Naciones Unidas: Una practicante de Dafa testimonia en el UNHRC sobre la violencia perpetrada contra las mujeres

La Sra. Yoko Kaneko, una practicante de Falun Gong japonesa que ha estado encarcelada durante un año y medio en un campo de trabajos forzados chino, hizo un informe sobre la tortura brutal y el lavado de cerebro que sufrió en el foro de la Comisión de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Ella apeló por el fin inmediato de la persecución de Falun Gong.

En un comunicado de prensa publicado el 6 de abril por las Naciones Unidas, el UNHRC propone una conclusión en respuesta a las discusiones llevadas respecto a la violencia perpetrada sobre mujeres, y estudiará la cuestión de derechos de los niños. En el comunicado de prensa, la Sra. Kaneko, miembro de la Asociación de los Ciudadanos del Mundo, dijo que había estado arrestada y encarcelada en China durante 548 días por el grupo de Jiang, porque es una practicante de Falun Gong; durante este período fue trasladada por diferentes comisarías de policías a centros de detención, hospitales y campos de trabajos forzados. Sufrió diversos tipos de abuso, como de haber sido esposada de un modo extremadamente apretado, provocando una hemorragia en sus puños y la alimentación forzada, insertandole un tubo en el esófago.

Más tarde fue condenada a un campo de trabajos forzados y de "reeducación" (lavado de cerebro) durante un año y medio. En el campo de trabajos forzados fue privada de sueño y debió sufrir la tortura mental del lavado de cerebro. Bajo estas torturas físicas y mentales prácticamente perdió la vista y comenzó a tener un problema en el corazón. A pesar de todo, las torturas que sufrió comparadas con las sufridas por otros practicantes de Falun Gong eran más ligeras, porque todo el mundo sabía que estaba casada con un japonés. Cada practicante de Falun Gong incurre en el riesgo constante de ser torturado a muerte.

La Sra. Yoko Kaneko dijo en el UNHRC que había sido verificado que 938 practicantes de Falun Gong han sido perseguidos a muerte. También dijo que más de cien mil practicantes de Falun Gong estaban encarcelados o encerrados en campos de trabajos forzados, varios miles de practicantes se encuentran en hospitales psiquiátricos e innumerables practicantes han sido enviados a centros de lavado de cerebro. ¿No deberíamos poner fin inmediatamente a esta persecución que está causando este terrible desastre?


* * *

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.