Pensamientos después de leer la decisión del tribunal español que acusa a los autores de la persecución

Hace poco, un juez español acusó a cinco funcionarios de rango superior del Partido Comunista Chino Jiang Zemin, Luo Gan, Bo Xilai, Jia Qinlin y Wu Guanzheng, por sus implicaciones en delitos de tortura y genocidio contra practicantes de Falun Gong. Los acusados tienen de cuatro a seis semanas para responder a los cargos, y podrían entonces enfrentarse a la extradición si viajan a un país que tenga tratado de extradición con España. El abogado de derechos humanos, Carlos Iglesias dijo sobre la decisión: "Cuando uno lleva a cabo delitos de genocidio o tortura, es un crimen contra la comunidad internacional como un todo y no solo contra los ciudadanos chinos". Esta decisión es una prueba clara de que la comunidad internacional cada vez más es capaz de ver los crímenes cometidos durante la persecución por lo que ellos son, y ya no quieren hacer la vista gorda con este tipo de delitos.

La cruel persecución perpetrada por Jian Zemin y su banda dura ya diez años. En los últimos diez años, 3.336 practicantes inocentes han muerto como consecuencia directa de la persecución, incluyendo muchos que fueron torturados hasta morir. Estos 3.336 son de hecho, solo casos confirmados que se han logrado denunciar fuera de China, superando el bloqueo informativo impuesto por el PCCh. El número real de muertes como resultado de la persecución, probablemente es mucho más alto. Hay muchísimos más casos de personas encarceladas, enviadas a campos de trabajos forzados, o detenidas en centros de lavado de cerebro, que no se pueden enumerar. Cuando los practicantes se niegan a comprometer sus creencias, son objetos de torturas y todo tipo de abusos mentales y físicos. Además, las víctimas no son solo los practicantes mismos sino también sus familiares.

Esta persecución fue instigada directamente por Jiang Zemin y su banda en el PCCh. Incluso, antes de que la persecución se hiciera pública a lo largo de toda la nación, el 20 de julio de 1999, Jian ya había establecido la famosa Oficina 610, el 10 de junio de 1999. Este enorme sistema diseñado para imponer la persecución se extendió al gobierno nacional y gobiernos locales, y se ha comparado con frecuencia, con la Gestapo Nazi por su crueldad y forma de actuar por encima de la ley.

Si miras en la página web de Clearwisdom, uno puede ver ejemplos de la brutal persecución que tiene lugar de forma cotidiana. Muchas de estas víctimas han sido arrestadas, detenidas, y obligadas a realizar trabajos forzados, y torturadas en múltiples ocasiones. El alcance y la gravedad de la persecución lleva a una cada vez mayor falta de dignidad hacia la civilización humana, algo que no puede tolerarse entre la gente de conciencia y justicia.

A pesar de tanto tiempo de persecución, los practicantes de Falun Gong se han adherido rápidamente a sus creencias y a pesar del tremendo peligro, continúan diciéndole a la gente los beneficios de Falun Gong. Entretanto, los practicantes de fuera de China también han extendido la bondad de "Verdad-Benevolencia-Tolerancia" a más de cien países y regiones. Como resultado, cada vez más gente ha entendido la verdad y ha elegido permanecer del lado de la justicia.

Jiang Zemin y su banda están continuamente intentando escapar de la justicia, por una parte, impidiendo que salga información fuera de China y esparciendo mentiras a través de los órganos propagandísticos, y por otra, tentando al mundo con beneficios económicos. Por el momento parece que son fuertes, pero la verdad y la creencia recta prevalecerán a la larga. La decisión del tribunal español es otra prueba firme del mundo viendo la persecución tal cual es y negándose a tolerarla más. Creemos que esto pasará cada vez en más países. Ahora mismo, cada vez más abogados están levantándose en China para defender a practicantes inocentes de Falun Gong en los tribunales. Creemos que en un futuro cercano, Jiang Zemin y su banda de criminales se enfrentarán a la justicia en China.

A parte de enfrentarse a la justicia en los tribunales de la sociedad del ser humano, Jiang Zemin y su grupo de criminales, también se van a enfrentar con seguridad a la justicia divina. Tal vez sean capaces de proliferar, pero esto no descarta la posibilidad de que los dioses estén utilizando esto como una oportunidad para que la gente elija sus posiciones futuras. Cuando la justicia divina llegue, Jiang y su banda serán, con toda seguridad, castigados severamente, así como aquellos que les siguen.

Esta decisión del tribunal español es un signo de lo que está por venir, y da un buen ejemplo al resto del mundo

Versión en inglés: http://www.clearwisdom.net/html/articles/2009/11/23/112557

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.