Alcohólico se recupera después de practicar Falun Gong

El 25 Festival Internacional Dragon Boat Race, se celebró del 22 al 23 de junio en el Centro Island de Toronto y convocó a cerca de 100.000 participantes y espectadores. Los practicantes de Falun Gong participaron en el festival anual para que la gente conozca la práctica y la persecución en China.

Entre los practicantes se encontraba Daniel Friesen de 54 años.

Cuando se le preguntó qué le había parecido el practicar Falun Gong, respondió: "para mí, la cultivación significa que cada día es un nuevo día".

Alcohólico desde los 16 años, Daniel perdió el control en el 2007 y su esposa lo echo de su casa. Después de que comenzó a practicar Falun Gong en 2011, se recuperó de su adicción y mejoró su vida. Su esposa le acogió en su hogar y también fue capaz se reestablecer la relación con sus padres.

En palabras de Daniel: "Falun Gong me dio una nueva oportunidad en la vida y quiero compartir mi historia con más gente".

La adicción al alcohol de Daniel acabó con su matrimonio
Daniel y su esposa se reunieron en Vancouver y se juntaron gracias a interés en espiritual en común. Luego se mudaron a Toronto en 1986 y Daniel hizo todo el diseño interior y la renovación de su recién adquirida casa. Los primeros 26 años de su matrimonio estuvieron llenos de felicidad, pero también fueron testigos de una gradual degeneración de Daniel. Finalmente bebió más y más y a menudo perdía su temperamento, insultando y gritando a su esposa todo el tiempo.

El dijo, "Mi esposa es elegante, educada y ella no podía soportarlo más. Ella consideró que no había forma de salvar nuestro matrimonio y en el 2007 me dijo que hiciera las maletas y me fuera. Estuvimos separados por un período de cuatro años".

Dijo que sin su esposa, sentía como si su vida se hubiera acabado.

La Gran Época lo guió hasta Falun Gong
Daniel ha encontrado un nuevo lugar para vivir cerca de su familia después de la ruptura con su esposa. Cada día iba a un parque cercano para caminar y beber.

Unos pocos años pasaron y Daniel pensó: "Esta no debe ser la manera de vivir mi vida, ni debe ser el camino final para mi vida. Tengo que levantarme y hacer lo que debo que hacer".

Por el destino, Daniel recibió una copia de La Gran Época en Inglés en la intersección de Yonge y College en el año 2010. Las noticias y reportajes sobre China le llamaron la atención y le gustaba el papel.

A los pocos días Daniel paseando en el Barrio Chino vio a Falun Gong. Un practicante le dio un DVD de los "Nueve Comentarios sobre el partido comunista chino" en Inglés. El vídeo fue casi de siete horas de duración, pero Daniel vio todo en una sola sesión. Le resultaba increíble y quería conocer más sobre Falun Gong.

Daniel buscó la Librería Tianti y allí le dieron el número de teléfono de un practicante de habla inglesa. Le dijo que había un sitio de práctica de ejercicios en grupo a cien metros de la casa de su familia. Él fue, aprendió los ejercicios y ahora los hace cada mañana con otros practicantes. No mucho después, compró una copia de Zhuan Falun.

Zhuan Falun dió sentido a la vida de Daniel
"Había leído muchos libros sobre cultivación y habilidades sobrenaturales en el pasado, pero ninguno de ellos parecía muy claro. Leer Zhuan Falun fue como si alguien enciende las luces. '¡Wow, esto es lo que buscaba! ¡Encontré las respuestas!'".

Era abril de 2011 cuando Daniel comenzó a practicar Falun Gong de verdad.

Daniel dijo: "a pesar de que el mundo occidental también hace hincapié en la autoayuda, la reflexión y la meditación, el estilo de vida es una locura. Compramos un montón de cosas, sólo para tirar todo por la borda. Nunca contemplamos con seriedad el sentido de la vida: '¿Quién soy yo? ¿Hacia donde voy?', todo lo que pensamos es lo que queremos comprar hoy o cómo conseguir fama. Falun Gong me permitió comprender el significado de la vida".

"También me volví más calmado. En el pasado, tenía un montón de pensamientos negativos y era muy fácil para mí estar enojado. Usualmente me imaginaba posibles conflictos e inventaba argumentos todo el tiempo. Ahora estoy en condiciones de calmarme y escuchar a otras personas. Mi deseo de beber y fumar desapareció completamente".

Daniel admitió que no era capaz de dejar de beber cuando empezó a leer Zhuan Falun. Sin embargo, vio una mejora significativa y sólo bebía una vez cada dos semanas. "Desde que leí Zhuan Falun supe que no debería beber en absoluto y poco a poco lo he dejado por completo. He cambiado muchísimo y muchos lo han notado. Aquellos que se alejaban de mí ahora han regresado. Me di cuenta de que había reconstruido completamente mi destrozada vida".

Esposo y esposa se reunen
Después de cuatro meses de cultivación, la esposa de Daniel se dio cuenta de cómo había cambiado y lo invitó a su casa. Daniel dijo, "ella sentía que los cambios en mí eran verdaderamente milagrosos. Hemos reconstruido nuestra relación".

"En el pasado era mi esposa, quien siempre fue capaz de buscar dentro suyo cuando surgían los problemas y conflictos, pero nunca pude hacerlo yo. Ahora soy un persona muy diferente. He leído Zhuan Falun y práctico los ejercicios todos los días. Puedo sentir que mi xinxing está mejorando cada día".

Reparando la relación con sus parientes lejanos
Nacido en Winnipeg, una ciudad en el oeste canadiense, Daniel tuvo una infancia infeliz. Su padre era un maestro de escuela y le enseñó cuando estaba en primero y segundo grados.

Cada vez que Daniel hacía algo mal en la escuela, su padre lo golpeaba delante de toda la clase. En casa, el anciano Friesen volvía a golpear a su hijo porque haberse sentido humillado al tener que castigarlo en la escuela.

Daniel recordó lo que era en el pasado: "He vivido con mi padre 15 años, pero nunca nos miramos a los ojos. No podía aceptar mi manera de pensar y he luchado con él todo el tiempo".
Sin embargo, después de comenzar a practicar Falun Gong, Daniel se dio cuenta que era una cuestión de yeli entre él y sus padres.

Regresó a Winnipeg para visitar a sus padres, a quienes no había visto por mucho tiempo. El les dijo que les perdonaba y que practicar Falun Gong lo cambió. Les mostró los ejercicios y explicó cuál era la práctica. Ahora él y sus padres son amigos.

Daniel todavía se sorprende de lo afortunado que es, ha encontrado su "camino a casa" a la edad de 52 años.

En sus propias palabras: "con cada día que pasa, ahora, me siento cada vez más joven. Cultivar significa que cada día es un nuevo día".

Versión en chino disponible en: http://www.minghui.org/mh/articles/2013/6/27/酗酒者修炼法轮功换新生-275924.html

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2013/7/3/140800.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.