Australia: Los miembros del Parlamento de Nueva Gales del Sur (NSW) exprimen su apoyo a la acusación a los dirigentes chinos (fotos)

La Audiencia Nacional española recientemente acusó a cinco altos funcionarios del Partido Comunista chino (PCCh), incluidos el antiguo dirigente del Partido comunista Jiang Zemin, Luo Gan, Bo Xilai, Jia Qinglin y Wu Guanzheng, sobre las acusaciones de genocidio y de tortura a los practicantes de Falun Gong. En una entrevista reciente, dos miembros del Parlamento de Nueva de Gales del Sur, María Ficarra y Gordon Moyes, expresaron su apoyo al proceso judicial.

Sra. Marie Ficarra, MLC- Miembro del Parlamento NGS

Sra. Marie Ficarra, MLC- Miembro Del Parlamento NGS

Lo que me gustaría decir es que el mundo civilizado debería tomar esta situación con mucha seriedad, porque para una nación como China, el hecho de mantener en secreto sus acciones no es aceptable. Es positivo el juicio del tribunal de justicia español; los países civilizados tales como Australia, no pueden quedarse a un lado sin preguntarse por lo menos porqué no somos autorizados a entrar en los campos, en los hospitales y a observar de modo independiente e imparcial. Si China no tiene nada que esconder, entonces debería permitir las inspecciones de la ONU, la Cruz Roja, porque no es necesario reprimir la independencia de la gente.

Falun Gong es una creencia pacífica que puede sólo fortalecer la salud de la gente en China. Esto no va a derribar el gobierno y China se lanza a la delantera desde el punto de vista económico. Sin embargo, esta acusación, esta acusación terrible sobre los derechos humanos, no le otorgará jamás a China el respeto del mundo civilizado.

Además, es la responsabilidad de los legisladores de los países desarrollados, países civilizados como Australia de decir las cosas. Para el encuentro de hoy, hubieron miembros del Partido Laborista, miembros de los Verdes, miembros del Partido liberal y a todos nos preocupa que estas torturas terribles, la sustracción de órganos, los homicidios y el trabajo forzado en los campos y las prisiones sigan existiendo; esto es inaceptable en el mundo moderno de hoy. China debe abrirse a la votación, poner fin a estas prácticas y comportarse como una nación civilizada. Si quieren ser tratados con respecto por el resto del mundo, deben ganarse ese respeto.

El honorable reverendo D. Gordon Moyes, MLC, Parlement NGS. Gordon Moyes, MLC, Parlamento de NGS.

El honorable reverendo D. Gordon Moyes, MLC, Parlemento NSW. Gordon Moyes, MLC, Parlamento de NGS.

Sé lo que pasa con respecto a Falun Gong desde hace muchos años; en particular el envío de los practicantes, cristianos y otros a los campos de trabajo forzado y también el modo en el que sus derechos humanos han sido violados.

Y por supuesto, lo peor de todo esto es la sustracción de los órganos. Es muy importante que los Tribunales de Justicia en el mundo, como lo ha hecho la justicia española, declaren estas acciones como "ilegales". Somos un solo mundo y lo que no es bueno en un lugar jamás puede ser bueno en otro lugar. Si esto no es correcto, entonces esto no es correcto. La gente del mundo entero debería protestar contra toda forma de totalitarismo, encarcelamiento ilegal, homicidios y venta de órganos.

El problema con Australia es que, en un primer plano se encuentra el interés económico y no los derechos humanos. Es por ello que hubo una repugnancia, tal como se vio en el caso Stern Hu, hay una aversión del gobierno de actuar, porque tienen miedo que esto afecte la venta de nuestra bauxita y nuestro mineral de hierro en China.

Creemos firmemente en el buen comercio bilateral, queremos enviar nuestros productos a China, y queremos del mismo modo comprar los productos procedentes de China. Sin embargo, deberíamos colocar a los derechos humanos antes del equilibrio financiero de las empresas. También, si algo es fundamentalmente malo, deberíamos animar a nuestra justicia a protestar contra ello, y no estar únicamente preocupada por el comercio.

Pienso que los gobiernos deben tener la voluntad de expresarse cuando una situación no es correcta. Lo vimos hace algunos años en África del Sur. El gobierno australiano quiso protestar en contra del sistema del apartheid y deberíamos tener la voluntad de protestar contra lo que sucede en China, concerniente a la violación de los derechos humanos.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.