Corea: La deportación pendiente de los practicantes de Falun Gong recibe una gran atención

El 1 y 8 de julio de 2009, bajo la presión del Partido Comunista Chino (PCCh) el gobierno coreano deportó a tres practicantes de Falun Gong. Dos practicantes más de Falun Gong en Corea se están enfrentando a la deportación también. La comunidad internacional se sentía desconcertada.

El Sr. Zhang, un turista de Taiwán, dijo que Falun Gong es una práctica espiritual y que el gobierno coreano no debería haber cedido a su interés
El Sr. Kim, un empresario, comento que el gobierno coreano debería rescatar a los practicantes de Falun Gong que habian sido deportados
El Sr. Park, que trabaja en el ámbito de las finanzas, dijo que el gobierno coreano esta equivocado por completo al deportar a los practicantes debido a la presión por el PCCh

El ámbito jurídico sostiene que, la deportación forzada es una violación de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Estatuto de los Refugiados, y la Convención contra la Tortura, así como la Ley de Inmigración coreana. El público en general también cree que el gobierno coreano no debería deportar a los practicantes de Falun Gong sobre la base de consideraciones humanitarias. Defensores de los derechos humanos consideraron chocante e incomprensible para un país democrático deportar a los refugiados de Falun Gong.

El renombrado abogado de derechos humanos y el receptor de la Orden de Canadá Sr. David Matas dice que es muy extraño. El PCCh deportó a la fuerza a los coreanos del norte, en violando la Convención de los refugiados. Corea deportó a la fuerza refugiados de Falun Gong violando la misma Convención. Era realmente difícil para el PCCh cumplir la convención, pero no debería ser difícil para un país democrático como Corea. Sería importante para el pueblo coreano oponerse a la deportación. El Sr. Kim Namjun, abogado de los derechos humanos de Corea dijo que Falun Gong debería recibir ayuda humanitaria, incluso sin asilo. Antes de la deportación, los funcionarios del gobierno coreano en pensaban inicialmente que la deportación no ocurriría, aunque el gobierno coreano se encontraba bajo la presión diplomática de la PCCh.

Los dos practicantes de Falun Gong se encuentran actualmente en proceso de deportación y bajo detención. Su solicitud de asilo había sido rechazada anteriormente. Uno de ellos es de origen étnico coreano y está en trámite de obtener la nacionalidad, pero no pudo volver a China para obtener la certificación relacionada con los trámites, debido a la persecución a Falun Gong. El incidente recibió la atención internacional. Se informó que el gobierno de los EE.UU. está manteniendo una discusión con el gobierno coreano.

Existían pruebas sobre la presión del PCCh detrás de la decisión de las dos anteriores deportaciones. Fuentes de noticias comentaron, que la decisión de las deportaciones secretas no era de los funcionarios del Departamento de Justicia, sino de más arriba, que recibió la presión de la PCCh.

El Sr. Zhang, un turista de Taiwán, dijo que Falun Gong es una práctica espiritual. La deportación de los practicantes de Falun Gong no debería haber ocurrido en un país democrático. El gobierno coreano no debería haber cedido a este interés. Ellos deberían haber protestado si estaban al lado de la verdad. Los derechos humanos y morales deben ser las prioridades.

El empresario Sr. Kim dijo: "Aprendí acerca de Falun Gong desde el periódico. Como un país democrático debemos protegerlos. Nuestro gobierno debería rescatar a los practicantes deportados de Falun Gong. Basado en el humanitarismo nuestro gobierno debe entenderlo. Lo que el gobierno hizo (la expulsión) no fue bueno. Todos los ciudadanos de nuestro país deberían trabajar juntos para corregir la democracia".

El Sr. Park, que trabaja en el ámbito de las finanzas, dijo: "No es justo en un país democrático deportar a solicitantes refugiados cuando se sabe que ellos serán perseguidos." No es correcto hacer esto por razones humanitarias. Aunque bajo la presión, el gobierno coreano no debería tener a los practicantes de Falun Gong deportados por razones humanitarias. Aunque China y Corea tienen relaciones económicas, es absolutamente erróneo deportar a la fuerza a estas personas bajo presión. No es justo para el PCCh perseguir a los practicantes de Falun Gong fuera de su propia necesidad política".

Las evidencias muestran que el PCCh ha interferido en la "solicitud de asilo y proceso de apelación de los 32 practicantes de Falun Gong". Durante la visita de Li Changchun, un miembro de lato rango del comité del Politburó del PCCh, señaló claramente que el gobierno coreano conduce a los practicantes de Falun Gong fuera de Corea. Poco después de su visita, el departamento de justicia comenzó a rechazar la solicitud de asilo de los practicantes de Falun Gong.

Here is the article in English language:
http://en.clearharmony.net/articles/a50038-article.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.