Milán (Italia): El mundo empresarial impresionado al conocer sobre el crimen de sustracción de órganos del régimen chino

El 19 de junio de 2013, los practicantes italianos de Falun Gong fueron a la famosa galería Vittorio Emanuele II de Milán para exponer los crímenes infames del régimen comunista chino de sustracción de órganos a practicantes vivos de Falun Gong en China. La galería está conectada a la catedral de Milán y a La Scala Opera House, que son dos de los monumentos nacionales más famosos de la ciudad, donde las celebridades se reúnen a menudo.

Los practicantes distribuyeron la información a abogados y empresarios que participaron en la conferencia del evento. Los practicantes fueron invitados a participar por el organizador del evento al "Forum Nazionale dei mediatori e degli Organismi di Mediazione".

Presentaron un vídeo que detallaba cómo a través de una investigación independiente realizada por David Matas, abogado canadiense de renombre y David Kilgour, ex Secretario de Estado canadiense para la región Asia-Pacífico, fue posible de encontrar la evidencia de que muchos hospitales controlados por el gobierno chino (incluyendo aquellos del cuerpo de policía y del ejército) habían participado al asesinato de practicantes detenidos de Falun Gong para la sustracción de sus órganos.

La audiencia se conmocionó al conocer los crímenes atroces del régimen contra la humanidad. Se pudo ver algunos miembros de la audiencia bajando sus cabezas, juntando sus manos frente al pecho y rezar.

Al terminarse el vídeo, el organizador anunció un premio para David Matas en reconocimiento a su incansable esfuerzo realizado en la investigación y en crear conciencia mundial sobre la sustracción de órganos de personas vivas en China. Como el Sr. Matas no estuvo presente, un practicante de Falun Gong aceptó el premio en su nombre.

La practicante de Falun Gong Sra. Lin, contó sobre el maltrato que sufrió tanto en la cárcel como en un centro de detención en China. En el año 2000, fue condenada ilegalmente a cuatro años de prisión, la encarcelaron en una prisión de Shanghai donde fue torturada inhumanamente.

La Sra. Lin fue electrocutada con porras eléctricas, le impidieron dormir y estuvo sometida a lavados de cerebro. Ella y otros practicantes de Falun Gong fueron trasladados a un centro médico para hacerle un análisis de sangre y del funcionamiento de los órganos. Más tarde se enteró, que esto se hacía para que la información del tipo de sangre y de los órganos pudieran ser registrados en una base de datos, lo cual sería utilizado para facilitar el trasplante de órganos bajo demanda.

Muchas personas derramaron lágrimas al escuchar la historia de la Sra. Lin. Cuando el anfitrión de la conferencia se acercó y le estrechó la mano, el público espontáneamente se puso de pie y dio un caluroso aplauso a todos los practicantes de Falun Gong. Posteriormente, algunas personas se acercaron para estrechar la mano de los practicantes y otras incluso les abrazaron para expresar su apoyo.

Saliendo de la sala de conferencias, una señora detuvo a los practicantes para decirles: "No pude parar de llorar cuando me enteré de esta brutal persecución. Me gustaría invitarlos a mi escuela para que compartan su historia con los niños y que ellos tomen conciencia de las atrocidades cometidas por el régimen comunista chino en la persecución a Falun Gong".

Un hombre de negocios de edad avanzada preguntó sobre el trabajo esclavo en China. Un practicante de Falun Gong le dijo: "En las cárceles y centros de detención administrados por el régimen, los prisioneros son obligados a hacer todo tipo de productos para la exportación, tales como ropa, juguetes, regalos, etc". El caballero dijo: "Ahora entiendo por qué los precios de algunos productos chinos son tan bajos". Él tomó nota de los datos para contactar más tarde a los practicantes y solicitar más información acerca de Falun Gong.

Versión en chino disponible en: http://www.minghui.org/mh/articles/2013/6/23/中共罪行震惊米兰-275737.html

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2013/7/1/140783.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.