La triste infancia de una pequeña de siete años de edad (Foto)

Chuai Yulin es una niña de siete años de la aldea de Michengzhuang, poblado de Xinzhuangzi, condado de Qianxi, provincia de Hebei. Yulin es una niña muy espabilada y conocida por todos. Sin embargo, el año pasado, la policía arrestó ilegalmente a su madre que es una practicante de Dafa y eventualmente fue sentenciada a cinco años de prisión. Desde entonces, Yulin no habla mucho. Las adversidades que la pequeña está sufriendo con sólo siete años, no debería ocurrirle a ningún niño.

Chuai Cuijin, madre de Yulin. Desde hace un año, la pequeña Yulin no ha visto a su querida mamá

Anteriormente a todo esto, Yulin disfrutaba de una familia feliz. Su papá, Chui Zhiwu, trabajaba como minero en la Mina Jin. Su madre y tía Chai Junxia, eran dueñas de un pequeño taller en el pueblo del condado. Toda la familia, incluyendo los abuelos de Yulin, eventualmente se mudaron al pueblo del condado y todos practican Falun Dafa y siguen los principios de “Verdad, Benevolencia, Tolerancia”, con el fin de ser buenas personas en sus vidas diarias. Mucha gente admiraba la felicidad de esta familia.

El 18 de julio de 2007, a las 11:00 horas, Yulin se despertó aterrorizada: De repente se encendieron todas las luces de la casa y vio a la policía que había irrumpido en la misma, tirando al suelo todo lo que pillaban. Yulin miró con miedo a esta gente. Era quizás la quinta vez que veía a la policía entrando de esta manera a su hogar.

Yulin conocía a Zhu Zhengang, uno de los policías. Es el jefe del Equipo de Seguridad Nacional en el condado de Qianxi. Yulin lo había visto antes en varias ocasiones.

El 17 de marzo de 2004, Zhu Zhengang, llegó para registrar su casa junto con otros policías. Ellos también arrestaron a su mamá. En el centro de detención su madre fue alimentada a la fuerza con una concentrada solución de sal. Su esófago se dañó y ella sangraba por la boca y la nariz.

El 17 de julio de 2004, la policía nuevamente arrestó a su madre. Registraron toda su casa y el taller e incluso amenazaron con cerrarles el taller. El policía Zhu Shouliang insultó a la madre de Yulin y la abofeteó en la cara. La agarró de los pelos y golpeó su cabeza contra el suelo.

En noviembre de 2004, la policía metió por un mes a la tía de Yulin en el centro de lavado de cerebro Tanshang. Cuando regresó su tía, su hijo de siete años, en aquel entonces, corría hacia su madre y la sostenía cada vez que escuchaba el ruido de un coche de policía o, si alguien golpeaba su puerta. Siempre preguntaba nerviosamente: “¿Están viniendo nuevamente a llevarse a mi mamá?” Cada vez que la tía de Yulin veía esto, empezaba a llorar.

En mayo de 2006, la madre de Yulin y otros practicantes distribuían folletos de Falun Gong y fueron denunciados por algunos vecinos. Su madre nuevamente fue arrestada por la policía. Desde entonces, la madre de Yulin no ha regresado más. Ella atravesó muchas desdichas en el centro de detención Qianxi. Finalmente, el jefe de la Oficina 610, Long Lihua, la sentenció a cinco años de prisión con el pretexto de: “Asegurar los Juegos Olímpicos de 2008”. Ellos enviaron a la madre de Yulin a la prisión femenina Shijiazhuang.

La última vez que Yulin vio a su madre fue el 10 de enero de 2007, el día de la inauguración de la Corte Cuarta. Yulin llegó temprano a la Corte y junto con su familia estuvo allí esperando. Ese día llegaron muchos policías. A las 11:00 horas aproximadamente terminó el proceso de la Corte. La madre de Yulin estaba afuera siendo vigilada. Yulin gritó, “¡Mamá!, ¡Mamá!” Ella quería abrazar a su madre y no quería separarse de ella. Su madre quería también abrazar a Yulin. Sin embargo, la policía la retiró. A Yulin le corrían las lágrimas por la cara y gritaba: “¡Mamá! ¡Deseo que regreses a casa!” “¡Regresa a casa!”

Los perseguidores trataron de dar evidencias falsas y cambiaron los informes de la Corte para sentenciarla. La madre de Yulin apeló a la Corte Media de Tangshan. El padre de Yulin, el tío, la abuela, y la tía se acercaron al despacho de la corte. Agentes del Departamento de Seguridad Pública y oficiales de la Corte les golpearon y les detuvieron. Sujetaron la cabeza del padre y del tío contra la pared y los maltrataron de tal manera, que sus caras se quedaron ensangrentadas.

Yulin ha estado separada de su madre durante un año. Sin embargo, después que la policía registró su hogar y se llevó una caja de objetos y una computadora, también arrestaron a su abuela y a su padre. Cuando fue arrestada su abuela, su abuelo los criticó en voz alta. El oficial del Equipo de Seguridad Nacional, Zhu Zhengang, se llevó a la abuela. En la casa sólo quedaron, Fulin, Yulin, su hermana y el abuelo.

Su abuela regresó al día siguiente. Ella cuidaba de su esposo e hijos y dijo: “¿Cómo vamos a vivir a partir de ahora?”

Yulin vive en silencio. Ella no puede comprender todas las historias que ha vivido, para ella es inconcebible que todos los policías sean tan mala gente. ¿Cuándo regresarán a casa papá y mamá?

Versión en inglés disponible en: http://clearwisdom.net/emh/articles/2007/9/23/89817.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.