Practicantes de Falun Gong son perseguidos en la “División Especial de Educación” en el Campo de Trabajos Forzados ciudad de Handan, provincia de Hebei

Desde 1999, cuatrocientos practicantes han sido torturados a muerte en la provincia de Hebei, siendo éste el número más alto de asesinatos en una dependencia china. El Campo de Trabajos Forzados de la ciudad de Handan, es uno de los sitios principales dentro de la provincia de Hebei donde los practicantes de Falun Gong son ilegalmente detenidos y torturados.

El 14 de marzo de 2007, el Sr. Wang Guíen, practicante de la ciudad Hengshui, provincia de Hebei, fue ilegalmente arrestado mientras esclarecía los hechos. Después, fue llevado al centro de detención de la Ciudad de Hengshui, donde hizo una huelga de hambre de 18 días en protesta por la persecución, y al final, fue transferido a la “División Especial de Educación” en el Campo de Trabajos Forzados de la Ciudad de Handan. Lo encerraron en una celda especial de aislamiento donde era vigilado por los propios presos durante las 24 horas del día.

En el campo de trabajos, tanto los guardias como los presos golpeaban y abusaban de los practicantes. El 3 de mayo, el colaborador Liang Chaochui forzó a Wang Guíen a sentarse contra la pared, para después golpearlo en la cara. Debido a que se negó a ser “reformado”, el 29 de mayo, fue llevado a un pequeño cuarto del piso de abajo. Gao Fei, agente de la Oficina 610, instalado en el campo, Wang Zhiping, jefe político de la “División Especial de Educación” y Jia Yingbin, jefe ayudante de la división, incitaron a los pesos Zhang Zhiping, Liu Chun, Wang Fei, y Gao Shifeng a sostenerlo con la cabeza hacia abajo, para así ser golpeado por Gao Fei, Wu Zhiping y Jia Yingbin, quienes le forzaron a mantenerse arrodillado para luego electrocutarlo con bastones eléctricos, torturándolo así por más de dos horas.

El 20 de junio, el jefe de la “División Especial de Educación”, Ge Qinxi, ordenó al Sr. Wang que fuera a su oficina y una vez allí, lo golpearon brutalmente con una porra de caucho. El 22 de junio, fue torturado por el guardia Gao Jinli. Éste lo forzó a mantenerse de pie durante todo el día, excepto el tiempo de la comida. Cuando ocasionalmente el Sr. Wang se adormitaba, los guardias Gao Fei y Jia Yingbin se turnaban y le golpeaban la cara durante más de media hora. El 24 de julio, lo llevaron escaleras abajo a una sala y allí fue torturado durante dos horas.

Aproximadamente dos docenas de practicantes están detenidos en la “División Especial de Educación”. En las comidas, a cada practicante sólo se le da una cucharada de sopa y dos pedazos de pan al vapor, una ración totalmente insuficiente. En una ocasión, el preso jefe, Zhang Xinning, prefirió lanzar afuera un trozo de pan, para evitar que se lo comieran los practicantes. Durante todo el tiempo tanto los guardias como los presos fuerzan a los practicantes a mantenerse sentados en el banco de torturas y sólo están libres de esto, cuando comen o limpian. Cuando abandonan la sala, los practicantes tienen que volver donde están los presos para obtener su permiso y éstos no les permiten hablar entre ellos ni ir a otras divisiones. Sin embargo, los criminales presos pueden sentarse en las camas, acostarse, hablar y visitar otras divisiones.

Los guardias organizaron una reunión con los presos y les dijeron que sus sentencias serían reducidas si perseguían a los practicantes de Dafa. Aún más, los adoctrinaron con sus malvados pensamientos para hacer que actúen en calidad de cómplices en la persecución a practicantes.

Debido a su débil condición, el practicante Zhang Jinsheng, no pudo ponerse en cuclillas. Por eso, el guardia Wang Zhiping y los presos Zhang Xin y Gao Shifeng, lo metieron en la oficina de abajo para golpearlo y lo electrocutaron durante más de dos horas. Debido a que el practicante Zhang Huaijun habló con otros practicantes, el guardia Wang Zhiping lo electrocutó con bastones eléctricos durante dos horas. Como el practicante Wang Xianguo se negó a ser “reformado”, el guardia Zuo Tao le electrocutó sus partes íntimas con bastones eléctricos y lo mantuvo de pie durante cuatro días.

Desde enero hasta agosto de 2007, veintidós practicantes han sido arrestados y enviados a la “División Especial de Educación” en el Campo de Trabajos Forzados ciudad de Handan. Si ellos se negaban a ser “reformados”, se les encerraba en celdas de aislamiento y no se les permitía ir abajo a tomar su comida. El guardia Zuo Tao agarró a un practicante de la cabeza golpeándolo contra la pared y luego lo torturó con bastones eléctricos. Después, se sentó sobre el cuadro del Maestro, golpeando y abusando salvajemente de los practicantes, difamando al Maestro y forzando a los practicantes de Dafa a mantenerse de pie por largos períodos de tiempo.

El guardia Gao Jinli golpeó y electrocutó a practicantes y los forzó a mantenerse de pie. El guardia Jia Yingbin trató de forzarlos para que difamaran al Maestro y a Dafa. Si ellos se negaban a obedecer sus órdenes, los golpeaban. El guardia Zeng Ziwei, golpeó y electrocutó a los practicantes. Además, los obligó a mantenerse en cuclillas, luego los hacía ponerse de pie y estirar sus brazos. Les forzaba a que continuamente hicieran esto sin parar y si se detenían, él los golpeaba.

Versión en inglés disponible en: http://www.clearwisdom.net/emh/articles/2007/9/16/89583.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.