una forma de coerción, y esto se refiere estratégicamente a gente que es joven e impresionable..”

Huérfanos... o lo peor

Es en los hogares donde la represión causó las heridas más profundas. Hicieron llegar hasta los niños el traumatismo y el dolor emocional de ver a sus padres llevados habitualmente, simplemente por lo que son, hacia suertes desconocidas.

Varias veces el mismo acto de captura es tan violento como insoportable, como en el caso de la pequeña Jingyu.

Tal es el caso, de la pequeña Wang Shujie de dos años, de la provincia de Shandong. Shujie veía aterrorizada cómo la policía gritaba y pegaba a su padre ante sus ojos.

Ver semejante escena era tan impresionante que la niña se desvaneció y desarrolló una fiebre durante mucho tiempo. Después sufrió de constantes dolores de cabeza que le hacían quedarse en estado letárgico. Tenía problemas para comer y dormir y progresivamente se debilitó para acabar por morir algunos meses más tarde.

Otros, que tienen un poco más de edad, como los hermanos Feng, Hao y Jun, consiguieron sobrevivir, a pesar del dolor. Hace tres años, a las edades de ocho y diez años, los hermanos perdieron a su madre cuando la policía de la ciudad de Macheng la apaleó, y según cuentan, antes de rociar su cuerpo de petróleo y prenderle fuego. Los funcionarios, procurando disimular el homicidio, llamaron a su muerte un "suicidio".

En los episodios más terroríficos, las autoridades chinas dirigieron la violencia sobre los niños mismos.

Tal es el horrible caso de Wang Lixuan y su bebé de ocho meses, Meng Hao. La madre y el niño fueron detenidos en Pekín en noviembre de 2000, mientras que Wang pensaba presentar una queja al gobierno.

En pocos días, madre e hijo murieron a causa de la tortura de la policía. Según el examen, el cuello y las vértebras cervicales de la madre estaban rotas, su cráneo hundido y tenía una aguja metida en la parte baja de su espalda.

A su bebé, Meng Hao, no se le tuvo consideración alguna. Tenía unas contusiones profundas en los tobillos, unas terribles marcas negras y azules en la cabeza, y encontraron sangre en su nariz. Las marcas de sus tobillos hacen pensar que probablemente fue colgado cabeza abajo.

La policía y los funcionarios en China continúan negando todas sus malas acciones, y algunos, parece, hasta recibieron promociones por sus medidas violentas.

Amnistía Internacional hizo la siguiente observación: “Mientras que los funcionarios responsables de estas muertes pueden ser el objeto de encuestas y denuncias en todos los casos [en China] donde las víctimas son practicantes de Falun Gong, el gobierno negó toda mala acción, incluido a los testimonios de múltiples testigos oculares.

La campaña de ayuda

Al estar todavía en proceso la represión violenta en China, un gran número de simpatizantes y seguidores de Falun Gong en los Estados Unidos se dedican a socorrer a estos niños.

La Dra. Wang y la Misión Global dirigen el esfuerzo en los Estados Unidos con una gran variedad de acontecimientos que pretenden despertar las conciencias. Numerosas campañas de cartas también formarán parte de ello.

El apoyo y la esperanza crecen con la causa. Wang y otros trabajan con funcionarios federales y las Naciones Unidas para que los hechos sean revelados. Los medios para hacer salir a los niños de China están siendo estudiados, así como la búsqueda de los hogares para recibirlos. “Estos niños desesperadamente necesitan ser queridos”, dice Wang. ”Necesitan crecer en un ambiente sin peligro y cálido... Algunos de ellos han vivido constantemente en medio del miedo, desde que empezaron a caminar”.

“Queremos ofrecer a estos niños la posibilidad de vivir una vida normal, para que las heridas se cierren … Pienso que para nosotros es difícil imaginar todo aquello que les ha tocado vivir”.

¿Cuánto el grupo estima poder cumplir al final?

“Esto va a depender de lo que todos nosotros queramos hacer”, dice Erkanda Bujari, una estudiante de doctorado en la Universidad de Columbia que trabajó como voluntaria en este esfuerzo. “Pienso que las cosas maravillosas son posibles”.

Una residente de Queens, Amy Lee de 35 años, se regocija todavía hoy de frutos de un esfuerzo similar. Recientemente reencontró a su hija, gracias a los esfuerzos de los residentes y de los políticos locales, después de tres largos años de separación.

“Mi mensaje es que los esfuerzos de la gente pueden verdaderamente hacer mover las cosas”, dijo Lee recientemente. “Debemos probar”.

# # #

NOTICIAS - El 21 de diciembre de 2004
Centro de Información Falun Dafa de Europa. Contacto: www.clearharmony.net


Trasfondo

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa ( Falun Dafa ) , es una práctica de ejercicios y meditación que incluye las enseñanzas basadas en los principios universales de “Verdad-Compasión-Tolerancia.” Es una práctica que fue enseñada en privado durante miles de años antes de ser brindada al público en 1992 por el señor Li Hongzhi. Falun Gong está arraigado en la cultura China, pero es muy particular y distinta de otras prácticas en China, tales como el Budismo y el Taoísmo. Desde su introducción en 1992, rápidamente se divulgó de boca en boca por toda China y ahora se practica por el mundo entero en más de 60 países.
Como resultado de una encuesta realizada por las autoridades gubernamentales, donde se determinó que más de 100 millones de personas estaban practicando Falun Gong en China, el presidente Jiang Zemin prohibió la pacífica práctica en julio de 1999 (reportaje). Temía que cualquier cosa que no fuera el Partido Comunista, les tocara el corazón y la mente a más ciudadanos. No pudiendo lograr desbandar el espíritu de los millones de personas cuya salud mejoraba y cuya vida cambiaba de manera positiva después de Falun Gong, el régimen de Jiang intensificó su campaña de propaganda para voltear la opinión pública en contra de la práctica, mientras se dedicó silenciosamente a encarcelar, torturar e incluso a asesinar a quienes lo practican.
El Centro Informativo Falun Dafa ha verificado los detalles de 1157 muertes (reportaje/fuentes) desde el inicio de la persecución de Falun Gong en China, en 1999. Sin embargo, funcionarios en China reportan que el número actual de muertes sobrepasa los 1.600, mientras que fuentes expertas creen que la real cantidad es mucho mayor. Cientos de miles han sido detenidos, mientras que otros 100,000 han sido sentenciados a campos de trabajos forzados sin derecho a proceso legal.


PARA MÁS INFORMACIÓN POR FAVOR PÓNGASE EN CONTACTO CON EL CENTRO EUROPEO DE FALUN GONG

Contactos: Levi Browde + 1 914-720-0963 Peter Jauhal + 44 (0) 7719 508 268 Nicolás Schols +32 47 98 75 734
Correo electrónico : europe@falungonginfo.net,
Otros contactos: http: // www.falungonginfo.net / europe.htm

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.