40 ONG firman conjuntamente una resolución exigiendo a las Naciones Unidas pedir a China que finalice con sus abusos a los Derechos Humanos


CONSIDERANDO que el encuentro anual de la Comisión de las Naciones Unidas sobre Derechos Humanos en Ginebra, Suiza, es el foro internacional más importante de discusión sobre asuntos de derechos humanos y para apoyar avances en los derechos humanos; y

CONSIDERANDO que la Comisión está consagrada a identificar problemas de derechos humanos y a iniciar acciones para su tratamiento, y que el éxito de la Comisión se mide por su habilidad para marcar una diferencia en las vidas de los individuos; y

CONSIDERANDO que los Estados aceptan la Declaración Universal de los Derechos Humanos como un hito que los obliga a implementar los derechos involucrados y a informar regularmente a los organismos internacionales instaurados para vigilar su cumplimiento; y

CONSIDERANDO que siendo la República Popular de China signataria de la Convención Internacional de Derechos Civiles y Políticos, no obstante, aún no ha demostrado su voluntad para atenerse a las normas internacionalmente aceptadas de libertad de credo, expresión y asociación, repeliéndolas o enmendando leyes y decretos que restringen esas libertades; y

CONSIDERANDO que, de acuerdo al Centro de Información de Falun Dafa, el Departamento de Estado de EE.UU., la Comisión sobre Libertad Religiosa Internacional de EE.UU. y las organizaciones internacionales de derechos humanos, China -bajo el liderazgo de Jiang Zemin-, continuó el año pasado cometiendo abusos a los derechos humanos bien documentados, en contra del pueblo chino, incluyendo la represión de grupos espirituales y/o políticos tales como los practicantes de Falun Gong, tibetanos, católicos, protestantes; detenciones injustas de líderes espirituales y disidentes políticos; condiciones crueles en prisiones y campos de trabajo; trabajo forzado en campos de trabajo; políticas de planeamiento familiar coercitivas; extracción de órganos de prisioneros; y privación de las libertades fundamentales de expresión, asamblea y periodismo; y

CONSIDERANDO que el ataque violento sobre Falun Gong, una práctica espiritual pacífica cuyos tres principios son la Verdad, Benevolencia y Tolerancia, es un claro ejemplo de gran injusticia; y que la persecución en marcha contra Falun Gong, así como otros abusos a los derechos humanos en China, violan la Convención Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y la propia Constitución de China; y

CONSIDERANDO que Falun Gong se originó en la República Popular de China pero ha crecido en popularidad alrededor del mundo y es ahora abrazada por más de 100 millones de personas en más de 50 países; y

CONSIDERANDO que la persecución contra Falun Gong apunta a remover de los corazones de las personas el deseo de vivir con los valores fundamentales y básicos de Verdad, Benevolencia y Tolerancia, siendo por lo tanto una persecución en contra de toda la humanidad, lo que estamos atestiguando hoy en China, es por ello la penalización de la inocencia; y

CONSIDERANDO que la persecución contra Falun Gong desestabiliza y desmoraliza a la República Popular de China, y hace más difícil para China detener las persecuciones en contra de otros grupos espirituales y disidentes; y

CONSIDERANDO que el régimen de Jiang Zemin ha establecido las notorias oficinas gubernamentales “610” a través de la República Popular de China con la especial tarea de velar por la persecución de los practicantes de Falun Gong a través de lavados de cerebro, hostigamiento, vigilancia, discriminación laboral, multas exorbitantes, privación de la educación, detenciones prolongadas, internación en hospitales psiquiátricos, trabajos forzados, torturas, asesinatos; y

CONSIDERANDO que con objeto de perseguir a los practicantes de Falun Gong, oficiales chinos de varios niveles han sido ordenados por las oficinas “610” para “destruir su reputación, arruinarlos financieramente y destruirlos físicamente, y que “ninguna medida es demasiado excesiva”; y

CONSIDERANDO que el régimen de Jiang Zemin ha movilizado a los medios estatales para difamar e instigar al odio contra Falun Gong en China inundando la prensa y las ondas con mentiras y difamaciones; y para evitar que el pueblo chino y la gente de afuera conozca la verdad acerca de Falun Gong y la supresión, el régimen de Jiang ha dado pasos para detener el acceso a Internet e interferir o bloquear las líneas telefónicas; y los periodistas extranjeros en China cubriendo el asunto de Falun Gong y la persecución han sido acosados y hasta amenazados, y las personas que informan de los hechos al resto del mundo han sido severamente reprimidas; y

CONSIDERANDO que el número de muertes bajo tortura que se conocen asciende a 901; y las medidas oficiales han sido las de ocultar todas las atrocidades; tal como por la inmediata incineración de las víctimas, la interrupción de las autopsias; la clasificación falsa de muertes como suicidios o ataque al corazón; la intimidación a los familiares de las víctimas; y

CONSIDERANDO que las mujeres en especial han sido el blanco de numerosas formas de violencia sexual, incluyendo violación por pandillas, ataques sexuales y abortos forzados tardíos, como por ejemplo, el de la Srta. Xingyan Wei, practicante de Falun Gong y estudiante graduada de la Universidad de Chongqing, quien se informó fue violada abiertamente el 13 de marzo de 2003 por un policía del centro de detención Baihelin en el distrito Shapingba de la ciudad de Chongqing; y

CONSIDERANDO que la obsesión de Jiang por erradicar Falun Gong no está limitada a China; y

CONSIDERANDO que el Dr. Charles Lee, un ciudadano estadounidense, fue arrestado tan pronto como arribó a China el 22 de enero de 2003 y empujado el 21 de marzo de 2003 a través de un juicio show de un día y sentenciado a tres años de prisión por no más crimen que su intención de exponer la violación de los derechos humanos de los practicantes de Falun Gong que el partido comunista chino ha tratado de ocultar; y

CONSIDERANDO que el Dr. Lee ha estado desde entonces ilegalmente detenido, aislado del mundo externo, golpeado y maltratado físicamente, privado del sueño y días esposado durante un tiempo, forzado a pasar diariamente por sesiones de lavado de cerebro, alimentación forzosa y obligado a realizar duros trabajos, tan sólo con el objeto de romper su voluntad, destruir su espíritu y eventualmente hacer que abandone su creencia en Falun Gong; y

CONSIDERANDO que los oficiales consulares chinos han presionado a los oficiales locales electos de EE.UU. para que rehusaran o retiraran su apoyo a Falun Gong; y

CONSIDERANDO que en los últimos 4 años los organismos diplomáticos de China han estado activamente envueltos en la confección de listas negras, acoso y persecución a los practicantes de Falun Gong en el extranjero; y ejercitando presión diplomática y financiera a las naciones extranjeras, tales como Islandia, Alemania, Tailandia y Francia para impedir que los practicantes de Falun Gong sostuviesen sus apelaciones pacíficas públicamente; y

CONSIDERANDO que los actos del régimen de Jiang han arriesgado la seguridad nacional de estos países y puesto en peligro los principios de libertad, justicia y democracia abrigados en Occidente; y

CONSIDERANDO que el régimen de Jiang ha arrestado ilegalmente, interrogado y detenido a practicantes de Falun Gong de distintas nacionalidades, y que aquéllos que practican Falun Gong en el exterior no pueden viajar libremente, hacer negocios o visitar a sus parientes en China sin la preocupación de que serán arrestados y/o torturados; y

CONSIDERANDO que los esfuerzos por bloquear la información por parte del régimen de Jiang se han extendido a Norteamérica, donde las páginas web (incluyendo por ejemplo, el portal del Instituto de Tecnología de California) han sido “hackeadas” y hasta bloqueadas por programadores chinos del Ministerio de Seguridad Pública de China; y

CONSIDERANDO que el régimen de Jiang ha logrado controlar muchos medios extranjeros en idioma chino en orden a incitar al odio contra Falun Gong; y gente con lazos cercanos a los consulados chinos han hostigado y atacado a practicantes de Falun Gong en ciudades tales como Chicago, Nueva York y San Francisco; y los diplomáticos de alto nivel de China se han unido abiertamente detrás de los asaltantes que atacaron a los practicantes de Falun Gong el 23 de junio de 2003 afuera de un restaurante chino en la ciudad de Nueva York; y

CONSIDERANDO que los organismos diplomáticos chinos han forzado a corporaciones y organizaciones del extranjero a comprometer sus valores éticos haciéndolos discriminar a los practicantes de Falun Gong en sus actividades regulares de negocios, por ejemplo, el caso de los hoteles en Houston que cancelaron las reservas de habitaciones de los practicantes de Falun Gong, periódicos en idioma chino que rompieron los contratos de anuncios de Falun Gong, escuelas que expulsaron maestros que practicaban Falun Gong, organizadores de eventos que impidieron la participación de Falun Gong; y

CONSIDERANDO que el régimen de Jiang ha forzado a corporaciones multinacionales tales como Volkswagen a volverse cómplices en la persecución a los practicantes de Falun Gong, al obligar que sus empleados en China abandonaran la práctica o firmaran documentos en contra de Falun Gong; y

CONSIDERANDO que los policías y el personal de seguridad en China que han asesinado a practicantes de Falun Gong, siguiendo el mandato de la jefatura, son encomendados y animados a continuar asesinando y torturando;

CONSIDERANDO que el régimen de Jiang también ha procurado obstruir el debido proceso legal para traer justicia a sus cohortes en EE.UU. y en otras partes alrededor del mundo entero; y

CONSIDERANDO que nosotros, ciudadanos del mundo en el siglo XXI, abrazamos los derechos humanos y la libertad de creencia, la libertad de conciencia, la libertad para vivir sin temor y la libertad para buscar la bondad; y

EN CONSECUENCIA, SE RESUELVE según el sentir de los abajo firmantes que:


  • El Gobierno de Estados Unidos debería continuar en su tradición de tomar la iniciativa en proponer una resolución sobre China que subraye la persecución de Falun Gong y otros abusos a los derechos humanos y se anticipe en organizar un apoyo multilateral para obtener el trámite de la Comisión en una resolución tal;
  • Ante la Sexagésima Sesión de la Comisión de los Derechos Humanos en Ginebra, Suiza, debería introducirse una resolución sobre China que llame a la República Popular de China a finalizar con sus violaciones de los derechos humanos y satisfaga los estándares internacionales reconocidos en derechos humanos;
  • Todos los países con representantes en la Sexagésima Sesión de la Comisión de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas deberían apoyar la tramitación de dicha resolución;
  • Los funcionarios de EE.UU. y otros gobiernos deberían continuar hablando claro en todos los foros internacionales y en todas partes en contra de la represión a la libertad de creencia, libertad de expresión y libertad de asamblea en China;
  • La Comisión debería enviar expertos, representantes y periodistas para vigilar la situación de los derechos humanos en China.

SE RESUELVE ASIMISMO QUE la Comisión debería exigir a la República Popular de China que detenga inmediatamente la represión de grupos espirituales y políticos incluyendo, y no sólo limitándose, a los practicantes de Falun Gong, tibetanos, católicos, protestantes; liberen inmediatamente de su detención a los practicantes de Falun Gong y a todos los demás prisioneros de conciencia y disidentes políticos; detengan el trabajo esclavo en los campos de trabajo; prohíban la extracción de órganos de los prisioneros; anulen las políticas coercitivas de planificación familiar; y aténganse a los estándares internacionales aceptados para implementar las libertades de creencia, expresión, asociación y prensa.

Firmado por:

Global Mission to Rescue Persecuted Falun Gong Practitioners http://www.globalrescue.net/
Global Coalition to Bring Jiang to Justice http://www.grandtrial.org/
China Support Network (USA) http://www.chinasupport.net/
Global Coalition against Article 23 Legislation http://www.againstarticle23.org/en/
Friends of Charles Lee (USA) rescuecharles.org/en
World Organization to Investigate Persecution of Falun Gong http://www.upholdjustice.org/
China e-Lobby (USA) http://www.clearharmony.net/articles/200403/"http://www.geoctities.com/china_e_lobby"
Global Information Freedom (USA)
Safeguarding Rights of Women and Children Association (USA)
Mothers and Grandmothers for a Safe China and a Safe Canada (Canada)
Fa Wang Hui Hui (USA) http://www.fawanghuihui.org/
China Forum (USA)
China's Human Rights and Press Freedom League
Chinese Labor Party (Australia)
China Affairs (USA) http://www.chinaaffairs.org/
Lao Gai Foundation (USA) http://www.laogai.org/
Heavenly River Writing House (Australia)
Free China Movement (USA) http://www.freechina.net/
Free China Forum (USA) http://www.clearharmony.net/articles/200403/"http://www.freechina.net/fcf"
China Democracy Party Joint Head quarters (USA) www.freechina.net/cdp
Party for Freedom and Democracy in China (USA) www.freechina.net/pfdc
International Association of Chinese Workers (USA)
China Labor Party (USA) www.freechina.net/cwp
Leiter der Foederation fuer ein Demokratisches China in Rheinland (Alemania)
Campaign to Free Dr. Wang Bingzhang wangbingzhang.us/main/index_en.htm
Chinese VIP Reference http://www.bignews.org/
Campaign For Abolishment Of Laojiao Concentration Camp http://www.laojiao.org/
Broad Alliance for Rescuing Dr. WANG Bingzhang www.geocities.com/drwangbingzhang
Chinese Alliance for Democracy (USA)
China Peace (USA)
International Institute of Future Science and Culture http://www.iifsc.org/
The Press of Overseas Chinese Students (USA) http://www.love-china.org/
Boston New Life and Culture Center (USA)
The Overseas Chinese Democracy Coalition (Australia)
Friends of Falun Gong (USA) http://www.fofg.org/


* * *

Here is the article in English language:
http://en.clearharmony.net/articles/a18430-article.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.