Wang Zhaojun: la belleza de la paz

Promovió la paz entre el Imperio Han y los xiongnu y creó lazos culturales entre ambos

Wang Zhaojun, la belleza de la paz

Wang Zhaojun fue una de "las cuatro beldades" de la antigua China. Nació en una familia muy educada en la época del Imperio Han de Occidente y cuando se hizo mujer fue elegida Dama del Palacio.

De acuerdo a la ley de entonces, el emperador se basaba en los retratos de las damas de palacio para escoger a sus concubinas. Pero el retratista real, Mao, solía hacer bellos retratos de esas damas que lo sobornaban. Zhaojun se negó a hacerlo y fue pintada como una chica menos atractiva. Como muchas otras, permaneció en el Palacio como un pájaro enjaulado y no tuvo oportunidad de encontrarse con el emperador Yuan.

En el año 33 a. C., el gobernante de los xiongnu visitó Changan y pidió afirmar la alianza a través del matrimonio real. Reacio a honrar al rey con su única princesa, el emperador Yuan decidió elegir una dama de Palacio. Dio órdenes para el harén: "Quien quisiera ir voluntariamente a las regiones de los Xiongnu, será tratada como princesa". Como Xiongnu estaba disfrutando de una cultura nómada en el norte hasta ahora "desconocida", nadie quería esta oferta, excepto Zhaojun.

El emperador Yuan la casó con el jefe de los Xiongnu y fue después del arreglo de la boda que vio a Zhaojun por primera vez. El emperador descubrió con asombro que Zhaojun tenía una belleza impresionante, elegancia e inteligencia. Sin embargo, ya era demasiado tarde para conservarla. Con enorme pesar, tuvo que dejarla ir con el gobernante de los Xiongnu.

Al regresar a su palacio, el emperador Yuan estudió nuevamente el retrato de Zhaojun y lleno de ira hizo ejecutar al pintor.

La leyenda dice que, cuando Zhaojun abandonó la frontera con China por el norte, sabiendo que dejaría a su ciudad natal para bien, interpretó una canción triste llamada "cruzando la frontera". Cuando los cisnes salvajes que sobrevolaban el lugar escucharon la canción, se pusieron tan tristes que no agitaron sus alas y cayeron al suelo.

Zhaojun dejó su ciudad natal y residió en territorio de los xiongnu el resto de su vida, donde convenció a los gobernantes mantener la paz con el Imperio Han. Además, introdujo la cultura China a Xiongnu.

Después de la muerte del gobernante de Xiongnu, decidieron seguir la costumbre xiongnu de casarse con el hijo de la ex esposa del gobernante. Esto estaba en contradicción con la moral de las chinos Han, pero ella lo hizo para mantener la paz y la amistad entre los dos países, que se prolongó durante más de 50 años. Después de su muerte le construyeron un monumento conmemorativo que fue bien cuidado por las generaciones de chinos Han y Xiongnu.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.