La practicante de Falun Gong, Sra. Dai Zongzhen, está al borde de la muerte debido a los abusos en el campo de trabajos forzados de Wangcun, en la provincia de Shandong

La practicante de Falun Gong Sra. Dai Zongzhen de la ciudad de Weifang, provincia de Shandong, fue arrestada el 8 de abril de 2007; la enviaron al campo de trabajos forzados de Wangcun donde ha estado sometida a un severo abuso. Una fuente indica que debido al maltrato que tuvo que soportar, las enfermedades que había tenido en el pasado, como la coronaria, volvieron a aparecer, y ahora está al borde de la muerte. Mientras estaba encarcelada en el campo de trabajos, su familia pidió que la dejaran visitar en cinco ocasiones, pero sus solicitudes siempre fueron denegadas de una forma muy grosera.

La Sra. Dai Zongzhen de 52 años, es una empleada del Departamento de Trabajo del Frente de la Unidad de Weifang. Antes de comenzar a practicar Falun Gong, ella tenía serias enfermedades tanto del corazón como de los riñones. El médico le había dicho que en cualquier momento su corazón podría dejar de funcionar. La enfermedad de los riñones le suponía no poder trabajar un horario normal y frecuentemente necesitaba ser hospitalizada. Cuando alguien la presionaba, se volvía mentalmente muy débil (como le sucedió una vez en julio de 1999, cuando el oficial de policía Wang Huaiyan la interrogó intensamente, sufrió un colapso mental). Además, los doctores del hospital Shanghai le diagnosticaron problemas ginecológicos. Dai comenzó a cultivarse en Falun Dafa en 1995. A raíz de esto, sus enfermedades pronto desaparecieron y se convirtió en una empleada más dedicada a su trabajo. Ella es conocida como una persona muy bondadosa.

Después que comenzó la persecución contra Falun Gong el 20 de julio de 1999, la Sra. Dai Zongzhen junto con su esposo e hijos, se mantuvieron siempre firmes en sus creencias. Fueron varias veces a Beijing para solicitar justicia a favor de Dafa y a consecuencia de esto, resultaron acosados y perseguidos por personas de sus lugares de trabajo y por policías de diferentes niveles.

Para evitar ser perseguidos de nuevo, la familia tuvo que abandonar la casa donde vivían y convertirse en vagabundos viviendo grandes tribulaciones. Pero el Equipo de Seguridad Nacional de Weifang y el personal del departamento de policía arrestaron ilegalmente a la Sra. Dai el 18 de abril de 2007 a las 19:00 horas cuando regresaba a una casa alquilada. Después la policía saqueó su hogar y le robaron una TV, un DVD, una computadora, libros de Falun Dafa y cerca de ocho mil yuanes en efectivo. Ese mismo día, la policía detuvo a su hija Wang Peng y a su hermano Da Zongqui.

Después de un mes de detención, los tres fueron llevados por los malvados de la Oficina 610 al campo de trabajos forzados Wangcun, donde la Sra. Dai fue detenida en la División Nº 3 del campo femenino, Wang Peng en la división femenina Nº 2 del campo femenino y Dai Zongqiu en el campo para los hombres.

Los familiares de la Sra. Dai trataron cinco veces de visitarlos durante los últimos seis meses pero el campo de trabajos forzados Wangcun, les negó el derecho a la visita. Los oficiales del campo encontraron diferentes razones para prohibir las visitas a los familiares. A finales de septiembre, las dos tías y un tío de la Sra. Dai (todos ellos de unos setenta años), viajaron 75 kilómetros bajo la lluvia para visitarla en el campo de trabajos. Los oficiales del campo se negaron a acceder su petición. Un guardia trató de encubrir la persecución que había sufrido la Sra. Dai, diciendo: “Dai Zongzhen no practica bien Falun Gong; su práctica no sanó sus enfermedades. Sus enfermedades reaparecieron. Ni siquiera puede ponerse de pie por sí misma”.

Después de escuchar esto su familia se preocupó aún más. Ellos conocían bien el estado de salud de la Sra. Dai antes de que comenzara su cultivación. Una vez un doctor le advirtió a la familia que el corazón de ella podía detenerse en cualquier momento.

La hermana de la Sra. Dai y varios familiares fueron al campo de trabajos el 9 de octubre para verla. Solicitaron su inmediata libertad por estar críticamente enferma, pero ni siquiera les permitieron verla. La familia solicitó hablar con el jefe del campo, pero esta petición les fue negada. Un ayudante político del jefe ordenó al personal de la oficina que echaran a los familiares afuera.

La familia se quedó muy preocupada y escribieron varias cartas a los oficiales del campo de trabajos forzados de Wangcun, a la Oficina 610 de Weifang y al departamento de policía, pidiéndoles que la Sra. Dai fuera puesta en libertad, pero nunca obtuvieron respuesta.

¡Apelamos urgentemente a todas las personas de buen corazón de todo el mundo para que ayuden y pongan atención para rescatar a la Sra. Dai Zongzhen y a todos los practicantes encarcelados! ¡Deseamos que el régimen comunista los libere inmediatamente!

Versión disponible en inglés: http://www.clearwisdom.net/emh/articles/2007/11/4/91090p.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.